Actualizado: 08/08/2022 15:58
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

Rusia, Ucrania, Putin, Guerra

La batalla de Severodonetsk

Se aproxima julio donde comienza la temporada de las lluvias y con ello las dificultades de maniobras con los tanques y otros equipos pesados

Comentarios Enviar Imprimir

La ciudad de Severodonetsk ubicada a orillas del río Donets perteneciente a la provincia de Lugansk en el este de Ucrania es la trigésima octava ciudad del país con 119.940 habitantes(antes de la guerra) y capital de la provincia.

Durante la primera fase de la guerra ruso-ucraniana, Severodonetsk fue capturada por milicianos prorrusos en mayo de 2014. En las elecciones presidenciales de Ucrania en 2014la ciudad no participó en la misma ya que los militantes prorusos no permitieron que se abrieran los lugares de votación.

El 22 de julio de 2014, las fuerzas ucranianas tras intensos combates contra los separatistas prorusos informaban al país que la ciudad había sido liberada de la ocupación por los separatistas.

En el momento de producirse el alto al fuego por las conversaciones de paz que finalizaron con los acuerdos de Minsk, los separatistas continuaron controlando la ciudad de Lugansk, antigua capital de la provincia y el gobierno ucraniano reubicó el gobierno provincial temporalmente en Severodonetsk.

Vladimir Putin, enfuscado en su autoconvencimiento de ser el legítimo heredero del Zar Pedro el Grande continúa infligiendo un sufrimiento indescriptible a los ucranianos y exigiendo horribles sacrificios de su propio pueblo en un esfuerzo por apoderarse de una ciudad que no merecía el costo, incluso para él.

La invasión rusa de Ucrania que tenía como objetivo apoderarse y ocupar todo el país se convirtió en una ofensiva desesperada y sangrienta para capturar una sola ciudad en el este ucraniano mientras defiende importantes pero limitadas ganancias en el sur y todo el este. Putin se ha visto ya obligado varias veces a tener que definir sus objetivos militares y su narrativa.

Ucrania derrotó a Rusia en la Batalla de Kiev y de Járkov las dos principales ciudades de Ucrania obligando a Putin a reducir sus objetivos militares posteriores a la toma de las provincias de Donetsk y Lugansk en el este de Ucrania. Hasta ahora Ucrania le ha impedido lograr ese objetivo, por lo que se ha visto forzado a concentrarse en completar solamente la toma de la provincia de Lugansk. El dictador ruso continuó lanzando hombres y municiones contra la ciudad de Severodonetsk, el último gran centro de población que quedaba en esa provincia como si tomándolo significaba ganar la guerra para el Kremlin.

Todo hace indicar, como ya habían afirmado varios voceros allegados al gobernante del Kremlin, que Putin ha tomado personalmente el mando de la “Operación Militar Especial”. Afirmaciones que algunas agencias de noticias de occidente utilizaron como burlas, comentando que Putin se había puesto ahora a nivel de jefes de batallones.

Para los que hemos conocido de cerca la forma de actuar de los dictadores, esta nueva fase en la conducción de la guerra por Putin no es nada nuevo cuando se recuerda a Hitler. Quizás las nuevas generaciones de cubanos desconozcan, con la constante tergiversación de la historia, que Fidel Castro controlaba hasta cuantos caramelos debían enviarse a cada soldado cubano en África, como él mismo admitió en reunión del Consejo de Estado cuando anunció la ejecución del General Arnaldo Ochoa.

Pero continuemos con la batalla por Severodonetsk. La ofensiva rusa a nivel operativo y estratégico probablemente habrá culminado, dando a Ucrania la oportunidad de reiniciar sus contraofensivas de nivel operativo para hacer retroceder a las fuerzas rusas.

El primer gran error táctico y estratégico de Las fuerzas rusas fue comenzar el asalto a Severdonetsk sin aún haber podido cercarlo completamente y los defensores mantuvieron las líneas de comunicación y abastecimientos abiertas.

Las fuerzas rusas han estado logrando lentas ganancias territoriales y el 25 de junio a un mes y 10 días de iniciados los combates es que logran ocupar la ciudad, después que las tropas ucranianas cumplieron su misión de fijar a las mayores fuerzas rusas en esa dirección por largo tiempo.

Las fuerzas armadas ucranianas indudablemente se enfrentaron al desafío más serio que habían encontrado desde el sitio de la planta de Azovstal en Mariúpol y bien, aunque acaban de sufrir una derrota táctica significativa, han logrado un objetivo operativo estratégico muy importante. Fundamentalmente porque lograron retirarse de forma organizada a otras posiciones defensivas. Dejando atrás una villa totalmente hecha polvo que no tiene ningún sentido estratégico mantener.

