Actualizado: 20/05/2022 11:41
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

Ucrania, Rusia, Putin

La batalla por el Donbás y todo el sur de Ucrania

La guerra ha pasado a una fase militar diferente, una lucha en un espacio más abierto, durante un mejor clima, con tanques, infantería mecanizada y, sobre todo, artillería

Comentarios Enviar Imprimir

A casi un mes después de comenzar la tan esperada aplastante ofensiva rusa en el sureste ucraniano todo ha quedado empantanado sin cumplir las más mínimas expectativas del que se suponía ser el más poderoso ejército de toda Europa.

No han sido capaces de cercar y paralizar a las fuerzas armadas ucranianas que defienden la región, ni siquiera, hasta el momento en que escribo este articulo han sido capaces de someter a un grupo de combatientes ucranianos atrincherados y cercados por mas de dos meses en el importante complejo metalúrgico de Azovstal en la ciudad de Mariúpol.

La ofensiva se fue estancando gradualmente en medio de las débiles reservas rusas y la fuerte resistencia de las defensas ucranianas. A pesar de la sostenida presión del dictador ruso para que cayera ese ultimo foco de resistencia en Mariúpol tratando de alcanzar un éxito simbólico antes del día de la victoria el 9 de mayo en que Rusia conmemora su papel en la derrota de la Alemania nazi en la Segunda Guerra Mundial.

Antes del comienzo de la ofensiva de Donbás a principios de abril Rusia concentró según las estimaciones un total de entre 76 y 87 grupos tácticos de batallón (GTB) en Ucrania, un total de alrededor de 70.000-80.000 soldados.

Según el Departamento de Defensa de Estados Unidos, más de 22 GTB se posicionaron en el Óblast (provincia) de Belgorod de Rusia, probablemente para reponerse y permanecer en reserva. Estas unidades constituían esencialmente toda la fuerza y reserva con capacidad de combate que Rusia podía dedicar a la campaña.

La fallida guerra relámpago que fracasó en el inicio de la invasión, según estimaciones, hizo que casi una cuarta parte de los 120-125 GTB de Rusia sufrieran tantas perdidas en hombres y técnica de combate que quedaron incapacitados de realizar operaciones importantes.

Lo que se opuso a la ofensiva de Rusia, según el presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky, fue una fuerza ucraniana de casi 44.000 soldados concentrados en áreas urbanas fuertemente fortificadas en el centro de Donbás: las ciudades de Sloviansk, Kramatorsk, Sievierodonetsk, Lysychansk y las partes del norte de Donetsk ocupadas por Rusia.

En la nueva operación del Donbás, Rusia debía eliminar el saliente ucraniano con dos ataques masivos desde el norte (a lo largo de la carretera Izium-Sloviansk) ydesde el sur de los óblasts (provincias) de Zaporizhzhia y Donetsk.

Los dos ejes clave debían encontrarse en el medio, cortando efectivamente a la fuerza ucraniana de los suministros y del resto del país. Un eje crítico también era rodear el área de Sievierodonetsk-Lysychansk, dividiendo el saliente ucraniano.

El Mapa 2 muestra los ejes de ataque rusos aproximados (rojo) y los cinturones de defensa ucranianos (azul) en la etapa inicial de la Batalla de Donbás

El inicio de la ofensiva rusa en Donbás comenzó el 18 de abril. Las hostilidades en la región se habían mantenido activas desde el primer día de la gran invasión, pero, a mediados de abril, las fuerzas rusas se reagruparon parcialmente y se centraron en Donbás cambiando la dirección principal de la eufemística “Operación Militar Especial”.

Sin embargo, a principios de mayo, pocos días antes de la fecha límite del 9 de mayo en la que el Kremlin necesitaba mostrar algún tipo de “victoria”, las fuerzas rusas habían logrado muy poco a un costo extremadamente alto.

Durante semanas de intensos combates, Rusia no ha avanzado más de 20-30 kilómetros en ninguno de los ejes, dentro de un saliente de casi 14.000 kilómetros cuadrados, o sea más del doble del tamaño del estado estadounidense de Delaware con sus 6.452 km².

Las tropas rusas han logrado algunas ganancias limitadas al sur de Izium en el óblast (provincia) de Járkov, habiendo avanzado hacia Barvinkove. Pero, a principios de mayo, no ha logrado acceder a Izium ni afianzarse a lo largo de la carretera Barvinkove-Sloviansk, lo que le permitiría acercarse a Sloviansk desde el oeste.

Rusia tiene actualmente 25 BTC que intentan avanzar en esta dirección, según el Ministerio de Defensa británico.

En el otro eje, las fuerzas rusas desde mediados de abril han logrado comenzar a flanquear el área de Sievierodonetsk-Lysychansk en el óblast de Lugansk, habiendo entrado en el poblado de Kreminna y se han movido unos 30 kilómetros al oeste hacia los poblados de Yarova y Liman, donde continúan enfrentando fuertes defensas ucranianas.

Este avance constituye el mayor progreso de Rusia hasta ahora después de casi tres semanas de intensos combates.

El 25 de abril, los rusos también tomaron la villa de Novotoshkivske en el óblast (provincia) de Lugansk, que había sido arrasada en medio de las hostilidades y abandonada por civiles.

Rusia no ha logrado ningún progreso significativo desde entonces.

Es fundamental señalar que, según la inteligencia occidental, el Kremlin probablemente contaba con una victoria decisiva, incluida la toma completa de Mariúpol, a principios de mayo.

En el eje sur, partes del 58º Ejército de Armas Combinadas de Rusia tampoco han demostrado ningún avance significativo en las últimas semanas.

