Actualizado: 26/11/2022 10:59
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Opinión

Política

El pacto entre reformistas y demócratas

La clave para una transición pacífica en Cuba tras la muerte de Fidel Castro.

Enviar Imprimir

La tarea de los demócratas

Naturalmente, los demócratas de la oposición interna y externa —dos caras de la misma moneda— y los aliados internacionales no deben cruzarse de brazos a la espera de que la dictadura se desplome por sí sola tras la muerte del "Máximo líder", como pomposamente continúan llamando a Castro.

Es muy importante que los reformistas civiles y militares que existen dentro de la estructura de poder en Cuba sepan que la oposición interna y externa, sin dejar de presionar en todos los campos en los que le sea dable actuar, está dispuesta a pactar formas de colaboración que conduzcan a una transición pacífica hacia las libertades políticas y económicas, sin vencedores ni vencidos, y en donde quepan todas las posiciones políticas defendidas razonable y legalmente.

Entre esas fórmulas cabe el referéndum que legitime una amnistía general para todos los actos de intencionalidad política.

Cabe el financiamiento de una jubilación honorable y decorosa, dentro o fuera de Cuba, garantizada por organismos internacionales, para aquellos funcionarios que así lo deseen, como ha sucedido en otros países.

Cabe la certeza de que no habrá represalias ni se condenará a nadie a la indignidad.

Cabe el acuerdo de que las Fuerzas Armadas y las encargadas de guardar el orden serán transformadas y puestas al servicio de la democracia, como ocurrió en España o en la mayor parte de los países del Bloque del Este, pero no serán abolidas.

Cabe el compromiso formal de que nadie perderá el techo bajo el que vive cuando se restaure la propiedad privada.

Cabe, en suma, la garantía, de que el cambio será en beneficio del conjunto de la sociedad y no para el disfrute de unos pocos.

Durante toda nuestra historia republicana los cubanos no hemos sido capaces de encontrar salidas pacíficas a las grandes crisis políticas. Nos ocurrió en 1906, en 1933 y en 1959. Esta es la gran oportunidad de demostrar que hemos madurado y podemos superar las diferencias por medio de negociaciones, actuando de manera racional y sensata. Si lo logramos, el camino de la reconciliación, la paz y la prosperidad se abrirá de forma permanente.

* Conference "Key Challenges of a Cuban Transition Government". Commission for Assistance to a Free Cuba (CAFC). Army-Navy Club, February 13, 2006. Washington, D.C.


« Anterior1...4567Siguiente »