Los rusos han pagado un elevado precio por su éxito táctico actual que está fuera de proporción con cualquier beneficio operativo o estratégico real que puedan esperar recibir. Severodonetsk en sí era importante en esta etapa de la guerra, porque era el último centro de población significativo en la provincia de Lugansk que los rusos no controlaban. Apoderarse de él permitirá a Moscú declarar que ha asegurado completamente la provincia de Lugansk, pero no le dará a Rusia ningún otro beneficio militar o económico significativo. Con una ciudad destruida completamente solo controlarán sus escombros. Ni siquiera sus habitantes, ya que de los 119.940 habitantes que tenía la ciudad al comenzar los combates pudieron ser evacuados casi su totalidad.

Al parecer habían considerado que al tomar Severodonetsk les posibilitaba abrir una línea terrestre logística de comunicación (LTLC) para apoyar las operaciones hacia el oeste, pero los rusos ni siquiera han podido asegurar una LTLC mucho más ventajosas para sus fuerzas en Izium al norte de Severodonetsk en parte porque se concentraron demasiado en esta última.

Mientras tanto, los rusos continúan haciendo progresos extremadamente limitados en sus esfuerzos por obtener el control de las áreas que no han podido ocupar en la provincia de Donetsk. Las tropas rusas han luchado por penetrar la línea de contacto anterior al 24 de febrero durante semanas, mientras que las operaciones ofensivas rusas desde Izium hacia el sur permanecen en gran medida estancadas.

La toma de Severodonetsk solo hubiera podido ayudar en la conquista del resto de la provincia de Donetsk si diera a los rusos el impulso sobre el cual construir operaciones sucesivas, pero la batalla por casi mes y medio en Severdonetsk probablemente les impedirá la continuación de las operaciones ofensivas rusas a gran escala

El progreso ruso alrededor de Severdonetsk resulta en gran medida del hecho de que Moscú ha concentrado fuerzas, equipo y material extraído de todos los demás ejes en este único objetivo. Las tropas rusas no han podido avanzar en ningún otro eje durante semanas y en gran medida ni siquiera han intentado hacerlo.

Los defensores ucranianos han infligido enormes bajas a los atacantes rusos alrededor de Severodonetsk. Moscú no podrá recuperar las cantidades necesarias de poder de combate efectivo, porque ha gastado ese poder inútilmente en tomar la ciudad. Las fuerzas ucranianas también sufrieron graves pérdidas en la batalla de Severodonetsk, al igual que los civiles ucranianos y la infraestructura. Sin embargo, los rusos han sufrido una proporción mucho mayor de su poder de combate ofensivo disponible para tomar Severodonetsk que los ucranianos, dando forma al gradiente de desgaste generalmente a favor de Kiev.

Los ucranianos también continúan recibiendo suministros y material de sus aliados occidentales, por lento y limitado que sea ese flujo. Los rusos, por el contrario, continúan manifestando señales claras de que están quemando sus reservas disponibles de combatientes y material de guerra sin ninguna razón para esperar alivio en los próximos meses. La evidencia de la erosión del profesionalismo militar en el cuerpo de oficiales rusos está aumentando. La Dirección de Inteligencia Militar de Ucrania (GUR) informó que los comandantes rusos están tratando de preservar el equipo militar prohibiendo a los conductores evacuar a los militares heridos o proporcionando suministros a las unidades que han avanzado demasiado. Negándose a arriesgar equipo para evacuar al personal herido en el campo de batalla, excepto en circunstancias extraordinarias, es una violación notable de los principios básicos del profesionalismo militar. Tal comportamiento puede tener graves impactos en la moral y la voluntad de los soldados de luchar y arriesgarse a lesionarse más allá de sus propias líneas defensivas. Estos informes son difíciles de confirmar, pero los comentarios de los blogueros pro rusos ofrecen cierto apoyo circunstancial para ello.

El bloguero ruso Alexander Zhychkovskiy criticó el desprecio del comando militar ruso por los reservistas en el despriorizado frente de la provincia de Zaporiyia. Zhychkovskiy informó que los comandantes rusos introdujeron unidades de infantería ligeramente equipadas en áreas de intenso fuego de artillería ucraniano sin un apoyo de artillería significativo y no rotaron otras unidades a través de esas áreas para aliviarlas. Zhychkovskiy señaló que los comandantes rusos son responsables de altas pérdidas y casos de locura entre los militares. Otro bloguero proruso, Alexander Khodarkovsky, dijo que los comandantes rusos no están enviando refuerzos oportunamente, evitando que las fuerzas rusas descansen entre asaltos terrestres.

