Actualizado: 27/01/2022 17:36
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Consenso Cubano, embargo. transición, Castro-Salud

Consenso Cubano pide al gobierno de Bush que suavice el embargo

El grupo pidió a La Habana que elimine restricciones e impuestos a las comunicaciones con EE UU y permita a los cubanos establecer pequeñas empresas con el dinero de las remesas.

Enviar Imprimir

El grupo Consenso Cubano, integrado por más de veinte organizaciones del exilio en Estados Unidos, pidió este lunes al gobierno estadounidense que reconsidere su política de aislamiento a Cuba y suavice las restricciones a las visitas familiares y el intercambio de bienes entre ambos países, informó la AFP.

Asimismo, los exiliados pidieron a La Habana que facilite el libre tránsito de sus ciudadanos, elimine restricciones e impuestos a las telecomunicaciones y al correo con Estados Unidos, y permita a los cubanos establecer pequeñas empresas con el dinero de las remesas que reciben del exterior.

Las peticiones están incluidas en un documento de Consenso Cubano —del que forman parte organizaciones como la influyente Fundación Nacional Cubano Americana (FNCA)—, y surgen después de que el pasado sábado el gobernante interino de la Isla, Raúl Castro, expresara su disposición a un diálogo de igual a igual con Washington para terminar con el diferendo de casi medio siglo.

"Es necesario flexibilizar ciertos elementos de la política de Estados Unidos relacionados fundamentalmente con la ayuda humanitaria al pueblo cubano durante esta época en que pudiéramos estar dirigiéndonos hacia una transición", dijo a la AFP Francisco Hernández, presidente de la FNCA.

"Deben revertirse las decisiones tomadas por la administración del presidente George W. Bush en 2004", agregó.

En 2004, Bush reforzó el embargo de cuatro décadas a Cuba, limitando los viajes y el envío de remesas a la Isla.

El documento de Consenso Cubano indica que tales medidas, y las políticas del gobierno cubano de restringir el libre tránsito a sus ciudadanos, "dañan a la familia cubana" y "además, retardan las posibilidades de cambio para Cuba".

A finales de la semana pasada, el Arco Progresista, que agrupa a organizaciones socialdemócratas de la disidencia interna cubana, pidió también a la nueva mayoría demócrata del Congreso estadounidense reconsiderar la política restrictiva que, a su juicio, "en nada" ha favorecido la democratización y el respeto de los derechos humanos desde que se puso en vigor.

Hernández agregó que las medidas lo que han hecho es aislar a la Isla.

"Esta es una oportunidad para convertir a los cubanos en el exilio en agentes de cambio dentro de Cuba", dijo, "podemos llevarles esperanza, podemos llevarle ayuda efectiva, económica y activismo pacífico dentro de la Isla", dijo.

"Si esto no se hace, si nosotros permanecemos (…) separados de nuestros familiares y de la oposición por restricciones que son demasiado tajantes, demasiado radicales (…), va a ser muy difícil que pueda llegarse a una verdadera y exitosa transición" en Cuba, agregó.

En el pasado tales sugerencias han sido combatidas por los exiliados de línea dura y los congresistas cubanoamericanos en Washington, que piden mantener el embargo mientras los hermanos Castro o sus seguidores sigan en el poder y no haya apertura democrática.

Hernández opinó que "la única solución al problema cubano" es sentarse "todos a una mesa" a buscar una salida.

"Ya Fidel Castro ha desaparecido, puede ser que aún esté respirando, pero la realidad es que el último sábado Raúl Castro tomó las riendas del poder en Cuba", agregó.

"Yo dudo muchísimo que en este momento Fidel Castro esté en capacidad de tomar incluso ninguna decisión con respecto al gobierno", dijo.

La ausencia de Fidel Castro en el desfile militar por el aniversario 50 del desembarco del Granma, realizado en sábado en La Habana, ha sido vista por muchos como la confirmación de que una etapa ha llegado a su fin y de que el gobernante, que convalece de una complicada cirugía desde julio pasado, no regresará al poder.