Actualizado: 20/01/2022 14:54
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

Chile

Las dos Bachelet

Violaciones de los derechos humanos en el mundo: La presidenta parece dispuesta a mirar hacia otro lado.

Enviar Imprimir

He escrito muy elogiosos comentarios en este periódico sobre Michelle Bachelet. Guiado por sus declaraciones en torno al respeto de los derechos humanos, llegué a asegurar que en caso de una decisión sobre Cuba en la ONU, su gobierno votaría en contra de La Habana y se pondría al lado de los isleños que anhelan la democracia. Hoy descreo, abjuro de esta opinión.

En la práctica política, La Moneda parece establecer distinciones entre la exigencia de ese respeto en su país y en el extranjero. Tal distinción ya ha traído los primeros roces con un aliado tan importante como el Partido Demócrata Cristiano, cuya rama juvenil convocó recientemente una conferencia de prensa donde se pidió al gobierno que explicara, porque ya es hora, cómo votó respecto a la incorporación de China, y en especial de Cuba, en el nuevo Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

En este caso, muchos democratacristianos —y la oposición en pleno—, creen legítimo que el pueblo chileno conozca las posturas que en política exterior adopta el ejecutivo, con independencia de que el voto en la ocasión se haya pactado secreto. Y fue precisamente en este acuerdo, durante la negociación en la ONU, en el que se ampara La Moneda, responsable constitucionalmente de la política exterior, para poner punto final a la demanda.

Rebelión democristiana

En declaraciones para Encuentro en la Red, el presidente de la Juventud Demócrata Cristiana, Marcelo Chávez, lamentó con razón que aún no se conozca la índole del voto, y añadió que "falta coherencia dentro de la coalición de gobierno".

También consultada por este periódico, la senadora y presidenta de la Democracia Cristiana, Soledad Alvear, señaló que "realidades como la golpiza propinada a Martha Beatriz Roque y la existencia de centenares de presos de conciencia, no admiten exceptuar a Cuba de una condena".

Recordó la también canciller durante el mandato de Ricardo Lagos, que hasta Pinochet admitió la inspección de la ONU en cuanto a derechos humanos, y "si —como Cuba asegura— no viola estos derechos, nada tendría que temer", precisó.

El partido que encabeza Alvear es el que más se preocupa en la nación austral por la libertad del pueblo cubano, y es el único que creó un grupo para esta tarea. Con un presidente chileno, la ODCA —Organización Demócrata Cristiana de América— ha llevado a cabo más de un acto de limpia solidaridad con la disidencia en la Isla.

Pero un fugaz análisis de las opiniones del senador Jorge Pizarro —integrante de la Comisión de Relaciones Exteriores— permite aquilatar ambivalencias que no faltan tampoco dentro de la democracia cristiana: "Se trata de una decisión del gobierno que yo respeto, sin embargo, uno siempre aspira a que haya mayor transparencia en las decisiones que se adoptan pero, en materia de política exterior, el ejecutivo ha tenido algunas razones de peso, o de fondo, o de estrategia diplomática y es perfectamente posible que no dé a conocer cuáles fueron sus votos".

Precisamente son esas razones de peso, de fondo o de estrategia diplomática, las que desean conocer importantes actores de la realidad chilena y todos los interesados en el tema. En asuntos donde intervienen humanidad y ética no pueden existir secretos eternos.


« Anterior12Siguiente »