Actualizado: 03/12/2021 11:36
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

Ecuador

¿Hasta 2017?

Rafael Correa consigue una nueva Constitución, hecha a su medida, que le permitirá reelegirse y 'refundar' el país.

Comentarios Enviar Imprimir

Con el 98,87% de los votos escrutados, el presidente ecuatoriano Rafael Correa ha conseguido una amplia victoria en el referendo que dio el sí a la nueva Constitución Política del Estado.

Progresista en la mayor parte del texto, la Carta Magna sufrió un cambio fundamental al reservar al mandatario la posibilidad de mantenerse en la presidencia hasta 2017. A la sombra del artículo 114, Correa consiguió lo que ha sido una constante en su ambición, aunque trate de escamotearla en la parquedad de sus declaraciones al respecto.

El deseo de alargar su estadía en el Palacio Carondelet es parecido al de sus amigos Evo Morales y Hugo Chávez. Este último, como se sabe, perdió el referendo de diciembre pasado y así se esfumó, al menos moral y legalmente, su posibilidad de eternizarse en el poder.

Como parte del intrincado proceso que se anuncia para la regularización del Estado, se convocará a nuevas elecciones legislativas y presidenciales, donde el economista podrá volver a ser candidato y aspirar a la reelección cuatro años después. Como ñapa, se desestimarán los más de dos años de mandato con que contará cuando se efectúe el primero de dichos comicios.

Aferrarse al poder parece un contagio entre los pontífices del "socialismo del siglo XXI": Chávez, Correa y Morales. Este socialismo, por cierto, es algo que nadie conoce a derechas y a cuyo teórico, el profesor alemán Heinz Dieterich, hasta La Habana, paradójicamente, le puso "serias objeciones" durante un encuentro académico.

Críticas a Correa

Una de las críticas más reiteradas contra este izquierdista cristiano tiene que ver con lo que el comentarista ecuatoriano Benjamín González llama "represalias o insultos del mandatario contra quienes opinan diferente o se oponen a sus consignas de un socialismo del siglo XXI".

Diego Ordóñez, director del partido Unión Demócrata Cristiana, enfatizó por su parte que durante la campaña Correa "cargó su discurso con amenazas". El político opositor advirtió además sobre "posibles persecuciones a dirigentes y sectores que no comulgan con las acciones del régimen".

Como buen populista, Correa desprecia a la prensa y amén de querellarse judicialmente con ella, ha calificado a los medios ecuatorianos de "corruptos", "mentirosos" y "mediocres".

Cualquiera tiene derecho a pensar que, como en muchos países, se exagera cuando de las actitudes de un presidente se trata. Pero Correa es capaz de interponer sus odiosidades, como se le bautizó su agresividad, hasta en los momentos menos propicios.

Mientras celebraba en el discurso el pase a la nueva Constitución, el presidente hizo un correcto llamado a la unidad, y agregó: "Les extendemos la mano (a los opositores), que reconozcan su derrota y avancemos juntos". Pero de inmediato, en vez de la generosidad del vencedor, encajó: "Es una paliza que les hemos dado, nadie va a ser tan 'caretuco' para negar esa paliza".

Este es el presidente que probablemente elijan los ecuatorianos hasta 2017.

La nueva Carta Magna

Como sucede con sus semejantes de Venezuela y Bolivia, la vigésima Constitución ecuatoriana refuerza el rol del Estado en la economía, propone un cambio radical en las instituciones, que dependerán más del ejecutivo, reserva al Estado el manejo de los recursos naturales y despliega "mecanismos de participación directa".

En determinadas circunstancias de aumento de la vigilancia y el castigo —para recordar a Michel Foucault—, la participación directa suele convertirse en parafernalia estéril, cuando no en genuflexión o prohibida herejía.

Además de cambiar el modelo de libre mercado por uno "social" y "solidario", la Carta Magna prohíbe la instalación de bases extranjeras y entrega derecho de voto a los militares.

Como con la flamante Ley Suprema ecuatoriana no es el Banco Central, sino el ejecutivo, el que decide la política monetaria, expertos entienden que Correa, a quien no le gusta la "dolarización" de la economía, pudiera ir contra esta realidad y crear problemas financieros inexistentes. No dejó de llamar la atención, sin embargo, que el jefe de Carondelet sostuviera que la dolarización se mantendrá.

Un punto de interés en la jornada electoral se dio sin duda en Guayaquil, la más populosa y rica de las urbes ecuatorianas. Aquí el "no" le sacó un punto de ventaja al "sí", cuando quedaba un puñado de boletas en las urnas. Esto no alcanza para convertirse en la Santa Cruz de Ecuador, manifestó un analista recordando la crisis en Bolivia.

El alcalde de esta bella ciudad, Jaime Nebot, dijo que mientras él tenga esa responsabilidad, "Guayaquil se quedará como está".

En vez de definir e iluminar un tramo del futuro inmediato, la victoria de Correa ha servido para entoldar de oscuros presagios ese futuro. En el seno de la oposición prevalece el criterio de que el ejecutivo cerrará el diálogo y gobernará a partir de su visión parcializada y despectiva contra una minoría de más de dos millones de ecuatorianos.

Algunos asuntos recogidos en la nueva Constitución de Ecuador

-- Reelección presidencial por una sola vez con períodos presidenciales de cuatro años.

-- El presidente puede disolver el Congreso por una sola vez y el Congreso puede destituir al mandatario por una ocasión. En ambos casos inmediatamente se convocarán a nuevas elecciones generales.

-- Las políticas monetaria, crediticia, cambiaria y financiera las dictará la función ejecutiva y no el Banco Central que actualmente es un organismo autónomo.

-- Cambios de nombres: el Congreso se llamará Asamblea Nacional. El Tribunal Constitucional pasa a ser Corte Constitucional y se convierte en el máximo órgano para dirimir en última instancia aspectos constitucionales y judiciales.

-- Reconoce la familia "en sus diversos tipos". Si bien el matrimonio está contemplado como la unión entre hombre y mujer, se establece que la "unión estable y monogámica entre dos personas libres de vínculo matrimonial" generará los mismos derechos y obligaciones que las familias constituidas mediante matrimonio.

-- La adopción sólo corresponderá a parejas de distinto sexo.

-- Se garantiza y reconoce la vida "desde la concepción" pero también "el derecho a tomar decisiones libres, responsables e informadas sobre su salud y vida reproductiva y a decidir cuándo y cuántos hijos tener. El tema ha generado acusaciones de sectores conservadores de que deja abierto el camino al aborto.

-- La naturaleza o Pachamama (en quichua) tiene derecho a respetar su existencia, el mantenimiento y regeneración de sus ciclos vitales y a la restauración integral.

-- Entre las responsabilidades de los ciudadanos se plantea un código ancestral de conducta de los indígenas, en quichua: "Ama killa, ama llulla, ama shwa", que significa "no ser ocioso, no mentir y no robar".

-- Aunque la constitución en varios pasajes cita frases o palabras en quichua, ese idioma no fue aceptado como lengua oficial del país.

-- El sistema económico es "social y solidario". Se eliminó la palabra "mercado" respecto a la norma anterior que establecía que el sistema es "de economía social de mercado".

-- El servicio militar, que antes era obligatorio, ahora es voluntario.

-- Se prohíbe el establecimiento de bases militares extranjeras, instalaciones extranjeras con propósitos militares y la entrega de bases militares nacionales a fuerzas armadas o de seguridad extranjeras.

-- La propiedad debe cumplir una "función social y ambiental".
Fuente: AP


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.