Actualizado: 19/10/2017 11:37
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

TV Martí

A pesar de sus críticos, TV Martí aumenta las transmisiones

Muchos la consideran un gasto inútil en vista de que el gobierno cubano ha conseguido bloquear hasta ahora las señales.

Enviar Imprimir

Al tiempo que amplían las transmisiones a Cuba, luego de la operación que obligó a Fidel Castro a delegar provisionalmente el poder en su hermano Raúl, los responsables de Radio y TV Martí deben responder a sectores que cuestionan su existencia, reportó AP.

Según Washington, ambas estaciones fueron creadas para promover la difusión de ideas libremente en la Isla y sus operaciones son costeadas por los contribuyentes estadounidenses. El Congreso ha destinado unos 500 millones de dólares a ese proyecto desde su puesta en marcha, hace dos décadas.

Muchos, sin embargo, lo consideran un gasto inútil en vista de que el gobierno cubano ha conseguido bloquear hasta ahora las señales televisivas.

"Hace 16 años se les dijo que sería un juego de niños bloquear una señal que llega desde tan lejos. Fue un juego de niños, efectivamente, y las señales son bloqueadas", comentó Wayne Smith, quien dirigió la Sección de Intereses estadounidenses en Cuba entre 1979 y 1985.

Smith dijo que, debido a la presencia de numerosos exiliados cubanos en el proyecto, en la Isla se dice que las estaciones son tendenciosas, como las radios privadas de Miami que se pueden escuchar en Cuba.

Un informe emitido en 1999 por la Oficina del Inspector General del Departamento de Estado indicó que la radio Martí no satisfacía los parámetros de la Voz de América y no tenía controles externos.

"Se convirtió en otra radio de exiliados, y la gente en Cuba se da cuenta cuando la sintonizan", afirmó Smith.

Sin embargo, Pedro Roig, abogado y veterano de la fallida invasión de Bahía de los Cochinos, quien se hizo cargo en 2003 de la Oficina de Transmisiones a Cuba del gobierno estadounidense —que produce la programación de la radio—, afirmó que en los últimos años se ha puesto énfasis en las noticias y en garantizar una programación más equilibrada.

El sábado 5 de agosto, TV Martí amplió sus transmisiones, empleando un nuevo avión Lockheed Martin G1 para burlar los bloqueos. Los nuevos programas se suman a las transmisiones semanales que se realizan desde el 2004 desde un C-130 de la fuerza aérea estadounidense.

Roig dijo que, si bien se sigue dando prioridad a los puntos de vista anticastristas, también se promueve la exposición de otras ideas.

"Tenemos gente que discute los pro y los contra del embargo contra Cuba, el aborto, las células madre", afirmó.

La Oficina para las Transmisiones a Cuba hace consultas periódicas con personas llegadas recientemente de la Isla para saber qué es lo que les interesa escuchar.

Tomás Bilbao, director ejecutivo del Grupo de Estudios Cubanos, una organización independiente de líderes comunitarios y empresariales, opina que las transmisiones pueden ser útiles si estimulan el cambio, sin dar la sensación de que están "interfiriendo en los asuntos cubanos".