Actualizado: 30/01/2023 18:55
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

El gobierno de Raúl

División de opiniones y sorpresa, tras las destituciones de Lage y Pérez Roque

Comentarios Enviar Imprimir

Los cubanos seguían sorprendidos el jueves por los numerosos cambios anunciados el lunes por el gobierno, en la reestructuración ministerial más importante de los últimos años. Las opiniones iban a favor y en contra de las decisiones, reportó EFE.

"La situación sigue siendo confusa y la juventud se pregunta qué tipo de sacrificio es el que cuenta aquí ¿El de una época que no nos tocó vivir? ¿Estamos condenados por un fatalismo histórico?", se preguntó Damián, profesor de 29 años.

En lo que parece una novela por entregas, Raúl Castro destituyó el lunes a varios ministros, incluido el de Exteriores, Felipe Pérez Roque, y retiró el cargo de secretario del Consejo de Ministros al vicepresidente Carlos Lage.

Un día después, Fidel Castro, sin mencionarlos, dijo en uno de sus artículos que "la miel del poder, por el cual no conocieron sacrificio alguno, despertó en ellos ambiciones que los condujeron a un papel indigno".

Tras una reunión del Buró Político del Partido Comunista, de la que no se han dado detalles, ambos firmaron cartas de renuncia al resto de cargos que aún tenían; en el caso de Lage, el de vicepresidente del Consejo de Estado, máximo órgano de dirección del Estado, y miembro de la cúpula del Partido.

Esas cartas, "lejos de despejar el misterio, lo acrecientan", dijo Esteban, otro cubano consultado por EFE. Lage y Pérez Roque, hasta esta semana los más renombrados dirigentes cubanos que no pertenecían a la generación histórica de la revolución de 1959, ratificaron en sus renuncias "una fidelidad a la revolución y sus líderes que aseguran mantuvieron hasta ahora".

Las cartas fueron publicadas el jueves, pero llevaban fecha del 3 de marzo —el mismo día del artículo de Fidel Castro—. En ellas, ambos reconocen sus "errores", que no citan, y asumen la "responsabilidad".

"¿Entonces?, ¿donde está el error?", se preguntó Esteban.

Para Sergio, administrador de una empresa del Estado, "ninguno había trabajado nunca y salió a mandar y a viajar por el mundo".

"La gente pasando trabajo y ellos viviendo bien. No sabemos qué fue lo que hicieron, porque eso no se divulga, pero como ellos hay muchos más. Los cambios hay que hacerlos desde la base para arriba y hay que hacer más", afirmó.

"No creo que en verdad hayan renunciado, simplemente hicieron algo que no tenían que hacer. En Cuba no es válido cometer errores, es letal, al que comete errores lo desaparecen", opinó Michel, un estudiante de 24 años. "Y en este caso la magnitud del error, del cual nunca nos vamos a enterar, debe haber sido grande. Esto parece un maremoto político", añadió.

La sucesión de acontecimientos parece no terminar. El diario oficial Granma mencionaba este jueves como jefe del Departamento de Relaciones Exteriores del Comité Central del Partido Comunista a Jorge Martí Martínez.

Hasta ahora, el jefe de esa dependencia había sido Fernando Remírez de Estenoz. La sustitución no ha sido oficialmente informada.

Un analista occidental consultado por EFE indicó que, a su juicio, se han producido "dos acontecimiento simultáneos".

Por una parte —dijo—,"cambios en congruencia" con los anuncios de Raúl Castro en 2008 de reestructurar los organismos del Estado, y por otra, "una purga".

Según ese analista, la importancia de los nombres de Lage y Pérez Roque ha opacado la relevancia de una reestructuración del gobierno, que ha afectado de manera "profunda" al aparato económico.

"Es claro que Raúl Castro quiere impulsar reformas económicas, como dijo (el ministro de Comercio Exterior, Ricardo) Malmierca, que ha recibido 90 días para reestructurar el nuevo ministerio", comentó otro observador europeo.

"El problema es que seguimos sin saber qué hicieron Lage y Pérez Roque", agregó.

En busca de eficiencia militar

De acuerdo con un reporte de la agencia Reuters, la reestructuración parece dirigida a inyectar más eficiencia al estilo militar a una economía azotada por los huracanes, la recesión y las trabas burocráticas.

Los nombramientos no parecen anunciar reformas radicales. Colocan en el gobierno a generales, ex oficiales y cuadros de mediana edad.

Analistas creen que las designaciones realizados por Raúl Castro están en consonancia con el modelo de reforma militar denominado "perfeccionamiento empresarial", desarrollado para empresas que abastecían a las Fuerzas Armadas cuando el general era ministro de Defensa.

"Está cumpliendo bien su promesa de mejorar la administración del gobierno, haciéndola más eficiente y menos corrupta", dijo Brian Latell, un ex analista de la CIA que ha seguido el tema de Cuba por décadas.

Los nombramientos de Raúl Castro ponen más áreas de la economía en manos de militares, en los que parece tener más confianza.

El general José Amado Ricardo Guerra, ex jefe del Estado Mayor del Ministerio de Defensa, fue nombrado nuevo secretario del Consejo de Ministros. El coronel jubilado Manuel Murillo dirigirá el Ministerio de Economía y Planificación.

El nuevo titular de la Industria Sideromecánica es el general Salvador Pardo, que administraba las empresas militares que abastecían a las Fuerzas Armadas.

"El 'perfeccionamiento empresarial' no tiene analogía exacta en las economías capitalistas y no es tomado de otros países socialistas como 'modelo de reforma'", según un estudio de Phil Peters, un experto del Lexington Institute en Estados Unidos.

El modelo ofrece cierto margen para la asociación con empresas extranjeras y la competencia entre las empresas estatales, así como para iniciativa privada limitada en la agricultura y otras áreas en el entorno del sector minorista.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.