Actualizado: 26/09/2018 10:19
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

EEUU, Trump, Inmigrantes

Inmigración, mentiras y videos

Sobre la prensa de Estados Unidos y la política de cero tolerancia hacia la inmigración ilegal de la administración Trump

Comentarios Enviar Imprimir

La contrarrevolución mediática no puede sostener ya la agónica investigación del Muellero ni tapar más la confabulación en la administración Obama para pasarle la mano a Hilaria Clinton y apuñalar a Trump. Así que la comparsa de CNN, NBC, CBS y otros no tuvo más remedio que atizar un conflicto que Estados Unidos viene afrontando por décadas —la inmigración ilegal— y meter dos mentiras gordas [junto a otras muchas flacas] sobre la política de cero tolerancia de inmigración ilegal de la administración Trump, alimentadas con videos de niñitos llorando tras ser separados de sus padres.

1. Trump ordenó separar a los niños de sus padres inmigrantes ilegales.

Desde el 1997 rige el acuerdo entre las partes del caso Jenny Lissette Flores et al. versus Janet Reno, Fiscal General de USA (Distrito Judicial Central de California) de que el gobierno tiene que mejorar los centros de detención con estándares de cuidado y tratamiento de menores inmigrantes ilegales sin compañía, dejarlos en libertad sin dilación y entregarlos a sus padres, a otros parientes adultos o a programas dispuestos a custodiarlos. De no estar disponible lugar adecuado adónde reubicarlos, tiene que trasladarlos a lugares “menos restrictivos” y apropiados a sus edades y necesidades.

Tras aquella crisis en 2014 de miles y miles de niños marchando hacia un ideal sin sus padres, el 2 de febrero de 2015 la parte demandante del acuerdo interpuso moción contra la administración Obama por confinar a menores en establecimientos inseguros y dilatar su puesta en libertad. El tribunal de primera instancia declaró la moción con lugar y la Fiscal General Loretta Lynch recurrió, pero el tribunal de apelaciones (Noveno Circuito) no sólo rechazó su pretensión de enmendar el acuerdo, sino que procedió a sentarlo como perfectamente aplicable a los menores en compañía de sus padres sin tener que liberar a estos últimos.

Así quedó sentado jurídicamente separar a los menores de sus padres detenidos. La contrarrevolución mediática dispensa ese viejo licor con la nueva marca comercial Trump, quien descartó liberar también a los padres — porque esta práctica [catch and reléase] equivaldría a dar libre entrada a los inmigrantes ilegales— y dispuso mantenerlos juntos con sus hijos. Esto torna más compleja y complicada todavía la gestión de los centros de detención, que marcan la segunda gran mentira.

2. Los establecimientos para inmigrantes ilegales son espantosos por culpa de Trump

Las cadenas del espanto vienen de lejos, pero fueron arrastradas por la prensa anti-Trump hasta el festín de fake news and opinions. Para ilustrar las pésimas condiciones de los centros de detención de niños inmigrantes ilegales como culpa de la administración Trump, The Washington Post usó fotos que habían salido el 18 de junio de 2014 en el periódico Arizona Republic, esto es: en tiempos de Obama, quien no mereció tanto frenesí mediático por la mala gestión en aquellos centros.

Los registros oficiales arrojan un salto de 8.886 menores indocumentados bajo custodia en abril a 10.852 ahora, mientras que el registro oficial del año fiscal 2013, por ejemplo, indica que 25 mil menores se hacinaban en 80 establecimientos para inmigrantes ilegales. El 24 de enero de 2016, AP reportó desde Los Ángeles (CA) que hacia abril de 2014 se dejó de tomar huellas dactilares y exigir certificaciones de nacimiento originales a quienes reclamaban menores bajo custodia y así los traficantes de niños empezaron a hacer zafra. Y así por el estilo, las disfunciones y calamidades en la inmigración datan de anteriores administraciones, demócratas o republicanas, porque son un problema nacional como otros muchos de mala administración.

Sólo que ahora hasta el inocente Director Nacional de Inteligencia de Bushito, Michael Hayden, urde que los menores separados de sus padres inmigrantes ilegales guardan similitud con los niños internados en los campos de concentración nazis y la comparación cunde en la prensa amarilla dizque liberal.

Para colmo tenemos el fake icon de la contrarrevolución anti-Trump: la niñita que hizo portada en Time, recortada de una foto que tomó John Moore (Getty Images) y a la cual dieron tanta bayeta anti-Trump como este tuit de Jorge Ramos: This is Trump’s America. What’s going to happen to this 2-year-old Honduran girl? The new policy is to separate her from her mother. Shame!!!

Aparte de la mentira de que separarla de su madre es “la nueva política”, el periódico británico Daily Mail indagó bien el caso y resulta que esta niña hondureña de 2 años, Yanela Denise, no fue separada de su madre, Sandra, en la América de Trump, sino que su madre optó por separarla del padre, Denis Javier Varela, y de sus tres hermanos, residentes en Puerto Cortés (Honduras), para llevársela a USA.

¿Qué hacer?

Los inmigrantes que arriban a puntos de entrada oficiales en Estados Unidos y solicitan asilo no son arrestados, sino procesados por el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE). A tal efecto, los menores se mantienen junto con los adultos. Por el contrario, quienes no acuden a tales puntos, sino que entran ilegalmente por cualquier fisura de la frontera, son inmigrantes ilegales y encaraban una de dos: si aceptaban ser deportados, adultos y menores permanecían juntos; si optaban por pedir asilo, entonces al cabo de 20 días los menores eran separados de los adultos, ya que por ley estos tenían que permanecer detenidos por entrada ilegal, pero aquellos no.

Trump acabó de un plumazo con esta situación —algo que Obama pudo y debió hacer— pero la contra no está satisfecha y eso me hace pensar que no ha muerto al final la hipocresía de los Hollyweirdos y demás personajes tan preocupados por los niños que sus padres mandan solos o vienen con ellos para comenzar una nueva vida en Estados Unidos cometiendo el delito de entrada ilegal (8 U.S.C. § 1325.a).

Todo este frenesí anti-Trump se disolvería si cualquier organización humanitaria convocara a Hayden, Ramos y demás personajes anti-trumpistas a dar en sus propias casas albergue temporal —hasta que el tribunal competente decida sus respectivos casos— a las familias de inmigrantes ilegales para librarlas de los campos de concentración.

Coda

Para volver a oír cómo la política de cero tolerancia de inmigración ilegal se tergiversa con la mentira de que Trump mandó a separar a los niños de sus padres, pero de paso saber bien qué pasa en la frontera USA-México, vean este segmento de CNN.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.