Actualizado: 18/08/2022 7:35
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cultura

Jesús Caunedo

Fallece en Puerto Rico el músico Jesús Caunedo

Enviar Imprimir

El pasado 13 de junio falleció en San Juan, Puerto Rico, el músico Jesús Caunedo, a quien sus vecinos encontraron muerto en su hogar.

Nacido en La Habana, el 24 de agosto de l934, con muchos esfuerzos económicos realizó estudios musicales en el Instituto Cívico Militar de Ceiba del Agua. Apenas graduado, por su versatilidad —tocaba sax alto y tenor, flauta y clarinete—, técnica excelente y rapidez en lectura musical, fue muy solicitado en orquestas y sobre todo en grabaciones.

Señala Nat Chediak que, junto con El Negro Vivar, Caunedo era uno de los más cotizados músicos de estudio en Cuba. "La grulla", como le decían sus compañeros debido a su estatura, pronto agregó a sus habilidades las de director y excelente arreglista.

Se radicó en Nueva York a principios de los años sesenta y se inició en esta ciudad con la orquesta de Machito. Luego pasó a la de Tito Puente y empezó a intervenir en muchas grabaciones, como la de Progressive Jazz, con Julio Gutiérrez.

Años más tarde se estableció en Puerto Rico, donde continuó grabando con otros artistas y con su grupo. Entre estas producciones destacan Fire and Sugar (1973), Puerto Rican Jazz (1986) y otras de música latina bailable, aunque su preferencia era el jazz latino. Intervino también en el proyecto 40 Years of Cuban Jam Session (1993), dirigido por Paquito D'Rivera.

Caunedo gustaba de trasmitir su experiencia a otros músicos. En cierta ocasión en que la esposa de D'Rivera escuchaba un disco en que intervenía Caunedo, le comentó a Paquito que tocaba parecido a su estilo. Este le respondió: "Es al revés, aprendí muchas cosas de él".

En una entrevista pregunté a Caunedo a qué se debía el éxito de la música cubana, a lo que contestó: "A que el músico cubano siempre está inventando, innovando".

En los últimos años hizo arreglos para el destacado cantante boricua Gilberto Santarosa. Antes, dirigió la orquesta del Hotel San Juan, y siempre enseñó, aconsejó y ayudó a los músicos jóvenes.

Su gran sueño era editar con una big band de músicos boricuas su disco de jazz afrocubano, producido por él como arreglista y director y al que llamaría Cuban Rican Task Force. También estaba en conversaciones con el trompetista Arturo Sandoval para grabaciones en que debían intervenir Walfredo de los Reyes e Israel Cachao López.