Actualizado: 17/10/2017 10:31
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

Orlando, Matanza, EEUU

No a las armas de alto poder en manos de civiles

Mientras los civiles puedan adquirir fusiles de asalto van a seguir teniendo lugar masacres porque para eso son ese tipo de armas: para matar de manera masiva

Comentarios Enviar Imprimir

La libertad para comprar y poseer armas no ha evitado ninguna de las masacres que han tenido lugar en los últimos tiempos en Estados Unidos. En todo caso, las ha propiciado.

Ni en la escuela de Newton, ni en la fiesta de San Bernardino, ni en el club de Orlando había nadie ejerciendo su derecho constitucional y portando un arma a la cintura. Al menos, no las víctimas.

Puede que usted tenga armas en su casa, bajo llave o en una caja de seguridad, o su AR-15 a dos metros de distancia, una Glock cargada bajo la almohada: aun así, un intruso pudiera entrar a su habitación una noche y asesinarlo mientras usted duerme en su cama.

O tal vez un día esté paseando por un mall con su familia y alguien detone una bomba en nombre de Alá, o comience a disparar sin ton ni son porque su cerebro de sicópata llegó al límite ese día. Y puede que usted lleve su pistola ese día al paseo, porque, vamos, ¿quién va a pasear con su familia y sin su pistola en estos tiempos? Puede incluso que tenga la oportunidad de dispararle al agresor, y evitar que acribille a diez personas más.

Lo que pasa es que en la vida real ese tipo de pseudo happy end no sucede.

La idea de “tengamos un arma para defendernos” presupone una batalla frontal, avisada: usted, sentado en la penumbra de la sala de su casa, un rifle cargado sobre sus rodillas, observando, sin ser observado, enfocando con el punto rojo de la mira laser el lugar del pecho donde le va a disparar al ladrón al que va a matar sin mayores problemas.

Qué fácil.

Un motín callejero, el apocalipsis zombie, que se declare abierta la temporada de dispararle a los demás para evitar males mayores, y Usted parapetado ganando su pelea.

La vida real, decía, es decepcionante: usted, que tiene su Glock, su shotgun, y su AR-15, que está preparado y entrenado para varias modalidades de tiroteo, tiene también un hijo en Newton o un hermano en el club de Orlando que van a ser asesinados, y no hay nada que usted pueda hacer para evitarlo.

El hecho de poseer un arma de fuego no ofrece garantías de nada. O sí: si usted decide salir a matar personas, lo puede hacer de manera eficaz y eficiente; al cabo, solo Sato Ichi lograba matar a cincuenta enemigos con una espada.

El terrorismo o la locura bestial —es lo mismo— no funcionan sin armas de alto poder. Las armas en manos de los ciudadanos, a la hora de evitar matanzas, tampoco funcionan, y las pruebas sobran: la idea de la justicia expedita tipo Lejano Oeste solo funciona en películas.

Yo no me opongo a la tenencia de armas. Si alguien siente que poseer un shotgun o una pistola le va a dar una oportunidad a la hora de defender su casa o su familia, adelante.

Pero mientras los civiles puedan adquirir fusiles de asalto van a seguir teniendo lugar masacres porque para eso son ese tipo de armas: para matar de manera masiva.

No se puede controlar el fanatismo religioso o las voces en tu cabeza, pero se puede regular la insensata venta de armas de alto poder a civiles, sobre todo cuando los mecanismos de background check no parecen tampoco estar funcionando como debieran.

Si los niños asesinados en Sandy Hook, si las decenas de personas asesinadas en un cine en Colorado, si la matanza de Orlando no logra iniciar un proceso legislativo que ponga fin a esa locura, no sé entonces que debe pasar para que por fin prevalezca el sentido común.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.