Actualizado: 12/12/2019 10:24
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

compras a EE UU

Críticas a la política de Washington dominan negociaciones entre empresarios de EE UU y Alimport

Unos 265 empresarios y políticos estadounidenses deben cerrar este martes con los funcionarios cubanos los contratos para las ventas de la segunda mitad de 2007.

Enviar Imprimir

AFP/ La Habana. Una ola de críticas de dirigentes cubanos y empresarios estadounidenses a las restricciones impuestas por Washington al comercio con Cuba dominó este lunes la jornada inicial de la ronda de negociaciones a través de la cual el gobierno de la Isla espera comprar entre 100 y 150 millones de dólares en alimentos a empresas norteamericanas.

"Quiero que (el presidente George W.) Bush acabe con este embargo, abra el comercio y los viajes entre los dos países", dijo el algodonero de Mississippi, John Newcombe, uno de los 265 empresarios y políticos de 114 compañías correspondientes a 25 estados norteamericanos, presentes en La Habana.

Agregó que "esta ronda es un apoyo al libre comercio entre las dos países, que es un derecho humano fundamental".

La ronda, para contratar las compras del segundo semestre de 2007, se celebra próxima a que se cumplan los seis años de importaciones cubanas de alimentos desde Estados Unidos.

Esas compras se han realizado bajo condiciones especiales de flexibilización del embargo aprobadas por el Congreso en 2000, pero que imponen el pago al contado, sin crédito estatal o privado, así como transporte en naves no cubanas.

Aún así, desde diciembre de 2001, La Habana ha contratado alimentos, papel y madera por 2.431 millones de dólares, dijo el presidente del monopolio estatal cubano Alimport, Pedro Álvarez.

"Cuba, ha honrado los contratos con todos y cada uno de sus socios comerciales y ha sido capaz de construir un puente de paz y amistad con todos los pueblos del mundo", dijo Álvarez.

Un funcionario de Alimport que sirvió de presentador, dijo a los asistente: "Algunos pensaron que no duraríamos tanto, otros pusieron obstáculos, pero estamos acá", en referencia a las medidas impuestas en 2005 por la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC), adscrita al Departamento de Tesoro estadounidense, que estableció la obligación de pagar las mercancías antes del embarque.

William T. Hawck, ex subsecretario federal de Comercio, quien ahora trabaja para el estado de Mississippi señaló: "estamos comprometidos con el fin de las berreras políticas que separan nuestros países".

"Pienso que es hora que avancemos en nuestro esfuerzo", añadió entre aplausos de los asistentes.

En la ronda participan también los representantes demócratas Rosa DeLauro (Connecticut), Marion Berry (Arkansas) y Bob Etheridge (Carolina del Norte), así como los republicanos Rodney Alexander (Louisiana) y Jack Kingstan (Georgia).

Marvin Det Mer, presidente de la Federación de Productores de Arroz de Estados Unidos dijo que Cuba es "uno de los grandes importadores de arroz del mundo y del continente americano".

"Estamos perdiendo 2.000 millones de dólares al año por no tener acceso al mercado cubano", indicó.

Los empresarios creen que no habrá cambios mientras que la administración de Bush esté en la Casa Blanca. "Vamos a tener que esperar las elecciones para poder levantar las restricciones", dijo a la prensa Colaine Curtis, de la empresa Navajo Pride.

Antonio Martínez, de Martinez & Associates, dijo que en su criterio, las restricciones "no tienen sentido común".

"En realidad quienes estamos perjudicados somos nosotros, que pudiéramos vender más", agregó.

A pesar de esa intención de normalizar las relaciones comerciales entre los dos países, "ahora aparece un esfuerzo de la extrema derecha denominado Comité de Acción Política por la Democracia en Cuba que se encarga de desestimular la acción de los legisladores federales que apoyan nuestras relaciones", afirmó el presidente de Alimport.

Advirtió que "en los Estados Unidos como consecuencia del bloqueo a Cuba, se crean condiciones que benefician a la competencia y perjudican al productor y el exportador norteamericano".

La ronda comercial debe concluir este martes con la firma de los acuerdos.