Actualizado: 03/08/2020 12:54
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Economía

El PCC advierte que el fin de la dualidad monetaria no aumentará el poder adquisitivo

Comentarios Enviar Imprimir

La posible eliminación de la dualidad monetaria, uno de los problemas más complejos de la economía de la Isla, no devolverá el poder adquisitivo a la población ni creará "de por sí" nuevas riquezas, advierte un documento preparado especialmente para los militantes Partido Comunista (PCC), de acuerdo con un reporte de IPS.

El texto —que según la agencia guiará el análisis del tema en reuniones de estudio previstas para mediados de este mes, tanto en el PCC como en la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC)—, intenta corregir el desconocimiento sobre la complejidad de la existencia de una moneda nacional y otra convertible, la disparidad entre ambas y su posible unificación.

La dualidad monetaria y sus consecuencias estuvieron entre las quejas planteadas en los debates promovidos por el gobierno tras el discurso pronunciado el 26 de julio de 2007 por Raúl Castro.

El pasado 24 de febrero, al asumir formalmente el poder, Raúl Castro dijo que para evitar efectos traumáticos e incongruencias, cualquier cambio referido a la moneda debe hacerse con un enfoque integral, en el que se tengan en cuenta factores como el sistema salarial, los precios minoristas, y las gratuidades y subsidios estatales a servicios y productos.

"La gente espera que cuando se elimine la dualidad monetaria van a mejorar sus ingresos reales, algo que no se puede lograr si no hay producción", dijo Pável Vidal, profesor e investigador del Centro de Estudios de la Economía Cubana (CEEC), de la Universidad de La Habana, consultado por IPS.

Autor de varios artículos sobre el tema, Vidal sostiene que la eliminación de la doble moneda y una política monetaria y salarial más flexible, acompañadas de reformas estructurales, sumarían beneficios al desarrollo de la economía cubana, que se traducirían en una paulatina solución de muchas de las carencias y dificultades que agobian a buena parte de la población.

Al respecto, el material de estudio del PCC afirma que la solución a la pérdida del poder adquisitivo del salario no depende de decisiones cuyo alcance fundamental se limiten a la esfera monetaria, sino del sustento productivo que debe garantizar el adecuado funcionamiento de la economía.

Aclara asimismo que la eliminación de la doble moneda no puede lograrse mediante la sustitución del peso cubano por el peso convertible a la tasa de uno a uno, "como algunos erróneamente pudieran pensar". El peso convertible (CUC) cuesta en las estatales Casas de Cambio (Cadeca) 25 pesos cubanos y 1,20 dólares estadounidenses.

"La unificación monetaria se alcanzará en el momento en que el peso cubano sea la única moneda que circule en nuestro país con una sola tasa de cambio, pero esta última y el poder adquisitivo de esa única moneda —el peso cubano— no dependen ni dependerán de una decisión administrativa, sino del nivel de fortaleza y eficiencia" de la economía, afirma el texto del PCC.

Según Vidal, desde hace años están dadas las condiciones para pasar a una única moneda, pues las finanzas internas se encuentran "bastante equilibradas" y la economía se "desdolarizó", cuando la libre circulación de la moneda estadounidense se sustituyó por la del peso convertible.

En su opinión, el "cuello de botella" está en resolver fundamentalmente la dualidad de las tasas de cambio, que en las empresas es uno a uno, mientras en las Cadecas es 24 pesos a la compra y 25 a la venta, pasar a un sistema cambiario o de cambio único y luego darle convertibilidad al peso cubano en el segmento empresarial.

El experto considera que se podría comenzar por la devaluación gradual del peso cubano en las empresas y, paralelamente y en función del crecimiento económico, se revaluaría paulatinamente la tasa de cambio en las Cadecas.

"Cuando esas dos tasas de cambio se encuentren, se podría pasar todo a una misma moneda", aclaró Vidal.

Para el especialista, la dualidad monetaria complica la contabilidad y la política económica, impide relaciones y encadenamientos entre las empresas, debilita el mercado interno, desfavorece la expansión de las exportaciones y limita la inversión extranjera, entre otros impactos negativos.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.