Actualizado: 21/11/2019 17:15
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

Eslovenia

Salto a la zona euro

El pequeño Estado de la antigua Yugoslavia se ha convertido en el primer país ex comunista en adoptar la moneda común europea.

Enviar Imprimir

Eslovenia se convirtió el pasado primero de enero en el primer país postcomunista en adoptar el euro como moneda nacional, un hito alcanzado gracias a su excelente desenvolvimiento económico, sobre todo en el control de la deuda pública, el déficit presupuestario, las tasas de interés y los niveles de inflación.

Se suponía que este pequeño Estado alpino de la antigua Yugoslavia debería haber llegado a la eurozona acompañado de Estonia y Lituania, pero estas dos repúblicas bálticas no pudieron alcanzar los parámetros requeridos. Tallin se retiró de la carrera en mayo pasado y Vilnius recibió un nuevo plazo desde Bruselas a última hora.

Otro país postcomunista que aspiraba a entrar en la zona euro en 2007 era Hungría, pero en 2006 quedó claro que Budapest no podría controlar el enorme déficit presupuestario y la inestabilidad política, y el país se fijó un nuevo calendario. Lo mismo hicieron República Checa y Eslovaquia, por parecidos motivos.

Según los calendarios fijados por Bruselas, los miembros de la Unión Europea (UE) que ingresaron en 2004 y que llegarán después de Eslovenia a la zona euro serán Chipre y Malta, aunque estos todavía no tienen la luz verde de la Comisión Europea.

¿Un milagro postcomunista?

Nadie se explica cómo la pequeña Eslovenia, con apenas dos millones de habitantes, fronteras con Austria e Italia y nos 20.000 kilómetros cuadrados, ha logrado mantener desde 1991 (año en que se separó de Yugoslavia) la política más liberal y exitosa de todos los antiguos países del bloque comunista en Europa.

Su carrera meteórica empezó a cuajarse en 2004, cuando en febrero entró a la OTAN y, dos meses más tarde, en mayo, ingresaba a la Unión Europea con plenos derechos. Ya en esa fecha canalizaba más del 60% de su comercio con la UE y su producto interno bruto alcanzaba la media comunitaria.

A fines de ese mismo año, Eslovenia se convertía en miembro del exclusivo club de 28 donantes del Banco mundial, al que sólo pertenecen los países más desarrollados. Llega ahora con el primer lugar a la zona euro muy por delante no sólo de las otras repúblicas yugoslavas, sino de las demás que entraron con ella a la UE en el primer grupo, como Hungría, Polonia, República Checa, Eslovaquia y las repúblicas bálticas.

Los expertos atribuyen este éxito al Partido Democrático, de centroderecha, que ha dirigido el país durante los últimos 13 años, que siguió una política de cortes en la administración estatal, acento total en la privatización, incluidos los servicios de beneficio social, y simplificación del sistema impositivo.


« Anterior12Siguiente »