Actualizado: 20/10/2017 18:43
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Humor

Raulismo y machadato (Ventura)

El recién constituido Consejo de Estado, una especie de Buena Vista Social Club de los gobernantes.

Comentarios Enviar Imprimir

"La hora del cambio ya está llegando para Cuba", advirtieron los expertos tras el anuncio del Comandante de que no aceptaría ser reelegido. Y que si los nuevos componentes del Consejo de Estado no pertenecían a otro partido, al menos serían de una generación que no había visto caer a Machado, o que la disidencia ganaría nuevos espacios públicos y hasta publicaría columnas en el Granma, porque a partir de ahora el Comandante encabezaría la oposición, la oposición a los grandes cambios que llevaría a cabo el nuevo gobierno.

Pero llegadas las elecciones de este domingo, resultó ser que la hora del cambio no había llegado. Más bien habían cambiado la hora para el horario de Japón, pero el Japón de los shogunes. Ahora es Raúl Castro el que acumula más títulos que el Real Madrid, aunque en menos tiempo. Y el segundo al mando pasa a ser José Ramón Machado Ventura Carratalá del Río Chaviano y Salas Cañizares. Es decir, un tipo especialmente diseñado para oponerse a las ideas nuevas. Para alguien de su edad y características, lo nuevo va desde el internet hasta la rueda.

El resto del Consejo de Estado es más de lo mismo: personas cuyo promedio de edad parece más bien la esperanza de vida de una tortuga. Una especie de Buena Vista Social Club de los gobernantes. Y de los muchachos de Revolución Social Club no se puede decir que no tengan experiencias que puedan servir en el futuro.

En caso de agresión imperialista, allí se encuentran antiguos compañeros de lucha de Guamá que podrán explicar cómo hicieron frente a los conquistadores españoles. Si la amenaza es el cambio climático, hay alguno que puede compartir lo aprendido durante la cuarta glaciación. Eso sí, de regresar al pasado, ¡Jamás!, con sus corrupciones, su multipartidismo, su internet y sus ruedas. Así de optimista se ve el futuro cuando se tiene toda una vida por delante.

Ejercicio de espiritismo patriótico

Eso sí, nada de decisiones precipitadas. El Hermano en Jefe aclaró en su discurso que no dejaría de consultar los problemas más importantes a su Big Brother (que es el de todos los cubanos), un gesto loable de reconocimiento a los méritos de su antecesor. Aunque dadas las condiciones actuales de este, no estaría de más recomendar a Raúl que empiece a tomar clases de espiritismo.

El tono del discurso fue confiado, como corresponde a alguien tolerante y abierto a la crítica. Llegó a decir que "no había por qué temer a las discrepancias en una sociedad como la nuestra, en que por su esencia no existen contradicciones antagónicas". Sin embargo, con su pragmatismo característico, dio la noticia de que "el enemigo sigue al acecho" y "si alguien lo que pretende es presionar con afán de protagonismo o animado por la ambición, la demagogia, el oportunismo, la simulación, la autosuficiencia u otra debilidad humana de similar carácter, hay que enfrentarlo resueltamente".

No aclaró con qué habría que enfrentar a esos débiles de espíritu, pero su insistencia en las soluciones locales a los problemas sugiere que se les hará frente con machetes, si se trata de un campo de caña, o si es en la Ciénaga de Zapata, con cocodrilos.

El ahora oficialmente Hermano en Jefe terminó su discurso con una frase del Asesor en Jefe, fruto de su largo ejercicio del espiritismo patriótico: "El rostro ceñudo de Martí y la mirada fulminante de Maceo señalan a cada cubano el duro camino del deber y no de qué lado se vive mejor". Dicho con palabras llanas, instaba a sus compatriotas a permanecer en el país, que es lo mismo que decir el lado duro de la vida.

Y hablando de El País, todavía hay analistas que insisten en ver signos alentadores en esas noticias y concluyen que "las reformas económicas van, aunque a ritmo cubano". Luego de ese discurso hay quien seguirá esperando por la posibilidad de cambios. Yo, al ver las noticias, di un cambio más radical. Cambié de canal y me puse a ver la ceremonia de entrega de los Oscar. Y reconozco que lo hice con aprehensión, porque después de percibir el aire retro de las elecciones cubanas, ya no me extrañaba que eligieran Lo que el viento se llevó como mejor película, y a Greta Garbo como mejor actriz. Por suerte, el Oscar a la mejor película lo ganó No Country for Old Men, de los hermanos Cohen. Literalmente, "No País para Hombres Viejos". Y ahí tuve que reconocer que esos hermanos Cohen tienen mucha imaginación.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.