Actualizado: 15/11/2019 19:53
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

compras a EE UU

Congresistas de EE UU abogan por el libre comercio con la Isla

Funcionarios cubanos dijeron a empresarios estadounidenses que, de levantarse el embargo, el comercio entre los dos países aumentaría en 21.000 millones de dólares en los primeros cinco años.

Enviar Imprimir

Cinco miembros del Congreso estadounidense llamaron este martes a aumentar el comercio con Cuba, tras reunirse con el presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular, Ricardo Alarcón, en el marco de una visita a la Isla, informó Reuters.

Alarcón recibió a la delegación encabezada por Rosa DeLauro, demócrata del estado de Connecticut, que llegó el lunes a Cuba para apoyar a un centenar de empresas estadounidenses que buscan cerrar nuevos contratos para la venta de alimentos y productos agrícolas por 150 millones de dólares.

"Creo que nosotros deberíamos levantar el embargo y abrir el intercambio comercial entre Cuba y los Estados Unidos", dijo DeLauro, quien preside la subcomisión de agricultura del Comité de Apropiaciones de la cámara baja del Congreso estadounidense.

El grupo incluye también a los demócratas Marion Berry, de Arkansas, y Roberto Etheridge, de Carolina del Norte, y a los republicanos Rodney Alexander, de Luisiana, y Jack Kingston, de Georgia.

La visita se realiza en momentos en que aumenta el cuestionamiento en el Congreso estadounidense al embargo comercial contra Cuba, impuesto en 1962.

A petición del Comité de Finanzas del Senado, la Comisión Internacional de Comercio investiga el embargo para ver si perjudica a los intereses estadounidenses. El informe será emitido a finales de junio.

El endurecimiento de las sanciones por parte del presidente George W. Bush ha sido apoyado por un sector influyente de los exiliados cubanos en Miami, quienes esperan que acelere el desplome del régimen de Fidel Castro.

Kingston, que en el pasado apoyó el embargo contra la Isla, dijo que estaba en Cuba para aprender, y que tenía "una mente abierta", aunque no aclaró si modificará su posición en el futuro.

"Si uno lo ve desde un punto de vista económico, es algo lógico. Está claro que ambos países recibirían mucho si se alcanzaran acuerdos comerciales en casi todos bienes y servicios de consumo. Pero nuestro trabajo como congresistas no es sólo ver las propuestas comerciales, sino los puntos de vista políticos, diplomáticos y de defensa de los derechos humanos", dijo Kingston, según citó la AP.

A pesar de la histórica rivalidad entre Washington y La Habana, las exportaciones estadounidenses a Cuba han superado en total los 2.300 millones de dólares desde 2001.

Este martes, Pedro Álvarez, el presidente de la estatal Alimport, encargada de las compras de alimentos en el extranjero, dijo a los empresarios estadounidenses que acudieron a La Habana a cerrar nuevos tratos que, de levantarse el embargo, el comercio entre los dos países aumentaría en 21.000 millones de dólares en los primeros cinco años, informó la AFP.

Un total de 265 empresarios y políticos de 114 compañías de 25 estados negociaron en La Habana las ventas a Cuba para el segundo semestre de 2007.

Según Álvarez, el dinero para incrementar sustancialmente las compras saldría de "la eliminación de las restricciones a los viajes de los ciudadanos norteamericanos a Cuba" pues "una parte considerable de esos ingresos se destinarían a la compra de alimentos".

"Cuba está abierta a un proceso inversionista en diferentes sectores incluyendo nuestra industria molinera y de almacenes que de conjunto podríamos trabajar si no existieran las actuales restricciones", añadió.

El funcionario dijo a los empresarios estadounidenses que Washington, con el endurecimiento de las restricciones a Cuba, crea "condiciones que benefician a la competencia y perjudican al productor y el exportador norteamericano".

"Estas restricciones hoy están afectando el incremento de las compras por la inseguridad en el suministro a nuestro país", agregó.