Actualizado: 14/10/2019 9:31
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

Centroamérica

Tiempos difíciles

Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua están inmersos en cambios significativos. Unos para bien y otros para mal.

Comentarios Enviar Imprimir

Rara vez la política es aburrida. Los países de Centroamérica —Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua— están inmersos en cambios significativos. Es cierto que no todos necesariamente para bien, pero son cambios.

Nicaragua y Honduras se han unido al bloque comercial de Hugo Chávez, el ALBA, y a su programa de petróleo subsidiado, Petrocaribe. Sin embargo, Daniel Ortega y Manuel Zelaya no llegaron al poder por el rechazo popular hacia los políticos tradicionales, que fue como ganaron Chávez, Evo Morales y Rafael Correa. Ortega y, al parecer, Zelaya, quisieran, aún así, ser presidentes para siempre.

-En el año 2006, Ortega ganó la presidencia gracias al acuerdo infame que suscribiera con el caudillo liberal Arnoldo Alemán, para juntos controlar las instituciones políticas de Nicaragua. Alemán accedió a reducir las condiciones que obligarían a una segunda vuelta electoral y permitió así a Ortega ganar con facilidad.

Si los Liberales no se hubieran dividido, Ortega hubiera cosechado otra derrota. Ahora, el pacto ha producido un nuevo acuerdo "en lo oscurito": a cambio de expurgar su expediente criminal y dar fin a su arresto domiciliario, Alemán ha reconocido los resultados de las empañadas elecciones municipales del mes de noviembre del año 2008.

Jugada cuestionable

-En el año 2005, Manuel Zelaya, del Partido Liberal de Honduras, ganó la más ajustada lid presidencial en la historia de la nación. Ahora quiere imponer una nueva Constitución por vías cuestionables. Se ha planteado un nuevo referéndum, para el día 28 de junio, en que se decidirá si se incluye el llamamiento a una asamblea constituyente, en la elección presidencial del mes de noviembre de este año.

Las maquinaciones de Zelaya han causado estragos en las filas del Partido Liberal. Si el calendario electoral se cumpliera con normalidad, el Partido Nacional, de centroderecha, tendría las preferencias para el triunfo. Los hondureños de a pie están desconcertados con todo esto.

-Guatemala es el país que peor está. En el mes de mayo, el asesinato de Rodrigo Rosenberg, un abogado prominente, abrió la caja de Pandora. Rosenberg había grabado un vídeo en que comenzaba diciendo: "Si usted está, en este momento, oyendo o viendo este mensaje es porque fui asesinado". Y lo continuaba con una acusación directa al presidente de centroizquierda, Álvaro Colom, a su esposa y a sus más cercanos colaboradores, por el asesinato.

Desde hace mucho tiempo, las redes de la corrupción, la violencia y la impunidad tienen atrapada a Guatemala. Los narcotraficantes se han abierto paso en las esferas políticas. Las instituciones judiciales, militares y policíacas se hallan en una situación comprometida. Colom, un presidente con buenas intenciones, aunque inepto, acusa a la oposición de conspiración y ellos exigen su renuncia. Una Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala, patrocinada por Naciones Unidas, está investigando el caso Rosenberg.

Costa Rica y El Salvador, sorprendentemente, se encuentran ante encrucijadas parecidas.

-En el año 2006, Óscar Arias, del Partido Liberación Nacional (PLN), ganó la presidencia por un escasísimo número de electores. El margen para su victoria sobre Ottón Solís, del Partido Acción Ciudadana (PAC), fue tan sólo 1%. El PAC, fundado en el año 2000, simboliza el descontento de la ciudadanía, especialmente con el DR-CAFTA (Tratado de Libre Comercio entre República Dominicana, Centroamérica y Estados Unidos de América).

En un referéndum del año 2007 sobre el DR-CAFTA, el 51% lo aprobó y el 48% dijo "no". En el año 2010, Solís se enfrentará a Laura Chinchilla, del PLN. Una victoria de Solís marcaría la transformación del sistema bipartidista en Costa Rica. El centrista PLN estaría, entonces, flanqueado a la izquierda por el PAC y no a la derecha por un partido demócrata-cristiano.

El peso de las ex guerrillas

-El primero de junio, Mauricio Funes, del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), asumió la presidencia de El Salvador. Funes derrotó al candidato de ARENA por un 3%. Desde el año 1989, ARENA, la Alianza Republicana Nacionalista —un partido de derecha— ha regido al país como un baluarte contra el FMLN, las antiguas guerrillas transformadas en partido político.

Funes, sin embargo, no participó en la guerra civil de la década de los ochenta, ha elogiado al presidente Lula, de Brasil, en contraste con el presidente Chávez, y ha prometido su apoyo al DR-CAFTA.

Ahora tendrá que equilibrar la ortodoxia del FMLN con la moderación de Los Amigos de Mauricio, un grupo ad hoc que lo respaldó en su campaña. Si tiene éxito, El Salvador consolidaría un sistema bipartidista, un sistema en el que ARENA tendría que aprender el oficio de la oposición, hasta que pueda acceder, de nuevo, a la presidencia.

La política, ejercida como siempre se ha hecho en Nicaragua y Honduras, pudiera frustrar las ambiciones de Ortega y Zelaya. Los liberales de Alemán quizás no quieran plegarse con facilidad a los chanchullos de Ortega para lograr una presidencia sempiterna. La oposición a Zelaya parece gozar de bastante buena salud, amén de que si se altera el calendario electoral, Honduras pudiera sumirse en el caos.

No se ve con inmediatez una esperanza para Guatemala. En tanto no suceda algo favorable, está ahí la debilitada presidencia de Colom, impotente.

Si todo sale bien, Costa Rica y El Salvador alientan los ánimos. Así es. La política, rara vez aburre.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.