Actualizado: 20/01/2022 14:54
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

Chile

Visitas y visiteos

¿Qué es lo que están tejiendo cierta izquierda chilena y el partido comunista cubano?

Comentarios Enviar Imprimir

Los partidos que integran la Concertación que gobierna en Chile enseñan posiciones variadas con respecto a los derechos humanos en Cuba. Piénsese, por ejemplo, en la democracia cristiana, que tiene entre sus objetivos internacionales el exigir democracia en la Isla y solidarizar con la disidencia.

Ser el centro de furibundos ataques verbales desde La Habana es una de las primeras consecuencias de esa postura, identificada con los fundamentos mismos de la democracia cristiana.

Durante su gestión, el presidente Ricardo Lagos —con militancia socialista y fundador del Partido por la Democracia (PPD)— no votó con La Habana en las ocasiones en que se reunió la Comisión de Derechos Humanos en Ginebra. Cada vez que lo hizo, el régimen le enderezó duros ataques. "Peón" de Estados Unidos, "entreguismo chileno" y carente de soberanía, "pues ya la vendió a Washington", son frases escogidas al azar en un artículo publicado en abril de 2004 en la revista Cuba Socialista, poco después del cónclave en Ginebra.

Lo que contrasta con el suceso noticioso que comentaremos es que el autor de dicho artículo, Percy Francisco Alvarado Godoy, define de entreguistas a los "gobiernos chilenos de la Concertación". Metió a todos en el mismo saco. Por supuesto que no hizo más que refrendar la política de La Habana, dada su condición de ex agente de la Seguridad del Estado, conducido hasta allí por su propio padre, quien trabajó por décadas para la inteligencia cubana. Estos datos los entregó Alvarado —de origen guatemalteco— en el número de Rebelión correspondiente al 29 de noviembre de 2007.

Voces y voces

Si dentro del Partido Socialista existe un senador como Alejandro Navarro, que invariablemente defiende todo lo que en Cuba sucede, no podría decirse lo mismo de la también diputada socialista Isabel Allende.

Y no sólo la hija del ex presidente, sino la madre de Isabel dijo preferir la instauración de la democracia en Cuba. La diputada manifestó al diario La Tercera: "Si usted me pregunta, mi ideal es que se produjera una evolución pacífica, que se fuera dando un proceso de transición y que eso permitiera el día de mañana abrir Cuba a otros partidos, a otras expresiones, a otras formas políticas de operar".

Todavía más contrastantes son los criterios internos en el PPD, a cuatro de cuyos líderes cursó recientemente el Partido Comunista de Cuba una invitación para una "gira política" por la mayor de las Antillas. Hace sólo unos días, la diputada por el PPD, Carolina Toha, en entrevista con la radio chilena, abogó porque América Latina cree "lazos fuertes" con La Habana. "Esa cercanía" serviría para "hacer ver nuestros puntos de vista en cuanto a lo positivo que sería para Cuba tener un sistema que se ajustara a lo que son los requerimientos democráticos, que hoy día no están para nada garantizados".

Como el resto de la izquierda chilena, Toha crítica lo que llama "bloqueo" y alaba los logros sociales cubanos. Sin embargo, subrayó que esto último "no es ninguna excusa". "Siempre hemos dicho que los derechos humanos y las normas democráticas se deben respetar sí o sí", apuntó.

En entrevista con ENCUENTRO EN LA RED, el senador por el PPD Roberto Muñoz Barra definió lo existente en Cuba como una "dictadura claramente", y agregó que "hay un solo partido, al cual pertenece el señor Castro". En este mismo sentido, piensan congresistas como Guillermo Ceroni y Enrique Jaramillo, ambos del PPD.

Una rara invitación

La gama de opiniones inclina a reflexionar sobre los orígenes de la invitación a líderes de un partido como el PPD. En el contexto de la visita, la oficialista Prensa Latina dialogó con Guido Girardi, actual presidente del PPD y jefe de la delegación. El periodista no ocultó el elogio que de los éxitos sociales de Chile hizo Girardi, ni la alusión directa a que estos se obtuvieron "tras la instauración de la democracia y los derechos humanos en el país sudamericano", "objetivos por los que surgió el PPD".

Pero hay más. En la nota donde Granma describió la reunión entre Fernando Remírez de Estenoz, jefe de las relaciones internacionales del Comité Central, y la delegación chilena, no se habla solamente del papel del PPD en la lucha contra Pinochet, sino de su rol en la lucha "por la democracia en ese país andino". Uno de los integrantes de la comitiva y secretario general, José Auth, manifestó a La Nación, el diario del gobierno chileno: "estamos abiertos a reunirnos con la disidencia".

Optimismo y malabares

Cualquiera de nuestros buenos optimistas no albergaría duda de que se fragua un cambio en la Isla, que el régimen va transformándose, si recordamos los cañonazos de otrora contra la Concertación en pleno. Sin embargo, que Prensa Latina se hiciera eco de la vocación democrática del PPD en la voz de su jefe, provoca, en los menos optimistas, albores de inquietud o extrañeza.

No es el hecho de que se invite a determinados dirigentes del PPD a visitar la Isla, sino la trama periodística del convite. Cuando estuvo en Cuba Joaquín Lavín, líder a la sazón de la derechista Unión Democrática Independiente, no se habló, por supuesto, de sus lazos con el pinochetismo. Lavín llegaba para ensalzar la salud pública isleña y, de paso, sacarle un puñado de médicos.

Si somos sinceros, podríamos preguntarnos: ¿no habrán puesto los dirigentes del PPD como condición que aparezcan en la prensa de la Isla sus afirmaciones sobre democracia? Esto, a partir del rechazo que provoca en la inmensa mayoría de la clase política chilena la dictadura cubana. Lo que parece una apertura no sería más que obligación coyuntural en una visita que se gestionaba desde hacía casi un año.

Sólo Dios conoce el futuro

Lo más difícil para muchos políticos chilenos es seguir lineamientos a rajatabla. Patricio Hales, diputado por el PPD y miembro de la delegación, quien admira a Fidel Castro y siente cariño por el pueblo cubano, publicó en La Tercera una reseña del viaje en la que inserta su visión de Cuba.

Luego de referirse a una "Habana Vieja siempre a medio reparar" y al "pésimo transporte público, apenas menos malo que en mi última visita hace 12 años", refiere Hales, se mete en la esencia de la asimetría del PPD y la élite cubana. Dice que respeta lo que en Cuba se hace, aun "después de distanciarnos con la convicción profunda que el socialismo no abre paso a la sociedad feliz del respeto mutuo y no construye al hombre nuevo por el que arriesgamos hasta la vida", agrega.

Dice escuchar la repetición constante de que están "saliendo del período especial", pero "la carne de res no se ve por ninguna parte". El ex militante del Partido Comunista chileno cita el tipo de elección que se hace en Cuba, el famoso voto unido, y apostilla que "hay un candidato para cada cargo a llenar". Y cita también a un "importante dirigente del partido": "Si perdemos la unidad nos vamos al carajo. Y eso sí que no nos va a pasar".

Para finales de enero se anunció un viaje a Cuba de un grupo de líderes del Partido Socialista, otros mascarones de proa de la anunciada gira de Bachelet por el Caribe, que comprende Cuba. Tal vez se esclarezca entonces qué es lo que cierta cúpula de la izquierda chilena y el PCC están tejiendo. Para una visita a Cuba no hace falta tanto visiteo. Lula lo ha demostrado de sobra. Él llega a La Habana, se abraza con Castro y silencia todos los problemas. ¿Hará lo mismo Bachelet?


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.