Actualizado: 17/04/2024 23:20
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cultura

Artes Plásticas

Pasajeros infinitos

Álvarez Guedes, Paquito D'Rivera, Olga Guillot, Reinaldo Miravalles…: Un viaje por la idiosincrasia cubana a través de los retratos de Delio Regueral. Vea la galería

Comentarios Enviar Imprimir

El retrato simula una manera del canibalismo místico de ciertas comunidades primigenias: en cada imagen, el artista roba para sí parte de los atributos de su modelo-presa y los transfigura en una alegoría llamada a vencer la prueba implacable del tiempo. Delio Regueral, artista cubano residente en Miami, tiene un apetito insaciable por revelar los enigmas que alberga el género rey del arte de la foto cuando afronta sus desafiantes inspiraciones.

Si el rostro es el espejo del alma, sus retratos son una suerte de pantalla viva fragmentada en múltiples lentes quiméricos. Cada tragaluz nos devuelve un reto que hace reflexionar sobre la suma de experiencia vital acumulada en una mirada, un desplante, un gesto, un reclamo, una dádiva. Es la gramática de la luz en momentos privilegiados.

El lente de Regueral escudriña más allá de las apariencias, su pupila ensaya la calma que antecede las tormentas. Los ojos de sus retratos son inquisitivos, infidentes, canónicos. En los contados casos donde el artista los elude, discurre una broma o un apunte de buen gusto. Puede ser el enfático puño de un boxeador o las prístinas sandalias doradas de una famosa escritora.

Incluso en los momentos de cierta puesta en escena, como corresponde a la modalidad, los retratos de Regueral exudan un instinto casi animal en su exploración del azar. Son poses sin guión, como si hubieran acontecido de una sentada.

Porque el desplazamiento y la fuga son hechos consustanciales a la insularidad, los retratos de Delio Regueral trazan un viaje de la imaginación por distintas estaciones de la idiosincrasia cubana en busca de respuestas apropiadas a ingentes interrogantes. En medio de la diáspora involuntaria es la manera más sutil de retornar, como un hijo pródigo, al hogar de sus ancestros y explorar su capacidad de pertenencia.

Estos retratos son como huellas dactilares que se resisten al desvanecimiento del olvido. Hablan de la necesidad de perdurar. Los miramos y nos devuelven el cumplido con un donaire parejero. El don de Delio los ha marcado para siempre, son pasajeros infinitos de una aventura fascinante.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.

Olga Guillot. (DELIO REGUERAL)Foto

Olga Guillot. (DELIO REGUERAL)

Retratos de Delio Regueral