Actualizado: 05/08/2021 10:23
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

EEUU, Pandemia, Vacunas

¡Las vacunas!

La Administración Trump anunció que para finales de diciembre se habrían vacunados 20 millones, en la realidad se llegó escasamente a 7 millones

Comentarios Enviar Imprimir

La llegada de las vacunas fue considerada por muchos como la llegada de la caballería montada que venía a salvar la situación, pero en la práctica no ha sido así, más bien ha agregado otro elemento de angustia y de incertidumbre a una gran parte de la población de la llamada tercera edad. Personas mayores acampadas durante la madrugada para garantizar ser vacunadas, otras frustradas porque no logran, a pesar de las decenas de intentos, comunicarse con los teléfonos que han indicado, web site que han naufragado por la explosiva demanda que se debía haber supuesto, largas colas de personas y muchas no están en las mejores condiciones físicas para mantenerse por horas de pie, todo esto y mucho más son manifestaciones de que la organización del proceso de vacunar ha sido un desastre, sin considerar que han existido orientaciones contradictorias lo cual ha contribuido al malestar, en particular de las personas de más de 65 años.

Por otra parte se han producido situaciones no muy normales que han sido denunciadas por los canales de televisión hispana, por ejemplo el caso de una institución para la atención de ancianos que consideró prudente que los miembros del “board” de dirección fuesen vacunados, así como donantes de fondos importantes para esa institución, todo lo cual lo podemos considerar un mal manejo de los recursos limitados a sus pacientes; también se han producido denuncias de turistas que han recibido la vacuna y no son precisamente los “snowbirds” que permanecen en Florida por varios meses, ¿Cómo un turista casual logra vacunarse? Sí para los residentes permanentes es difícil conseguir una cita, si tiene que permanecer por lo menos un mes para recibir la segunda dosis, además de los costos del viaje y la estancia es posible que tenga que hacer algún desembolso para obtener la preciada cita. Algo no huele bien.

Además, el alcalde de Hialeah denunció frente a las cámaras de la televisión que la cantidad de dosis que Miami-Dade ha recibido no se corresponde con su población, ni la población de mayores de 65, él considera que se están priorizando otros condados y aunque no lo dijo dejó abierta la duda si había un trasfondo político en la forma que se está distribuyendo la vacuna ya que destacó que él es republicano, pero en esta situación no se puede estar considerando a qué partido se pertenece.

Pero hay algunas realidades que debemos considerar, la primera y fundamental: no existen suficientes dosis para vacunar a todos los mayores de 65 años, en la Florida[1] esa categoría de acuerdo al censo incluye alrededor de 4,5 millones de personas para lo cual se necesitaría 9 millones de dosis de las vacunas de Pfizer o de Moderna, y semejante cantidad no se ha recibido de la administración central, y no se podrá recibir en varios meses.

La administración Trump anunció que para finales de diciembre se habrían vacunados 20 millones, en la realidad se llegó escasamente a 7 millones y entre los factores para no lograrse la cifra propuesta ha estado básicamente el de la logística que yo supuse que estaría garantizada ya que esa tarea se la entregaron a las Fuerza Armadas, que era de suponer que fuesen lo más indicados para cumplir con la misma, no ha sido exactamente así, se han producido retrasos, problemas de coordinación y de obtención de los medios necesarios para la distribución tomando en cuenta la necesidad de mantener las vacunas en temperaturas subcero.

Pero más decisivo aún por varios meses no existirá un inventario suficiente de vacunas para la población de unos 350 millones que tiene EEUU. Veamos por qué: la administración Trump tomó la feliz de decisión de poner en marcha la llamada “Operation Warp Speed” y destinó miles millones de dólares para apoyar e incentivar la obtención de la vacuna, que fueron distribuidos entre varias farmacéuticas: AstraZeneca; Moderna; Johnson & Johnson y Pfizer-BioNTech, y se contrataron determinadas cantidades de dosis de las vacunas en desarrollo.

CompañíaDosisFecha de entrega
Pfizer-BioNTech25 millones31 de diciembre 2020
Moderna20 millones31 de diciembre 2020
Pfizer-BioNTech75 millones31 de marzo 2021
Pfizer-BioNTech70 millones30 de junio 2021
Moderna180 millones30 de junio 2021
Pfizer-BioNTech30 millones31 de julio 2021
Totales contratados400 millones.

No aparecen en la tabla los 100 millones de dosis contratados con Johnson & Johnson ni los 300 contratados con AstraZeneca ninguna ha obtenido la aprobación de la FDA. Es fácil comprender que con las dosis que se cuentan no es posible vacunar a más de 200 millones de personas y de ellas 55 millones son mayores de 65, desconocemos el número de personas que componen la otra prioridad que es el personal médico, aunque, sorprendentemente hay un porcentaje significativo que se niega a recibir la vacuna.

Otra situación que no podemos considerar menor es el asunto de las jeringuillas que al parecer no pueden extraer del vial o ampolleta, que debería tener solo cinco dosis, una sexta dosis que queda así inutilizada, de obtenerse las jeringuillas adecuadas serían centenares de miles de personas más que podrían recibir la vacuna. Ahora en la Florida a los CVS y Walgreens se le ha añadido Publix, hasta ahora no he conocido de la efectividad de esas empresas en el suministro de las vacunas, pero puedo hablar de la efectividad de una clínica que cuenta con unos 45 mil clientes-pacientes y fue autorizada para suministrar la vacuna, fui contactado telefónicamente y por email, me citaron para un día y hora y 60 minutos fue toda mi espera cómodamente sentado sin complicaciones[2] lo cual no ha sido el caso de los que logrando una cita y han acudido al Hospital Jackson.

Un nuevo problema ha surgido con la escasez de enfermeros para aplicar la vacuna, y me pregunto esa categoría que por acá llaman “flebotomistas”[3] no pudieran con un rápido y acelerado entrenamiento capacitarlos para vacunar, si pueden extraer sangre con una hipodérmica pienso que les sería mucho más fácil el poner una inyección intramuscular.

Evidentemente la vacunación masiva se ha convertido en un problema de difícil manejo en los condados, considero que la falta de adecuadas orientaciones desde el gobierno estatal es una de los elementos que han contribuido a la situación, pero no debemos de dejar de considerar que la presión que están haciendo aquellas personas que desean recibir lo más rápidamente la vacuna también desempeña un papel negativo y esto es debido a que nadie se ha parado a decir una simple verdad: no hay vacunas para todos por lo menos en varios meses.


[1] La Florida tiene el mayor porcentaje en la nación de mayores de 65 años con un 20,9 % mientras que nacionalmente es de 16,5 %.

[2] Al ser vacunado me entregaron un documento que establece cual vacuna fue utilizada e incluso a que lote corresponde y además la fecha y hora de la cita para la segunda dosis.

[3] En Cuba eran los enfermeros los que extraían sangre para los análisis, el término flebotomista aparecía solo en los libros que abordaban las sangrías en la Edad Media.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.