Actualizado: 22/10/2021 20:51
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

Bolivia

La corrupción como regla

No escampa para el gobierno de Evo Morales: El cruce de denuncias por 'contrabando' lo colocan otra vez en el punto de mira.

Comentarios Enviar Imprimir

Muy cercano al momento en que el gobierno del presidente de Bolivia, Evo Morales, descargaba la semana pasada una catilinaria contra la corrupción y politización del poder judicial, el general retirado César López acusaba al ministro de la presidencia, Juan Ramón Quintana, de estar involucrado en el contrabando que efectuaron 33 camiones llenos de mercaderías entre el 25 y 26 de julio pasado por el departamento amazónico de Pando.

Ante las acusaciones de López en la Cámara de Diputados, el Palacio Quemado se mostró confundido. Por una parte, Morales le prestó apoyo a Quintana, y por la otra, varios funcionarios han preferido no tocar la tecla, lo que el diario local El País interpreta como "un silencio cómplice".

El diputado por el Movimiento Nacionalista Revolucionario, Johnny Tórrez, también tachó de cómplice a Morales al "proteger a Quintana de las denuncias de contrabando".

De acuerdo con el diputado, el general retirado César López, ex jefe del ejército y ex presidente de la Aduana Nacional, apoyó con documentos y filmaciones sus alegatos, en donde también se incluye al prefecto interino del departamento de Pando, contralmirante Rafael Bandeira, designado por Morales luego del encarcelamiento de quien ganó los comicios en Pando, Leopoldo Fernández. A este se le involucra en una todavía no totalmente aclarada matanza en septiembre pasado.

Llama la atención que ante la respuesta de Quintana de que las acusaciones tienen origen político, César López se haya declarado como "un soldado firme, leal y honesto" hacia el presidente de la República y el proceso de cambios en el país.

López, por supuesto, se refiere al referendo constitucional de enero próximo y a las elecciones —las últimas de Morales— de diciembre de 2009. No está de más recordar que el ex líder cocalero sumaría, de ser electo, la bicoca de nueve años en el poder. Y esto si no se le ocurre, como a Hugo Chávez, plantear otra consulta reelectoral.

Tórrez, por su parte, no dudó en exigir la renuncia de Quintana y precisó que la aduana que administra el actual gobierno es "una fábrica de ricos". No por gusto, varias veces la familia de López ha sido víctima de agresiones, pero la policía, cuestionada en varios ámbitos, ha sido incapaz de capturar a los autores.

Días después, y casi al unísono con un feroz ataque verbal —muy criticado por la opinión pública— contra el periodista Raphael Ramírez, del diario La Prensa, Morales ya abiertamente ratificó a Quintana, a pesar de las denuncias, lo cual le granjeó nuevas críticas.

La agresión pública contra Ramírez tuvo que ver con el trasiego ilegal de mercancías en el departamento de Pando, y con la afirmación del diario La Prensa, que no escribió Ramírez, de que Evo Morales dio "luz verde" a los contrabandistas dos meses antes de que los 33 camiones con carga ilegal fueran "liberados" de la zona franca Zofra Cobija.

A tenor de la polémica con el diario La Prensa, Morales dijo este jueves que no necesita a los periodistas y anticipó que no dará conferencias de prensa, según un reporte de AP.

"Las conferencias de prensa son solamente para que insulten al presidente de la república, no necesito más conferencias de prensa", expresó el mandatario en un acto público, y agregó que tiene "tantas formas de comunicar, de informar al pueblo boliviano".

2008: un año significativo

Observadores recuerdan que la "megacorrupción" se despliega en un país donde seis de cada diez trabajadores gana por debajo del costo de la canasta básica, según el último informe del Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral.

Mientras María Angélica Suárez, decana de Ciencias Políticas de la Universidad René Moreno, afirmaba que es en la administración pública (gobierno, prefecturas y municipios) "donde más ocurren las irregularidades", informes indicaban que en Bolivia se duplicaron este año los casos denunciados de corrupción, con respecto al bienio anterior.

De acuerdo con un informe del oficialista viceministerio de Transparencia y Lucha contra la Corrupción, los delitos más recurrentes fueron la conducta antieconómica, uso indebido de influencias, contratos lesivos al Estado, peculado e incumplimiento de deberes. Las denuncias consideradas procedentes fueron 2.324 y 389 las improcedentes. Claro que un dilatado cúmulo de delitos no se da a conocer.

Sería deshonesto callar que durante su gestión el gobierno de Morales ha implementado políticas y acciones de prevención y lucha contra la corrupción, pero "sin obtener resultados", subrayan entendidos.

Respuesta del poder judicial

A poco de que el ejecutivo acusara a la judicatura de corrupción, recibió respuesta de "la más alta jerarquía del poder judicial en pleno", indica un editorial de El Nuevo Día.

Los magistrados expresaron que el Palacio Quemado está destruyendo el Estado de derecho y acusaron al gobierno de Morales de incurrir en acciones propias "de regímenes de fuerza".

Entre otras críticas, el documento señala que "el Gobierno ha puesto en marcha un proyecto autoritario y antidemocrático".

"La violencia estatal", la "transgresión de los derechos de las personas" y la "agresión a las instituciones de la democracia", se definieron como grandes vicios que afectan al actual régimen.

En un país corrupto en lo más del camino y donde el gobernante Movimiento al Socialismo, como escribe el diario El Deber, "está cargado de denuncias", el poder judicial no tiene por qué ser una perla impoluta. Sin embargo, resulta inusual la unanimidad de su respuesta y que ésta coincida con las críticas que sectores democráticos levantan contra el régimen.

'Megacorrupción'

Es verdad como un templo que entre populismo y corrupción existe un vínculo muy estrecho. Conste que no señalamos a esa corrupción inevitable, que mancha siempre a sociedades que van hacia el futuro con anchos espacios libres del flagelo. Nos referimos a lo que el periodista Yoyo Pando llama, refiriéndose a Bolivia, "megacorrupción".

Basta recordar que entre los tres peores evaluados a nivel mundial, en dos el populismo ha sentado sus reales: Venezuela y Ecuador. El otro es Haití. Este dato está en el informe de septiembre pasado de Transparencia Internacional.

En Cuba, con algunos puntos que exceden al populismo, la corrupción va perdiendo, lamentablemente, ese signo negativo, reprobable, que la castiga moralmente en el planeta. Robarle al Estado en la Isla es el único ejercicio practicado diariamente, con satisfacción y excelencia, por casi toda la ciudadanía.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.