Actualizado: 22/10/2021 20:51
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

Bolivia

Las vueltas de la noria

El resultado electoral ratifica la división del país. Sin consenso sobre la Constitución, se augura otra ola de violencia.

Comentarios Enviar Imprimir

Referendos y votaciones se han producido en Bolivia desde el ascenso al poder de Evo Morales. Sin embargo, no aparece un real avance, a pesar de la utilización de dos herramientas fundamentales de decisión popular. Con razón dice el analista boliviano Carlos Toranzo que esto sucede cuando ni las instituciones ni la democracia funcionan bien, y se corre, además, el peligro del "desgaste" de tales herramientas.

Economista y politólogo de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Toranzo dijo a la radio chilena que el resultado del último referendo, que aprobó la Constitución Política del Estado (CPE) —61% por el "sí" y 38% por el "no", según datos del 28 de enero—, demuestra no sólo la vigencia del anterior quiebre regional, sino además un quiebre urbano-rural, luego de que la población de seis capitales de departamentos —en un total de nueve— le "perdiera el temor al gobierno", indicó.

Al contrario de lo que se informó en el primer momento, en la consulta sí hubo irregularidades, algunas de ellas referidas por observadores internacionales. Pero en lo que coinciden los comentaristas es que el presidente boliviano no parece dispuesto a negociar las leyes para implementar la Carta Magna, con una oposición que en cada evento manifiesta su legitimidad. El peligro de esta actitud no es otro que el reingresar en la violencia que ha vivido el país en los últimos tres años.

De acuerdo con el analista político Carlos Cordero, el resultado electoral "ratifica la división de Bolivia, lo que significa que nuevamente habrá que ver los mecanismos para evitar una confrontación política entre los departamentos de Santa Cruz, Beni, Pando y Tarija y el gobierno del presidente Morales. Por cierto, que la prefecta de Chuquisaca, la indígena Savina Cuéllar, llamó al desacato de la Constitución.

Si, por un lado, la ciudadanía decidió inobjetablemente en pro de limitar a cinco mil hectáreas la extensión de tierras a poseer (cerca de 80% de la votación), el mandatario boliviano desoyó las victorias del "no" en los departamentos denominados autonómicos y enfatizó que ahora en Bolivia "no hay ninguna media luna", en referencia a la región que es baluarte de la oposición. Ahora hay luna llena —puntualizó Morales—, al indicar "la unidad de todos los bolivianos".

Visiones y matices

Aunque efectivamente parece una noria la historia reciente del país, entendidos recordaron que Morales perdió votos en todos los departamentos y bajó mucho más en las zonas urbanas, en relación con el referendo revocatorio de agosto pasado. El voto del partido MAS —Movimiento al Socialismo—, columna del aparato oficialista, es básicamente rural.

Mientras Mauricio Lea, secretario general de la prefectura de Tarija, aduce que la Constitución no tiene legitimidad para implementarse, Toranzo añade que la Carta Magna es un texto impracticable si las leyes complementarias no "representan a ambas visiones".

El ex presidente Jorge Quiroga, líder del principal partido de la oposición, sin embargo, matizó en una entrevista con el diario paceño La Razón: "Hoy, con este texto yo no hago fiesta, pero duermo tranquilo".

Según Quiroga, "el problema no es el texto, tiene dificultades, hay que mejorarlo, no es lo que quisiera, pero duermo tranquilo si hay un demócrata convencido que gobierne con esa Constitución".

El opositor cree ahora que lo primero es "buscar consensos" para responder a las dificultades económicas y "aplicar las autonomías", así como "garantizar un régimen electoral con apertura a pueblos indígenas y originarios, democrático y equilibrado". Aunque todavía no revela si se presentará a las elecciones presidenciales de diciembre, Quiroga sabe que invocar el orden, la igualdad y el consenso es quizás la única posibilidad de acceder al poder en país tan dividido.

"Todo el mundo tiene derecho a plantear reformas, pero a la gente le tenemos hastiada con la pelea, la confrontación… Eso se debe dejar de lado", agrega.

