Actualizado: 22/10/2020 10:32
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

EEUU, Escuelas, Pandemia

La pandemia y las escuelas

¿Qué decisión se tomará finalmente?

Comentarios Enviar Imprimir

El presidente de Estados Unidos, el Sr. Trump, amenazó a los distritos escolares que no acataran su orden de abrir las escuelas los cinco días de la semana con cortarles los fondos federales, medida que él no podrá tomar ya que esos fondos dependen del Congreso y no de una perreta que a él le dé, pero evidentemente su disgusto está más que motivado: si la economía no mejora sus posibilidades de ser reelecto se reducen considerablemente, y la economía no mejorará mucho si las escuelas se mantienen cerradas o semicerradas.

Ese es el motivo de su malestar, lo cual es comprensible, y en lo absoluto su preocupación está dirigida al aprendizaje de los niños y jóvenes, tampoco a la protección de la salud de los alumnos y el personal que trabaja en los centros docentes. ¿Cómo se podrán cumplir las normas de distanciamiento dentro de las aulas? No parece que haya una solución mágica que aumente el tamaño de las aulas y permita así ese distanciamiento que el CDC recomienda junto con el uso de las mascarillas y el lavado frecuente de las manos.

Con un incremento de los casos detectados que han roto todos los récords el gobernador de la Florida mantiene presión sobre los distritos escolares para la apertura normal de las clases utilizando argumentos tan absurdos e inadecuados como que los niños y jóvenes no son víctimas frecuentes de la covid-19, como si los únicos que se enfermarían fuesen los alumnos y no sus familiares y el personal docente y no docente de las escuelas.

En estos momentos la situación de la Florida es más grave que la que existía en marzo y que motivó el cierre de las escuelas y la aplicación de la enseñanza a distancia, sin embargo se pretende dar una imagen totalmente contraria a la realidad en la que el número de casos detectados no está creciendo por que se estén haciendo más pruebas sino porque hay más personas enfermas, realidad en la que los hospitales han empezado a colapsar, se pretende ignorar los hechos que están a la vista de todos.

Esta realidad tiene múltiples aristas y una diversidad de situaciones a considerar. Son ciertos los argumentos de que los niños y jóvenes ven afectado su desarrollo emocional al perder el contacto directo e interpersonal con sus compañeros, fenómeno que ya se había detectado desde el advenimiento de las llamadas redes sociales y que ahora se ha visto agudizado.

Los padres han reaccionado de múltiples formas y ello ha dependido en gran medida de su situación económica, de si han mantenido o no su empleo; el espectro de las respuestas al retorno de los alumnos a las aulas es muy amplio y diverso. Algunos padres se han visto sobrepasados por la responsabilidad que les cayó encima con el cierre de las escuelas y la instrucción a distancia, muchos eran incapaces de ayudar a sus hijos en el manejo de las computadoras, otros se veían abrumados por el tiempo que debían dedicarles a sus hijos. La instrucción y en cierta medida la educación era una tarea que los padres habían delegado cómodamente en las escuelas y ahora se veían agobiados por un quehacer que antes tenían parcial o totalmente garantizado.

Otro elemento no menos importante entra en esta compleja ecuación con múltiples Xs y este es el tema del desayuno escolar el cual es gratuito, por lo menos en el condado de Miami-Dade, y también el almuerzo que está garantizado gratuitamente o a muy bajo costo según la situación económica de la familia de los alumnos, en algunos centros el porciento de los alumnos que lo reciben gratuitamente es superior al 90 %. El distrito buscó fórmulas para solucionar esta situación ya que en muchos casos estos alimentos son los únicos, o los más importantes, para una gran cantidad de alumnos, las medidas a la que vio obligado adoptar el distrito hay que incluir la de suminístrales a los alumnos las laptops para que pudiesen participar en la educación a distancia, así como gestionar la conexión a Internet.

Un elemento más a considerar es la situación de los maestros y profesores. Con la educación a distancia se vieron obligados a trabajar decenas de horas semanales en las que no existieron ni sábados ni domingos, podían recibir en sus teléfonos llamadas a cualquier hora de padres que no sabían cómo proceder ante determinada tarea o asignación. Ese personal docente estuvo trabajando bajo presión durante varios meses, pero ahora, si los alumnos retornaran a las aulas, tendrían sobre si la presión vital de poder contagiarse ya que las medidas de protección resultan ineficaces en el ámbito de un aula con una veintena o más de alumnos que pueden importar de sus casas el virus, aunque ellos resulten asintomáticos.

¿Qué decisión se tomará finalmente? Sospecho que será una que no va a ser del agrado de Trump ni de su secretaria de Educación, Betsy DeVos, pero en honor a la verdad no creo que vaya agradarle por igual a los alumnos, padres y el personal docente. Nadie va a estar totalmente complacido, esta va ser una realidad más dentro del nuevo entramado social, político y económico que se no ha venido encima con la pandemia.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.