Actualizado: 10/12/2019 14:39
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Presos políticos, Excarcelaciones

La Iglesia dice que mediación por presos fue comprometida

“No hay solución ideal en un conflicto prolongado y que ha implicado a tantas personas ubicadas en las más disímiles posiciones”, señala en un artículo Orlando Márquez, director de Palabra Nueva

Comentarios Enviar Imprimir

La revista católica Palabra Nueva defendió este miércoles que la mediación de la Iglesia Católica cubana en el proceso de excarcelaciones de presos políticos en el último año no fue neutra “sino bien comprometida”, con riesgos y “teniendo para todos una mirada pastoral y caritativa”.

La web de Palabra Nueva publica un artículo de su director, Orlando Márquez, donde hace balance de la mediación de la Iglesia católica y del arzobispo de La Habana, cardenal Jaime Ortega, ante las autoridades cubanas que fructificó en la excarcelación progresiva de 126 presos políticos, de los que 114 se trasladaron a España con familiares.

“No fue una mediación neutra, sino bien comprometida, que tomó riesgos y aceptó estar en el epicentro del torbellino, teniendo para todos, de un lado y otro, una mirada pastoral y caritativa”, indica Márquez.

El propósito era “lograr, mediante el diálogo, una salida a la gran tragedia” de las familias de los presos políticos, aunque esa mediación no fuera la “solución ideal” porque “no hay solución ideal en un conflicto prolongado y que ha implicado a tantas personas ubicadas en las más disímiles posiciones”, escribe el director de Palabra Nueva.

El artículo recuerda que la Iglesia intercedió entre los familiares de los presos políticos (las Damas de Blanco) y las autoridades cubanas por reclamos “puramente humanitarios” y destaca que en ningún momento se planteó la posibilidad de una mediación entre las autoridades y sus opositores para tratar cuestiones políticas.

Márquez distingue que se trató de una mediación y no de una negociación, si bien resalta que la Iglesia cubana ha defendido durante muchos años que “es necesario escuchar a todos quienes en Cuba manifiestan interés en aportar ideas y esfuerzos por el bien del país”.

“Las leyes que llevaron a estas personas a la cárcel permanecen vigentes. Ahora o en un futuro no lejano, es necesario que el país finalmente logre un espacio en el que las diferentes opiniones, intereses y criterios, puedan encontrarse y fundirse en un proyecto común y universal propio”, opina el director de Palabra Nueva.

El papel del cardenal Ortega en ese proceso de excarcelaciones fue recientemente criticado en España por Teófilo de Luis, un diputado del conservador Partido Popular (PP), que afirmó que a los presos políticos se les forzó al destierro.

De Luis también acusó al arzobispo de La Habana de colaborar de forma “inmisericorde y vergonzante” con el régimen cubano, unas afirmaciones que han sido desmentidas y reprobadas por la Iglesia Católica de la Isla.

“Nunca intentó convencer a nadie de emigrar”, escribió Orlando Márquez, que dedica parte de su artículo a describir que el propio cardenal preguntaba personalmente a los presos si deseaban viajar a España y explicaba a los que le preguntaron que no era condición para salir de la cárcel.

“Es incorrecto afirmar que fueron forzados al exilio, u obligados a viajar como condición para no seguir en prisión. Más incorrecto aún es decir que el Gobierno cubano y la Iglesia se aliaron para desterrar a estas personas”, añade.

Entre julio de 2010 y abril de 2011, 114 presos políticos fueron excarcelados y trasladados a España junto a 647 familiares dentro de un inédito proceso de diálogo entre la Iglesia Católica cubana y el Gobierno de Raúl Castro que fue apoyado por España.

Otros doce opositores que fueron encarcelados durante la ola represiva de la Primavera Negra de 2003 y que se negaron a abandonar Cuba también fueron finalmente excarcelados y permanecen en la Isla.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.