Actualizado: 26/11/2022 10:59
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

Unión Europea

Praga ante el reto

Los checos presiden la UE, veinte años después de la derrota el comunismo.

Comentarios Enviar Imprimir

República Checa es el país que ahora desempeña la presidencia rotativa de la Unión Europea. Durante seis meses, Praga es la cabeza visible de los 27 países comunitarios. En la capital y en otras ciudades se debatirán los temas más candentes de Europa y el mundo. Los checos se estrenan en la alta política, pero no serán pocas las piedras en el camino.

El presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, aseguró que él y su país tienen ahora una visión clara sobre el funcionamiento y el papel que debe desempeñar Europa a nivel internacional. En el Elíseo, donde se ejerció la presidencia en el semestre anterior, consideran que el buen funcionamiento de la casa europea depende de dos cosas: un liderzazo firme y un continente unido.

Al finalizar la presidencia francesa, no faltaron críticas de los eurodiputados contra Sarkozy, pero al final muchos coincidieron en que se trató de una gestión exitosa. El traspaso de la presidencia a Praga fue puesto en duda por algunos medios de comunicación y políticos franceses, que estiman que los checos carecen de liderazgo y experiencia en un momento en el que el Viejo Continente necesita reafirmarse.

Al despedirse, Sarkozy deseó éxitos a la siguiente presidencia, pero dijo que lamentaba que en muchas instituciones oficiales checas no ondee todavía la bandera de la Unión Europea. El presidente francés se refería a que en el Castillo de Praga, la sede presidencial, no se iza la bandera comunitaria porque el mandatario Václav Klaus es un euroescéptico de línea dura.

Círculos políticos europeos, y sobre todo franceses, insinuaron que tal vez París podía haber prolongado su presidencia, porque Europa y el mundo atraviesan un momento crucial, y la pérdida de protagonismo podría resultar irreparable.

Praga respondió que nadie la arrebataría la presidencia europea, que los reglamentos comunitarios impedían algo semejante y que en la República Checa todo estaba preparado para dirigir durante medio año los destinos de Europa.

Un presidente euroescéptico

El recelo de Francia se debe a que la República Checa es el único país de la Unión Europea con un presidente euroescéptico, que podría frenar el avance comunitario en los próximos meses.

El presidente Václav Klaus nunca ha ocultado sus posturas antieuropeas y en su solitario discurso —apoyado por un sector político irlandés— insiste en que, a su parecer, la Unión Europea representa un peligro para la soberanía nacional.

Klaus se autodetermina "disidente" de la Unión Europea. Para demostrarlo, recibió con bombos y platillos al multimillonario Declan Ganley, uno de los principales artífices del triunfo del "no" irlandés contra el Tratado de Lisboa.

En rueda de prensa, Klaus recordó que su antecesor, el presidente Václav Havel, recibía a disidentes de todo el mundo. Pues, "me reuní con un disidente de la Unión Europea y yo me considero uno de ellos", acentuó el actual mandatario.

Klaus recibió también en el Castillo de Praga a una delegación del Parlamento Europeo, que le llevó de regalo una bandera comunitaria para que ondeara en el lugar durante la presidencia checa de la UE.

Tan grande fue la trifulca, que mandatario y eurodiputados levantaron su tono de voz. Klaus sostuvo que aquello era una provocación, mientras que el eurodiputado Daniel Cohn-Bendit, de los Verdes, le insinuó que tarde o temprano tendría que respetar la decisión del pueblo checo y que debería firmar el Tratado de Lisboa (documento que sustituye a lo que quiso ser la Carta Magna europea).

La oficina presidencial reaccionó publicando en su sitio oficial de internet los diálogos de la reunión, que había sido a puertas cerradas. Este hecho fue duramente criticado por la Comisión Europea.

¿Europa sin barreras?

El primer ministro, Mirek Topolánek, tratará de ser el hombre clave de la presidencia checa de la Unión Europea, porque en el país el poder ejecutivo está en manos del jefe del Gobierno, y no del presidente.

Esta situación podría, de cierta manera, suavizar las tensiones existentes entre Praga y Bruselas, sede oficial de la UE; pero representará una lucha permanente en la política interna checa. Todo parece indicar que Klaus no piensa reducir sus excesos.

"Resulta muy incómodo y complicado que el presidente de la República reciba a los líderes de los países de la Unión Europea y les de un discurso antieuropeo", sostuvo el politólogo Jan Pulec.

Topolánek promueve una "Europa sin barreras", pero parece que la mayor barrera la tiene en casa, representada por el presidente, sin olvidar que el oficialismo nunca puso en marcha verdaderas campañas a favor de la UE.

Un reciente sondeo del Eurobarómetro demuestra que cuando se les pregunta a los habitantes de la UE, en términos generales, si la voz de su país pesa en la Unión Europea, el 61% responde que sí. Pero, solamente el 41% de los checos piensa de esa forma, por debajo del 78% de los alemanes o del 80% de los franceses.

A pesar de las nubes negras que se ciernen sobre la presidencia checa de la Unión Europea, los políticos locales se muestran optimistas y el viceprimer ministro para Asuntos Europeos, Alexander Vondra, insiste en que Praga está preparada para repeler cualquier imprevisto.

Los checos dirigirán Europa cinco años después de la ampliación comunitaria y 20 años después de haber derrotado el comunismo. Durante 182 días serán el rostro y voz de la región, coordinarán 3.000 reuniones y repartirán 150.000 bolígrafos que recordarán su presidencia. También esperan ser los anfitriones de la primera reunión entre el nuevo presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y los máximos líderes del Viejo Continente.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.