Las unidades ucranianas continúan defendiendo con éxito puntos clave de Huliaipole, Velyka Novosilka y Vuhledar en los óblasts (provincias) de Zaporizhzhia y Donetsk desde mediados de marzo, evitando que el eje ruso se mueva hacia el norte.

Según el Pentágono, el estancamiento del sur parecía haber resultado tan difícil que Rusia decidió retirar al menos dos BTC de Mariúpol (a pesar de los continuos intentos de tomar por asalto la planta siderúrgica de Azovstal) y probablemente redesplegarlos en Donbás.

El mapa de la situación Operativa en Donbás se ve prácticamente igual desde la retirada rusa del norte a fines de marzo (Mapa 2).

Desde el inicio de la invasión el 24 de febrero hasta el momento en que estoy escribiendo este articulo el 10 de mayo, los rusos han perdido 25.500 efectivos, 1.130 tanques, 2.741 vehículos blindados de transporte de personal, 1.961 vehículos y tanques de combustible, 509 sistemas de artillería, 179 sistemas de cohetes de lanzamiento múltiple, 86 sistemas de defensa antiaérea, 156 helicópteros, 199 aviones, 360 UAV y 12 barcos. Entre los 25.500 efectivos han quedado en el campo de batalla 12 generales y 38 coroneles todos jefes de grandes unidades y agrupaciones. Entre ellos figura el general de división Sukhovetsky que era el general al mando de la 7ª División Aerotransportada de Rusia y vicecomandante del 41º Ejército de Armas Combinadas, siendo la primera perdida de alto rango para los militares rusos.

Un detalle muy interesante sobre el último de los 38 coroneles que han muerto en combate. Fyodor Evgenievich Solovyov, de 44 años, cayó en el Donbás, según informes en su tierra natal.Solovyov era al momento de morir el comandante del regimiento de artillería autopropulsada de obúses de la 127 división de fusileros motorizados. Dado que la artillería pesada no avanza al frente de las tropas sino detrás dándole apoyo, es obvio que no fue abatido por un francotirador ni por el fuego directo de la infantería enemiga; ya que dentro de los obuses autopropulsados que se mueven como si fuera un tanque de guerra el personal y los jefes viajan protegidos dentro de esos vehículos blindados. Lo que muestra que su unidad fue abatida por la artillería pesada de las fuerzas ucranianas, que también posee ese mismo armamento, pero moviéndose y maniobrando continuamente.

Después de las batallas de Kiev, Sumy y Chernihiv, el Kremlin tenía un tiempo muy limitado para reequipar y reorganizar sus fuerzas antes de introducirlas en la ofensiva de Donbás. Cosa que no hicieron por la premura del Kremlin de lograr algún éxito significativo antes de la fecha del 9 de mayo, conmemoración de la victoria contra la Alemania nazi, que pudieran mostrar al pueblo ruso. Esta falta de visión, junto con la baja moral de las tropas, ha obstaculizado la efectividad del combate de Rusia y el impulso de la ofensiva, conduciendo a principios de mayo al estancamiento en todos los frentes.

La guerra ha pasado a una fase militar diferente, una lucha en un espacio más abierto, durante un mejor clima, con tanques, infantería mecanizada y, sobre todo, artillería, diseñada para devastar las líneas de defensa de un oponente antes de que las fuerzas blindadas arrasen.

Pero el proceso no es tan sencillo. La ofensiva de Rusia tuvo un comienzo escalonado y las fuerzas armadas de Ucrania han mantenido la ofensiva rusa muy por debajo de las líneas que los comandantes rusos habrían esperado alcanzar a estas alturas. Los ucranianos han ganado un tiempo precioso. Una “carrera hacia el heavy metal” para asimilar los poderosos medios de combate que occidente está poniendo en sus manos. Cuando todos estos medios entren en acción la batalla será doblemente encarnizada.

Es imposible con la rígida censura impuesta en Rusia conocer a que se deben las continuas fallas diplomáticas y de información que el gobierno de Putin comete constantemente. Como el ejemplo del ministro de Relaciones Exteriores, Serguei Lavrov, declarando públicamente que Hitler era judío e inmediatamente Putin llamando al primer ministro de Israel disculpándose o el general ruso que aseguró que el objetivo final no era solo “liberar las repúblicas de Donetsk y Luhansk” sino ocupar todo el sur, incluyendo Odessa para aislar a Ucrania del acceso al mar y poder conectarse con la otra región rebelde que crearon en Moldova a todo lo largo del río Dnister que es a su vez la frontera de Moldova con Ucrania.

Muy significativo también son los indicios de que las autoridades rusas estén estableciendo condiciones para integrar los territorios ucranianos ocupados directamente en Rusia, en lugar de crear “Repúblicas Populares” representativas. El vicepresidente de la administración civil militar de la ocupación de Kherson, Kirill Stremousov, declaró el 9 de mayo que la región de Kherson tiene la intención de convertirse en parte de Rusia y que las autoridades de Kherson no tienen la intención de celebrar un referéndum para crear una república independiente.

Estas intenciones son más fáciles decir que cumplir, pero como ya se han equivocado tanto, como le sucedió con el sueño de que iban a entrar en Kiev en 72 horas bajo los vítores de los ucranianos lanzándoles flores ya no se puede predecir que tiene Putin en su cabeza.

Si la batalla llega a un punto muerto en otoño, Putin tendrá muy poco que mostrar al pueblo ruso por tanta pérdida y dolor. Si logran invadir todo el Donbás y todo el sur, todavía tienen que mantener esos territorios para un futuro indefinido frente a varios millones de ucranianos que no los quieren y están dispuestos a luchar hasta que el ultimo invasor salga de su país.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.