Ir al menú | Ir al contenido

Actualizado: 28/11/2023 13:12

EEUU, Clima, Cambios

¿Qué cambiará con los cambios climáticos?

Una decisión del presidente Donald Trump que afecta no solo a quienes viven en París, sino también a los residentes de EEUU y de todo el mundo

Recientemente leíamos la noticia de que los residentes de las islas artificiales que se extienden a lo largo de Venetian Causeway, y que forman parte de Miami, están solicitando traspasarse a Miami Beach ya que allí pagarían menos impuestos sobre la propiedad, costo de los estacionamientos y otros detalles más o menos importantes. Le deseamos éxitos en esta gestión que sin embargo consideramos poco probable que triunfe.

Pero lo peor de todo es que dentro de unos 80 años, para 2100, esa gestión será totalmente fútil ya que esas islas y el mismo Miami Beach y buena parte de los condados Miami-Dade y Broward desaparecerán bajo las aguas, y a los residentes de Hialeah, para esa época, el mar les quedará cerquita, si el pronóstico de que las aguas del mar pueden para esa fecha ascender 5,2 pies se cumple[1]. Esperamos que no, que los científicos se equivoquen y que sean los políticos los que tengan la razón y que todo eso del cambio climático sea una engañifa de los chinos para perjudicar la economía de EEUU como en algún momento de su campaña electoral declaró el actual presidente de nuestro país.

La retirada de los glaciares, el calentamiento de los océanos, el desprendimiento de témpanos del tamaño de Manhattan, los ciclones cada vez más potentes, las sequias y un largo etcétera no son invenciones del 99,9 % de los científicos que estudian los fenómenos que están ocurriendo a la vista de todos. Sin embargo, eso no fue lo que se discutió en la Casa Blanca cuando se tomó la decisión de separar a EEUU del Acuerdo Climático de París. Lo único que se tomó en cuenta fue que era un compromiso electoral y que el Acuerdo de París hacía difícil el que se desmantelara el “Clean Power Plan” establecido durante la presidencia de Obama.

La ligereza de los argumentos que se pusieron sobre la mesa para esa fatal toma de decisión queda plasmada en el Capítulo 23 del libro de Bob Wooward, Fear Trump in the White House, la cual culmina en la no menos ligera declaración a la prensa del presidente Trump en el Rose Garden, cuando dijo con evidente orgullo: “I was elected to represent the citizen of Pittsburgh, not Paris”.

Como si esa decisión no fuese también en contra de los ciudadanos de EEUU, por no decir del resto del mundo.

Lo único que ahora cabe esperar es que antes de 2100 alguna otra administración, con más sensatez, revierta esa posición que no causó risa, como ocurrió con las habituales grandilocuencias de nuestro presidente, adecuadas para sus seguidores, pero no para los dignatarios y diplomáticos en la ONU.


[1] En el mapa que acompaña este trabajo se representa en negro el actual nivel de las aguas y en azul el ascenso del nivel en 5,2 pies que se pronostica para 2100, el mismo se elaboró a partir del mapa que apareció en la pag. 30 de la revista National Geographic, setiembre 2018.

© cubaencuentro

En esta sección

Dilemas de la guerra

Rafael del Pino , EEUU | 13/04/2022

Comentarios



Una oferta muy peculiar

Waldo Acebo Meireles , Miami | 06/04/2022

Comentarios


Rusia, la URSS y el petróleo

Alejandro Armengol , Miami | 04/04/2022

Comentarios


La madre de todas las conspiraciones (III)

Ariel Hidalgo , Miami | 31/03/2022

Comentarios


Sobre la guerra en Ucrania

Rafael del Pino , EEUU | 28/03/2022

Comentarios


Una opinión experta

Waldo Acebo Meireles , Miami | 23/03/2022

Comentarios


La madre de todas las conspiraciones (II)

Ariel Hidalgo , Miami | 21/03/2022

Comentarios


La calle del espía

Alejandro Armengol , Miami | 18/03/2022

Comentarios


La madre de todas las conspiraciones (I)

Ariel Hidalgo , Miami | 16/03/2022

Comentarios



Subir