Actualizado: 18/01/2022 16:22
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cultura

Cine

Estreno en Cuba de la película 'La edad de la peseta'

El filme cuenta la historia de un niño que en la Cuba de 1958 vive un fuerte conflicto familiar.

Enviar Imprimir

AFP/ La Habana. El cubano Pavel Giroud acaba de presentar su primer largometraje de ficción, La edad de la peseta, un filme sin grandes pretensiones pero de sólida factura.

"Para ambas (la música y el béisbol, sus pasiones de niño) estoy viejo y en definitiva me las perderé; curiosamente, en mi oficio soy considerado joven, si hubiera sido deportista, con mi edad, sería todo un veterano", dijo en una reciente entrevista.

La edad de la peseta, frase acuñada en la Isla para el difícil período de la infancia que va desde los siete a los 10 años, es la historia de un niño que en la Cuba de 1958 vive un fuerte conflicto familiar: un padre ausente, una madre que va de una a otra pareja; una abuela materna dictatorial.

Al llamar al grupo de realización al escenario, en la ceremonia previa al estreno el pasado viernes, la presentadora recalcó: "todos ellos trabajaron en su primer largometraje".

Sin embargo, Giroud, el guionista Arturo Infante, el director de montaje Lester Hamlet, el de fotografía, Luis Najmias, y la de Arte, Vivian de Valle, constituyen un equipo que lleva tiempo trabajando, han realizado varios cortos y documentales, y en algunos casos han cambiado de posición, como un equipo de béisbol.

Incluso el protagonista, el niño Iván Carrera, llegó a la película con una foja de programas televisivos y cortos de cine, que lo convierten en un actor convincente, de gran expresividad, que según algunos espectadores asistentes al estreno, "no necesita hablar".

"Con el niño me impuse una premisa: no quiero a un niño actor, necesito uno con sensibilidad artística. Trabajar con él fue una maravilla, demostró que la edad no influye cuando estás entregado totalmente", dijo Giroud a la prensa.

El premio Nobel de Literatura, el colombiano Gabriel García Márquez, fue el impulsor del guión, pues Infante participó en el taller "Cómo se cuenta un cuento", que el escritor impartió hace unos años en la escuela de cine de La Habana.

"Entre la multitud de historias que surgieron allí, yo conté algunas anécdotas de mi abuela fotógrafa. Al Gabo le gustaron mucho e inmediatamente me animó a inventar una historia con todas ellas. Si no hubiese sido por su insistencia, quizás nunca hubiera escrito este guión, o a lo mejor muchos años después", contó Infante.

La abuela, tal vez el personaje más fuerte y complejo de la película, está encarnado por la actriz española Mercedes Sampietro. Española emigrada a la Isla, fotógrafa, devota del santoral cristiano, admiradora de Fidel Castro y su revolución triunfante, toca al piano la música compuesta especialmente para el filme por el pianista y compositor Ulises Hernández.

"Algo que me gustó mucho es que toca el tema político, el contexto social, pero sin abandonar el eje central que es la historia humana. En dos palabras, como decimos aquí: no tiene teque", dijo una espectadora tras el estreno.

Una sala repleta aplaudió la presentación de una película que no hizo llorar a nadie, ni provocó grandes emociones, pero convenció por su oficio, terminación y sincronía, sin ruedas sueltas.

"Para que funcione una película, todos estos elementos tienen que estar en absoluta sintonía. Está concebido para que todo fluya en perfecta armonía", opina Giroud.