Actualizado: 13/12/2019 11:14
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

La Opinión de…

«Dos transiciones por delante»

Miguel Ángel Bastenier, Carlos Alberto Montaner y Antonio Elorza. Analistas opinan sobre la situación actual en Cuba.

Enviar Imprimir

Miguel Ángel Bastenier
Subdirector de Relaciones Internacionales del diario español El País.

La Habana se aboca a una segunda transición. El trayecto de Castro a Castro, de Fidel —80 años el día 13— a Raúl —75 en junio—, no haría más que poner a la Isla ante una nueva sucesión, porque el hermano menor del comandante —como los reyes saudíes— heredaría el poder en la recta final de su vida.

La sucesión está siendo palaciega, con un presidente delegado, el Segundo Castro, invisible, mudo y en paradero desconocido. Y en una demostración de cómo el régimen confunde información con exhibición, el primer Castro llega a superar al mismísimo Franco en su agonía, al sustituir con su sola persona a todo el equipo médico habitual y ser el único firmante de los comunicados sobre su salud. El 'atado y bien atado' con que Franco remitía su sucesión a las instituciones anticipaba la invocación al Partido como solución al traspaso de poder.

Cuba, con dos transiciones por delante, puede que gane un tiempo para aterrizar más suavemente en algo que, sin ruptura civil ni rendición a Washington, evolucione hacia un sistema democrático. Pero son muchos fuera de la Isla los que exigen el copyright absoluto de una democracia que sea sólo de sufragio, como en Bagdad.

La transición debería apuntar a una plena normalización democrática. Pero la ruta va a ser todo un campo minado.

Carlos Alberto Montaner
Escritor y periodista, presidente de la Unión Liberal Cubana y vicepresidente de la Internacional Liberal.

Con 80 años, enfermo, y cercana su muerte, lo esencial no es cuándo desaparecerá Fidel Castro, sino qué sucederá a partir de ese momento.

Fidel Castro ha aplastado con su enorme peso todas las instituciones del país. La clase dirigente está totalmente desmoralizada y secretamente desea cambios profundos. El colectivismo autoritario ha hundido a Cuba en la miseria.

Los logros de la revolución se han convertido en la prueba condenatoria más severa contra el sistema y en una fuente de frustración. No hay persona más inconforme y deseosa de cambios que un ingeniero, una médico o un maestro innecesariamente condenados a la pobreza y a la falta de esperanzas.


« Anterior12Siguiente »
El 'presidente interino' Raúl Castro, flanqueado por los comandantes de la revolución Juan Almeida y Ramiro ValdésFoto

El 'presidente interino' Raúl Castro, flanqueado por los comandantes de la revolución Juan Almeida y Ramiro Valdés, en una imagen de archivo. (AP)