Hazte amigo de Cubaencuentro y colabora

  • Registrarse
  • Iniciar sesión

cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Sucesos

Tribunal de EEUU revisará sentencia de estadounidense que secuestró avión en 1968

Tras su participación en el secuestro el acusado, Luis Armando Peña Soltrén, residió en Cuba durante 41 años hasta que decidió regresar a Nueva York porque, según dijo, deseaba ver a su esposa y otros miembros de su familia

Comentarios Enviar Imprimir

Un tribunal de apelaciones de Estados Unidos ha determinado que el ciudadano estadounidense Luis Armando Peña Soltrén, condenado a 15 años de cárcel por su participación en el secuestro en 1968 del vuelo Pan Am 281 —cuya trayectoria hacia Puerto Rico fue desviada hacia La Habana— no pudo hacer uso de su derecho a la libertad condicional, por lo que ha pedido que se revise su sentencia, informaron Europa Press y Reuters.

El panel judicial, formado por tres jueces, ha dicho que en el momento del crimen de Peña Soltrén, los acusados podían conseguir una liberación temprana a través del proceso de libertad condicional.

“Debido a que el régimen de sentencias en vigor en el momento de su crimen incluía la posibilidad de la libertad condicional, el tribunal de distrito debió imponer una sentencia que no eliminara esta opción”, han señalado. El Congreso abolió la libertad condicional federal en 1984.

De acuerdo con una nota divulgada en el sitio Café Fuerte, Peña Soltrén estuvo vinculado al Movimiento de Liberación de Puerto Rico y participó, junto con un grupo, en el secuestro del vuelo 281 de American con destino a Puerto Rico y con 103 pasajeros a bordo, el 24 de noviembre de 1968.

El piloto se vio obligado a desviar el vuelo desde el Aeropuerto Internacional Kennedy, en Nueva York, a La Habana.

Peña Soltrén tiene ciudadanía estadounidense, pero vivió en Cuba 41 años antes de regresar voluntariamente a Nueva York en octubre de 2009 para entregarse a las autoridades federales, informaron las agencias.

Café Fuerte recuerda que el acusado decidió regresar a EEUU porque, según dijo, deseaba ver a su esposa y otros miembros de su familia que viven en Florida y en Puerto Rico.

Sus abogados indicaron que Peña Soltrén esperaba una sentencia no mayor de cuatro años, dado que otros dos de los secuestradores involucrados, José Rafael Ríos Cruz y Miguel Castro, purgaron sentencias de siete y cuatro años en prisión durante la década de los 70.

Un cuarto hombre que no estaba en el vuelo y fue señalado en la acusación como el líder del Movimiento para la Liberación de Puerto Rico, fue inicialmente encausado, pero luego resultó absuelto de todos los cargos.

Café Fuerte añade en su reporte que el abogado de Peña Soltrén, el letrado James Neuman, dijo que su cliente solo se unió al secuestro para visitar a su padre, ingresado entonces en un hospital de La Habana.

La acusación describió que durante el secuestro, Peña Soltrén puso un cuchillo en la garganta de una azafata y tenía un arma al entrar en la cabina del piloto. Los secuestradores lograron pasar pistolas y cuchillos a bordo de la aeronave escondiéndolas en pañales de bebé, informó el sitio digital.

Durante el proceso se reconoció que Peña Soltrén no fue el líder de la operación, si bien fue el primero en levantarse de su asiento e iniciar el secuestro.

Según Café Fuerte, el FBI considera que unos 60 prófugos de la justicia estadounidense se encuentran aún viviendo en Cuba. El caso más notorio es el de la activista afroamericana Joanne Chesimard, responsable del asesinato de un policía en Nueva Jersey en 1973.

En las décadas de los sesenta y setenta del siglo pasado, decenas de aviones sufrieron secuestros en plena tensión política de Estados Unidos con el régimen de Fidel Castro. Algunos de estas acciones tenían un objetivo político, aunque otras personas trataban de buscar asilo en Cuba o pedir el pago de un rescate a la Administración estadounidense, concluye el reporte de las agencias.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (http://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.