Actualizado: 19/07/2019 13:12
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

República Checa

Proyectos en el aire

El cambio en la Casa Blanca deja en desventaja a Praga y Varsovia. Obama aplaza la construcción del escudo antimisiles propuesto por Bush.

Comentarios Enviar Imprimir

El ex presidente de Estados Unidos George W. Bush estaba convencido de que Irán y Corea del Norte representan una amenaza para la seguridad del mundo libre y democrático.

Su administración repitió una y otra vez que los regímenes de Teherán y Pyongyang trabajan en la producción de armas nucleares capaces de asestar golpes contra América y los países aliados de Washington en la OTAN.

Bush impulsó la construcción de un escudo de defensa antimisiles, y para ello contó con el apoyo de los gobiernos de Praga y Varsovia, que accedieron a construir en sus territorios una estación de radares y una base de misiles interceptores, respectivamente.

Con la llegada del presidente Barack Obama, todo queda en el aire. La secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, informó al ministro de Relaciones Exteriores checo, Karel Schwarzenberg, durante la visita de éste a Washington, que el programa de defensa antimisiles se aplaza por motivos técnicos.

A diferencia de Bush, el presidente Obama y la secretaria de Estado Clinton apuestan por el diálogo con Teherán. Clinton no descarta que su país e Irán encuentren "una vía para dialogar" y "desarrollar un mejor entendimiento", aunque reiteró su firme oposición a las aspiraciones nucleares del régimen iraní.

La Casa Blanca reaccionó así a las recientes declaraciones del presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, quien reiteró que está dispuesto a dialogar con Washington siempre que sea "de igual a igual", pero en ningún caso renunciará a sus principios.

Por su parte, el canciller checo Schwarzenberg comentó lo ocurrido de manera muy diplomática, al decir que "lo importante es que los estadounidenses siguen teniendo interés en el radar. La construcción ha sido aplazada por razones técnicas".

Una ducha de agua fría

La noticia del aplazamiento indefinido de la construcción del radar estadounidense en suelo checo, representa una ducha fría para el primer ministro checo, Mirek Topolánek.

Para el oficialismo checo, la solicitud de Washington representó todo un desafío político. Tras la derrota del comunismo en 1989, los checos han demostrado en más de una oportunidad que son firmes aliados de Estados Unidos en la lucha contra el terrorismo internacional y a favor de la defensa de la democracia, la libertad y los derechos humanos.

Topolánek luchó contra viento y marea a favor del radar. Se enfrentó a los detractores de la base en las filas de su propia formación política, el Partido Cívico Democrático, fue duramente criticado por la oposición y entre la población no encontró apoyo.

Para los checos se trata de un tema muy delicado, porque vivieron en carne propia la presencia de las tropas soviéticas por más de 20 años. Si bien entonces se trató de una invasión violenta, muchos checos argumentan que la presencia de soldados estadounidenses en su territorio les convertiría en un blanco militar muy fácil.

Además de la importancia militar del programa, no se deben olvidar importantes fondos para el desarrollo, cooperación científica con varias universidades checas, inversiones en infraestructuras y la creación de puestos de trabajo.

En el caso polaco, la situación es más compleja, ya que Washington se había comprometido a invertir en la modernización del ejército de Polonia y en una serie de proyectos civiles. Por el momento no se ha celebrado ninguna reunión al más alto nivel entre polacos y estadounidenses para hablar sobre el futuro de la base militar.

Al frente de la campaña contra el radar

El movimiento contra la estación estadounidense en suelo checo fue promovido por grupos izquierdistas, el Partido Comunista y, según informara el diario Lidové Noviny, por agentes del servicio de inteligencia ruso que tuvieron la misión de crear opinión pública contra el radar.

Moscú expresó su rechazo absoluto ante los planes de Washington de construir en Europa Central parte de su escudo antimisiles. Los generales rusos dijeron que éste representa una amenaza para su seguridad.

El propio presidente ruso, Dmitri Medvédev, advirtió que Rusia podía desplegar cohetes tácticos Iskander en la región occidental de Kaliningrado en respuesta a la instalación del escudo antimisiles de Estados Unidos en Europa del Este.

A pesar del anuncio del aplazamiento de la construcción del escudo antimisiles, un grupo de alcaldes checos de la región de Brdy, el lugar escogido para la estación, anunciaron que viajarán a Bruselas, a la sede de la Unión Europea, para expresar su malestar ante la eventual construcción de la estación de radares.

Los alcaldes argumentan que "el radar afectará la señal de televisión a muchos kilómetros a la redonda", "el magnetismo afectará la salud de los habitantes" y "la presencia militar frenará el desarrollo de la región".

El cambio de política en la Casa Blanca deja en desventaja a Praga y Varsovia, al menos por el momento, ya que una vez más se sienten amenazados por los intereses de Moscú.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.