Actualizado: 19/05/2024 23:18
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

EEUU, Elecciones, Rubio

Rubio, contra viento y marea

El senador Marco Rubio y la esperanza de unir al Partido Republicano

Comentarios Enviar Imprimir

A pesar que los números lo pusieron en un tercer lugar, el gran vencedor de Iowa es Marco Rubio. Nunca un caucus fue tan reñido y tampoco nunca un perdedor llegó tan alto. Cruz tenía su Tea Party y sus evangélicos, Trump su carisma y su dinero, Hillary su maquinaria y su sexo; Sanders su mensaje social. Pero lo que tuvo Rubio desde el principio fue toda la oposición de los barones en su partido aquí abajo en la Florida; esos que pensaban asistir con toda la pompa y circunstancia ––aburridísimos sin saberlo–– a la coronación de John Ellis Bush como presidente de Estados Unidos de América.

Le dijeron a “Marquito” que se echara a un lado, que esperara su turno, que quién era él, un Rubio que ni siquiera es rubio de verdad, para ponerse en el camino de la familia Bush. Pero aquella tarde de junio, cuando cercanos colegas en la política sur floridana casi se lo exigieron en esta explanada repleta de politiquería que es Miami-Dade, Marco escuchó un golpe de timbales y no transigió. Los peticionarios se quedaron muy tranquilos, confiados en que el establishment se encargaría de terminar con ese díscolo cubanito amiguito de Jeb Bush, por tanto tiempo bajo su ala pero que ahora decidía ––contra toda esperanza–– echarse a volar solo.

Fue a ellos a quienes Marco Rubio se dirigió directamente––y omito los nombres–– cuando en la noche el lunes comenzó su discurso en Iowa riendo casi a mandíbula batiente y diciendo “este es el momento que me dijeron nunca iba a suceder”. El falso rubio obtuvo el 23 % de los votos mientras el príncipe “Low Energy Jeb” se quedaba con un tres.

Iowa es solo el punto de partida, pero esta victoria de Rubio ha servido para que los estrategas repitan lo que al mismo Rubio le interesa: que es él quien puede unir a los republicanos. Y esto porque Cruz representa un intransigente defensor de principios religiosos; Trump es un maverick al que solo se sigue o se combate; pero Rubio, con su cara amable y sabia labia, sería capaz de negociar con cualquiera y de unir cualesquiera posiciones contrapuestas. Hasta el día claro en que le pregunten cuál sería su política con Cuba. En cuanto dijera que se va a oponer a nombrar a cualquier embajador para La Habana así fuera el mismo John Foster Dulles, o que desde la Casa Blanca revocará la política de acercamiento con Cuba ––no porque esté dentro de los intereses de Estados Unidos sino porque son sus principios de político cubano en Miami–– se le traba la bicicleta al igual que a Cruz… Cosa que Rubio tal vez no quiere que pase. Los mismos políticos republicanos que le pidieron que se quitara del camino ya se ven un poco raros con su posición “dura” en el tema cubano entre sus correligionarios. Así que, ojo con Rubio y el tema, ahora que su camino hacia la Casa Blanca está, cuando menos, mejor delineado. La pregunta vendrá y él de tan listo que es, ya estará preparando una respuesta porque de ella, al menos simbólicamente, depende dónde querrá al fin ser admirado: en la calle Ocho de Miami o en el 1600 de la avenida Pensilvania en Washington DC. Y lo más simpático es que, tantas vueltas da la política, que si hila bien, no solo su respuesta sino también sus conceptos, puede terminar siendo respetado hasta en La Habana.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.