La discordia sobre la Constitución

La "cultura de sindicato" del presidente Morales sale a menudo a la palestra cuando se medita sobre el acaecer boliviano. De acuerdo con Toranzo, el sindicato "sabe pactar, pero sólo después que agarra a cabezazos y ensangrienta al adversario". "Cuando (Morales) vea que no puede imponerle todo a la oposición, tendrá que tender puentes, recular y dar lugar a un proceso de negociación".

No han sido pocos los avatares de la Ley Suprema boliviana. Recuérdese que se adoptó —para muchos de manera ilegal— cuando constituyentes del oficialismo se reunieron, sin la oposición, en un recinto militar, lo que provocó enfrentamientos entre la policía, organizaciones y ciudadanos.

A la Carta Magna recién aprobada se le reprocha la autorización para que Morales vaya a la reelección por un nuevo período. De ganar, sumaría cerca de diez años en el poder, a pesar de que recortará en un año su actual mandato, que se inició en enero de 2006. En octubre, el jefe de Palacio Quemado se comprometió a no optar por la presidencia en 2014, pero estos compromisos —e incluso la pérdida de un referendo, como en el caso de Hugo Chávez— no significan garantía alguna de cumplimiento de la palabra.

La oposición critica que el cuerpo legal ofrezca un poder mayor —discriminatorio sobre mestizos y blancos— en favor de los indígenas, aunque en este punto existen criterios variados dentro de un sector y otro. Hay que tener en cuenta que en los departamentos autonómicos no es menor el por ciento de población indígena.

Economistas, empresarios y círculos políticos entienden que la Constitución permite harta injerencia del Estado en la economía y le resta al sector un alto grado de independencia.

Más allá de que existan otros contrapuntos —por ejemplo, la implementación de dos idiomas, uno de ellos el español y otro el de la zona en cuestión—, para Carlos Deustua, experto peruano en temas internacionales, el contenido de la nueva Constitución es "profundamente fragmentador, no genera gobernabilidad y promueve la anarquía", ya que su implementación provocará conflictos.

De acuerdo con Carlos Toranzo, la Constitución "es el puntapié inicial de mayores conflictos, ya que si se quiere avanzar contra las autonomías departamentales, éstas se defenderán". Si, por otro lado, "se trata de borrar de la política a los sectores de clases medias urbanas por el fuerte énfasis étnico, tales clases comenzarán a pelear sus derechos".

Algunos de los 411 artículos de la CPE de Bolivia

-"El Estado protege a la coca originaria y ancestral como patrimonio cultural… y como factor de cohesión social; en su estado natural no es estupefaciente".

-"Son idiomas oficiales el castellano y todos los idiomas de las naciones y pueblos indígena, originario campesinos (menciona a 36 lenguas)".

-"El Gobierno plurinacional y los gobiernos departamentales deben utilizar al menos dos idiomas oficiales, uno de ellos será el castellano".

-"Se prohíbe la instalación de bases militares extranjeras…".

-"La diversidad cultural constituye la base esencial del estado Plurinacional Comunitario…".

-"El período de mandato del presidente es de cinco años, y puede ser reelecto por una sola vez de manera continua".

-"Las naciones y pueblo indígena originario campesinos ejercerán sus funciones jurisdiccionales a través de sus autoridades, y aplicarán sus principios y valores culturales…".

-"El Tribunal Constitucional estará integrado por magistrados elegidos con criterio de plurinacionalidad, con representación del sistema ordinario y del sistema indígena".

-"El Estado boliviano declara su derecho irrenunciable e imprescriptible sobre el territorio que le dé acceso al océano Pacífico y su espacio marítimo".

-"La autonomía indígena consiste en el autogobierno y como ejercicio de la libre determinación de las naciones y de los pueblos indígenas".

-"YPFB (petrolera estatal) no podrá transferir sus derechos y obligaciones en ninguna forma o modalidad… (refuerza la nacionalización de los hidrocarburos)".

Fuente: AP


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.