Actualizado: 25/01/2022 14:16
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Artículos

Humor

Ganó el deporte: Cuba, segundo lugar

Enrisco, Nueva Jersey

Sushi 10, Picadillo de Soya 6. El Clásico Mundial de Béisbol y la pelotización de la política.

 

LA COLUMNA DE RAMÓN

Carta a Constantino Ribalaigua

Ramón Fernández-Larrea, Barcelona

La carta de El Floridita se cumplía más que la constitución socialista, y lo mejor, no discriminaba.

 

LA COLUMNA DE RAMÓN

Carta a Carlos Puebla (II)

Ramón Fernández-Larrea, Barcelona

El gobierno de Socotroco tiene la mezquita más grande: mezquita la comida, el tiempo, la casa, mezquita todo.

 

LA COLUMNA DE RAMÓN

Carta a Carlos Puebla (I)

Ramón Fernández-Larrea, Barcelona

Si en algo llevaba razón su guarachita eufórica fue en el enunciado doloroso: 'Se acabó la diversión' y comenzó el diversionismo.

 

LA COLUMNA DE RAMÓN

Carta a Joaquín de Agüero

Ramón Fernández-Larrea, Barcelona

¿A quién se le ocurre poner en peligro la historia posterior que dictan los manuales?

 

La columna de Ramón

Carta a Manuel Fernández Supervielle

Ramón Fernández-Larrea, Barcelona

Si usted promete agua a una ciudad, no se le ocurra construir un acueducto: ponga a disposición de la plebe un centenar de pipas.

 

La Columna de Ramón

Carta a Pedro Antonio Santacilia Palacio

Ramón Fernández-Larrea, Miami

Aunque Santacilia y Lafargue fueron pioneros, la exportación de yernos en Cuba no alcanzaría su esplendor hasta bien entrado el siglo XX.

 

Humor

Viva el deporte

Enrisco, Nueva Jersey

Si Cuba gana el Clásico Mundial, la prensa celebrará la superioridad del deporte revolucionario sobre el rentado... y la del picadillo de soya sobre el filet mignon.

 

LA COLUMNA DE RAMÓN

Carta a José López Rodríguez (II)

Ramón Fernández-Larrea, Miami

El muerto al hoyo y el vivo a lo que den por la cuota: Para matarse siempre hay tiempo, y si no lo hace la familia, el gobierno arrempuja.

 

La columna de Ramón

Carta a José López Rodríguez (I)

Ramón Fernández-Larrea, Miami

Si un hombre con tanto dinero se mata en Cuba, qué le depararía el destino a uno que tiene el lavamanos tupido y una nevera sin siquiera cucarachitas alemanas.