La disminución del profesionalismo entre los oficiales de Rusia podría presentar oportunidades a las fuerzas ucranianas. La moral rusa, ya baja, puede caer aún más si tal comportamiento es generalizado y continúa. Si las tropas rusas atrapadas en ejes secundarios pierden su voluntad de luchar mientras libran batallas como la de Severodonetsk continuaran consumiendo gran parte del poder de combate ofensivo disponible, Ucrania puede tener la oportunidad de lanzar contraofensivas significativas con buenas perspectivas de éxito. Esa perspectiva es incierta, y Ucrania puede no tener la capacidad de aprovechar una oportunidad incluso si se presenta, pero el patrón actual de las operaciones rusas está generando graves vulnerabilidades que Kiev probablemente intentará explotar.

El jefe de la administración de la provincia Zaporiyia, Oleksandr Starukh, informó que las fuerzas rusas han acumulado un gran número de viejos tanques T-62 en Melitópol desde que los sacaron de los almacenes donde estaban conservados el 25 de mayo. Starukh señaló que las fuerzas rusas posicionaron los tanques en emplazamientos de disparo estacionario en la provincia de Zaporiyia, en lugar de comprometer a los tanques obsoletos a combatir en el terreno descubierto. Sin embargo, el Estado Mayor de Ucrania declaró que las fuerzas rusas están reponiendo las pérdidas de equipo con T-62 en el norte de la provincia de Jersón, a pesar de las vulnerabilidades de ese tanque en la guerra moderna.

Al momento de escribir este trabajo, 26 de junio de 2022, las fuerzas rusas, además de la pérdida de 12 generales, algunos de ellos importantes jefes militares como el general de división Andrei Sukhovetsky, jefe de la 7ª División Aerotransportada de Rusia y vicecomandante del 41º Ejército de Armas Combinadas. También han caído en combate 42 coroneles, además de perder 34.800 efectivos, 1.532 tanques, 3.659 vehículos de combate blindados, 2.564 vehículos y cisternas de combustible, 764 sistemas de artillería, 243 lanza cohetes múltiples, 99 sistemas de misiles antiaéreos, 184 helicópteros, 217 aviones, 630 drones y 14 barcos, entre ellos el crucero “Moskva”, buque insignia de la flota rusa del Mar Negro.

El Kremlin recientemente reemplazó al comandante de las fuerzas aerotransportadas rusas (VDV) y puede estar en el proceso de reorganizar radicalmente la estructura de mando de la invasión rusa de Ucrania, lo que indica una purga de oficiales de alto rango culpados por los fracasos en Ucrania.

Varios medios rusos confirmaron que el actual jefe de Estado Mayor del Distrito Militar Central, el coronel general Mikhail Teplinsky, reemplazará al actual comandante de las Fuerzas Aerotransportadas Rusas, el coronel General Andrey Serdyukov.

Fuentes ucranianas informaron previamente el 17 de junio que el Kremlin sustituyó a Serdyukov por su bajo rendimiento durante la invasión y altas bajas entre los paracaidistas.Varias fuentes también afirmaron sobre los reemplazos del actual comandante del Distrito Militar del Sur, y comandante general de la invasión rusa de Ucrania, el general de ejército Alexander Dvornikov. Conocido como el “Carnicero de Aleppo” por las masacres cometidas en Siria.

También se conoció el 21 de junio que el Kremlin nombrará al general de ejército Sergey Surovikin, el actual comandante de las Fuerzas Aeroespaciales rusas, como comandante del Distrito Militar del Sur, reemplazando efectivamente al actual comandante Alexander Dvornikov.

Se aproxima julio donde comienza la temporada de las lluvias y con ello las dificultades de maniobras con los tanques y otros equipos pesados como la artillería autopropulsada de largo alcance. Aunque estas dificultades afectan a ambos mandos es posible que estos imponderables dificulten más las maniobras rusas a la ofensiva si es que le queda algún poder combativo y ayuden a las tropas ucranianas a concluir los entrenamientos necesarios en la operación de las nuevas y modernas tecnologías occidentales que se le está proporcionando, antes de introducirlas en combate.

En las próximas semanas podrá apreciarse mejor la situación operativa en el teatro de acciones combativas.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.