Actualizado: 26/11/2021 14:39
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

Conflicto hondureño

Incoherencias

La OEA, Óscar Arias y la defensa de la democracia, según las coyunturas.

Comentarios Enviar Imprimir

Óscar Arias, presidente de Costa Rica, durante las negociaciones entre las comisiones de Manuel Zelaya y Roberto Micheletti. (AFP)

Óscar Arias, presidente de Costa Rica, durante las negociaciones entre las comisiones de Manuel Zelaya y Roberto Micheletti. (AFP)


.

Quizá lo más notable de todo lo que sucede, en torno al proceso que vive Honduras, son las contradicciones de quienes protagonizan, opinan o tratan de influir o influyen directamente en la crisis.

En Cuba, por ejemplo, el diario Granma sataniza al nuevo régimen. Citando fuentes aliadas, como el Frente Nacional contra el Golpe de Estado, el órgano del Partido Comunista afirma que los presos suman 1.500, con cuatro asesinatos, y sostiene que la persecución de toda índole tipifica la situación hondureña.

Agrega Granma que existen "pruebas de los atentados a la libertad de expresión sufridos por 14 medios de comunicación, igual número de periodistas y cuatro organizaciones sociales".

En una opinión bastante diferente, el secretario general de la OEA, el socialista chileno José Miguel Insulza, dijo a Radio Cooperativa, poco después de publicado el texto de Granma, que ha "tenido noticias de manifestaciones y confrontaciones", pero subrayó que "la violencia todavía es baja, que no hay una gran violencia".

Granma, en cambio, no ha dedicado ni un artículo a las violaciones de la legalidad y la Constitución que abiertamente perpetró Zelaya.

Contradicciones de aquí y de allá

Tampoco hablará nunca Granma del intento de Zelaya y de su homólogo de Nicaragua, Daniel Ortega, de hacer estallar a la OEA en la reciente Cumbre de San Pedro Sula. Allí, amén de exigir su reingreso sin condiciones, ambos demandaron, entre otras cosas, que la entidad pidiera disculpas a La Habana por la expulsión de 1962.

De lo contrario —señalaron—, los seis países del Alba (Alternativa Bolivariana para América Latina) abandonarían de inmediato la OEA. Por la oportuna intervención del canciller brasileño, Celso Amorín, y de su colega chileno, Mariano Fernández, la OEA no sufrió un crack irreparable.

En varios sucesos que rodean al conflicto hondureño hay contradicciones que no se abordan.

Si, de acuerdo con Insulza, el representante de la OEA en la negociación es Óscar Arias, presidente de Costa Rica, habrá que recordar la relevancia política del Premio Nobel de la Paz 1987, por su significativo rol en el proceso de pacificación de Centroamérica en los años ochenta.

Ahora Arias ejerce un segundo mandato. Tuvo que esperar varios años, tras varios intentos de modificar la Constitución costarricense para hacerse reelegir. Finalmente, en 2003, la justicia de su país derogó el artículo que prohibía a un ex presidente volverse a presentar, aunque mantuvo la oposición a hacerlo de forma consecutiva.

En Nicaragua, por su parte, el presidente Ortega acaba de proponer una reforma para algo muy novedoso: impulsar un cambio en la Constitución nicaragüense y abrir la puerta a su reelección presidencial.

Por encima del momento escogido para el anuncio, y de las protestas que generó en Managua este desafío, si algo tiene que aprender América Latina es el respeto a la Constitución y a las instituciones, factor decisivo cuando del avance democrático y de la estabilidad de un país se trata.

Testigo y catedrático

También por estos días, Mark Jones, catedrático de la Universidad Rice, en Houston, Texas, desnudó, en entrevista con la radio chilena, algunas posturas y develó varias verdades generalmente ocultas.

Jones visitó Honduras, poco antes del derrocamiento de Zelaya, y se entrevistó con éste, con militares y congresistas. La visita del experto en temas latinoamericanos la auspició el Departamento de Estado de su país.

El catedrático recordó que "la OEA no hizo nada cuando se estaba crispando la situación", y agregó que hace dos meses —y aquí recordó el levantamiento de la sanción a Cuba y la posibilidad de que vuelva a la OEA—, la democracia no era importante para esta organización, y "hoy es algo imprescindible".

Si, en definitiva, fracasa la mediación de Arias, no faltan perspectivas en el esquema de la política continental. De poco vale olvidar que "2/3 partes de las exportaciones hondureñas van a Estados Unidos" y que "1/4 del Producto Interno Bruto" llega al país procedente de inmigrantes en Estados Unidos, explicó Jones.

El dilema parece estar en si el presidente Barack Obama está dispuesto a cortar o destruir la economía de un país muy pobre, a cambio del regreso de Zelaya al poder, afirmó el académico estadounidense.

A pesar de la presencia de personal venezolano en Honduras, que apoya a Zelaya, y del impacto de la ayuda económica de Hugo Chávez, Jones enfatizó que el verdadero escollo para un acuerdo con la oposición al presidente derrocado "es el temor de que una vez en el poder, Zelaya no cumpla sus promesas".

Aunque Granma no refiere las violaciones que de la legalidad llevó a cabo Zelaya —se le acusa de 18 delitos—, ellas laten en el centro de la crisis. No obstante, ahora la pelota está del lado de Roberto Micheletti, que se opone al plan de siete puntos elaborado por el presidente de Costa Rica.

Zelaya pisoteó la Constitución y desafió abiertamente lo que los tribunales decretaron. Los expertos creen que no hay muchas razones para confiar en que, a su regreso al poder, cumplirá con el plan acordado con Arias; pero, vistos los errores de los militares hondureños y la peligrosidad de Chávez, ¿existe otra salida?


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.