Actualizado: 26/06/2019 9:43
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

Europa – EE UU

Más que un lavado de cara

Obama cierra su gira europea con importantes acuerdos en la Cumbre del G-20 y otros más tímidos en la OTAN.

Comentarios Enviar Imprimir

La gira por Europa que terminó este lunes el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, con una visita a Turquía, tuvo dos hitos importantes: la Cumbre del G-20, en Londres, y el aniversario 60 de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), en Estrasburgo.

Por sus características y connotaciones, ambos eventos deben ser tratados de manera separada. La visión general, salvo algunos escépticos, es que la Cumbre del G-20 fue saludada como un acontecimiento "histórico", "un paso positivo en la dirección acertada", logró "más de lo esperado".

Obama presentó en Europa sus credenciales reconociendo que Washington se había comportado de "forma arrogante" con sus aliados europeos. "Estados Unidos no puede enfrentar sólo los desafíos, pero Europa tampoco puede hacerlo sin Estados Unidos", señaló el presidente norteamericano.

Colocadas las cartas sobre la mesa, la reunión del G-20 dio frutos debido al espíritu conciliador ante la crisis financiera internacional. Obama concluyó que "no cabe duda de que cada país tiene sus propios requisitos, cosas que realmente le importan y que no son negociables. Lo que hemos intentado es acomodar esos requisitos de modo que no perjudicaran el resultado final", agregó.

La iniciativa más concreta y tangible del G-20 es la aprobación de una nueva partida de más de un billón de dólares para los organismos internacionales. El mayor beneficiario será el Fondo Monetario Internacional (FMI), que dispondrá de 750.000 millones de dólares para préstamos a los países emergentes y subdesarrollados, el triple de los recursos previstos, y el resto será para el Banco Mundial.

Este programa también trae beneficios para los países desarrollados, porque permitirá aumentar el consumo de las economías pobres o emergentes. Según un editorial del diario El País, la cumbre del G-20 "abre fértiles posibilidades para encarar la recesión mundial y la reforma de la arquitectura financiera internacional creada tras la Segunda Guerra Mundial. A diferencia de la cita de noviembre, los compromisos de ahora son más claros, incluyen cifras vinculantes y calendarios muy precisos".

El presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, quien participó activamente en la Cumbre de Londres, aseguró que en todos sus años de mandato es la primera vez que asiste a una reunión en la que los países ricos y en desarrollo "están en igualdad de condiciones", circunstancia que atribuyó a una crisis global que necesita una respuesta coordinada.

El mandatario brasileño valoró positivamente la decisión de aumentar hasta un billón de dólares los fondos al FMI y el Banco Mundial "para socorrer a los países más necesitados", y confirmó que su gobierno "está en condiciones" de hacer una aportación económica.

Ya la edición en internet del diario O Globo, de Río de Janeiro, informó este domingo que Brasil destinará el 5% de sus reservas internacionales, que sobrepasan los 200.000 millones de dólares, a fortalecer el FMI. El rotativo publicó que los recursos forman parte del paquete contra la crisis global aprobado por los líderes del G-20.

Durante años, el FMI no ha sido del agrado de muchos gobiernos del Tercer Mundo, porque los préstamos son condicionados. En algunos casos, casi se trata de la tutela de la economía. Según expertos, algunas reglas deben ser cambiadas, aunque reconocen que existen gobiernos tan corruptos que entregarles grandes sumas de dinero sólo contribuye, en gran medida, a aumentar las cuentas bancarias de sus líderes.

En cuanto a los paraísos fiscales, la declaración final de la Cumbre del G-20 dice que "la era del secreto bancario se ha terminado". El comunicado señala que la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) ha elaborado una lista de esos paraísos, que serán sancionados si no cumplen determinados requisitos de transparencia.

La OCDE mencionó cuatro países que no cooperan a nivel internacional en esta lucha contra los paraísos fiscales: Costa Rica, Malasia, Filipinas y Uruguay, incluidos en "la lista negra". Además, existe un total de 38 países o territorios en una denominada "zona cenicienta", que se han comprometido en cumplir las reglas internacionales pero no lo hacen completamente. Es el caso de Islas Caimán y Bahamas, así como el enclave británico de Gibraltar.

El experto británico Richard Murphy consideró que el acuerdo del G-20 puede representar "un golpe de muerte" para los paraísos fiscales, que sirven para ocultar capitales y evadir los impuestos. Resulta "vital" la aplicación de sanciones cuando no suministren información, porque "sin dientes el proceso fracasará", opinó Murphy.

Obama y la Otan

La cumbre para celebrar el aniversario 60 de la OTAN fue menos productiva para el presidente estadounidense y estuvo marcada por protestas que casi convirtieron la ciudad de Estrasburgo en un escenario de guerra. Las turbas quemaron un hotel, destruyeron tiendas y se enfrascaron en una batalla campal con la policía francesa.

Antes de la cumbre de la OTAN, Obama trasmitió al presidente Nicolás Sarkozy que desea una Europa militarmente reforzada y pidió la ayuda de todos los países aliados para cerrar la cárcel de Guantánamo. El presidente estadounidense aseguró que Estados Unidos y Europa harán frente con éxito a los desafíos del siglo XXI, "con tal de que lo hagamos juntos", indicó.

Una mayor participación de los aliados en la guerra de Afganistán era una de las prioridades del mandatario estadounidense. La Casa Blanca entiende que la guerra contra los talibanes, que protegen a los terroristas de Al Qaeda, debe ser del interés de todo el mundo occidental.

Cuando Obama se reunió con un grupo de estudiantes alemanes y franceses, al etilo norteamericano de preguntas y respuestas, les dijo que Afganistán seguía siendo un reducto de los terroristas de Al Qaeda y que un próximo atentado podría tener como escenario una ciudad europea.

Si bien no alcanzó sus objetivos, Obama tampoco salió con las manos vacías de la cumbre de la OTAN: los socios europeos decidieron apoyar la misión en Afganistán aumentando su presencia militar en cerca de 4.000 soldados, de los que 3.000 permanecerán sólo hasta que se celebren las elecciones del 20 de agosto. Asimismo, acordaron crear un fondo de 100 millones de dólares para sufragar los comicios y la instrucción del nuevo Ejército de Kabul.

Es cierto que el compromiso es limitado en el tiempo y el aporte militar bastante reducido, pero refuerza el concepto de que la misión en Afganistán es de la OTAN y no iniciativa de Washington.

Durante su visita a Praga, para una cumbre con la Unión Europea, Obama reunió a cerca de 30.000 personas en una plaza frente a la sede de la presidencia checa, y se comprometió a dar "pasos concretos" para que no proliferen las armas nucleares.

El presidente estadounidense anunció que su gobierno suscribirá el Tratado de Prohibición Total de Ensayos Nucleares, que ya ha sido firmado por 148 países, pero sólo entrará en vigor si lo suscriben Estados Unidos, China, India, Indonesia, Pakistán, Israel, Egipto y Corea del Norte.

Obama ha contribuido a borrar del panorama europeo la imagen de su antecesor, cuyas iniciativas unilaterales contribuyeron a debilitar los vínculos transatlánticos.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.