Actualizado: 04/12/2021 9:26
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Deportes

Béisbol: Grandes Ligas

A todo tren

La actuación de El Duque y Liván Hernández destaca en el pequeño escuadrón de cubanos que interviene en la Gran Carpa.

Enviar Imprimir

Salvo la excepción de los hermanos Liván y Orlando El Duque Hernández, muy poco ha podido hacer el resto del pequeño escuadrón de cubanos que interviene en la contienda beisbolera de la Gran Carpa en Estados Unidos.

Una docena de días después de las primeras subseries, en las que intervienen 849 jugadores en 30 equipos —246 de ellos extranjeros—, resalta la actuación del tirador derecho Liván Hernández, quien en siete entradas permitió sólo tres imparables para conducir a los Diamondbacks de Arizona a un triunfo de 3-1 sobre los Nacionales de Washington. Vale significar que hasta la sexta entrada el cubano no había permitido hit alguno, lo cual habla de su excelente dominio sobre los bateadores.

Para el antillano resultó el triunfo número 12 de su carrera en el estadio RFK, el mayor conseguido para cualquier pitcher desde que el béisbol hizo nuevamente su aparición en la capital de la nación.

En la apertura del clásico beisbolero, el más pequeño de los Hernández lanzó también una buena pelota, cuando tiró siete entradas ante el equipo de los Rockies de Colorado, a quien limitó a cinco hits y dos carreras, mientras ponchaba a cuatro y concedía dos boletos.

Al final, dejaba el juego empatado a dos carreras, pero se iba a los camerinos con efectividad de 1.29 en 14 entradas trabajadas en sus dos primeras apariciones.

Uno de los destacados

Por su parte, El Duque lograba su primera victoria de la campaña con el uniforme de los Mets de Nueva York, tras vencer a los titulares de la pasada contienda, los Cardenales de San Luis, con pizarra de 4-1. El conjunto de la Gran Manzana clasifica como uno de los favoritos de la Liga Nacional para avanzar a la discusión del título.

Siete entradas completas trabajó el experimentado lanzador habanero, quien únicamente permitió cinco incogibles y una solitaria carrera, para finalizar con efectividad de 1.29. También el pitcher contribuyó a la causa del equipo en el orden ofensivo, cuando con un oportuno doblete con hombres en circulación trajo para el plato dos anotaciones.

En su segunda intervención, ante los Bravos de Atlanta, trabajó en la lomita seis capítulos en los que solamente admitió dos hits y una carrera, pero se fue sin decisión.

Muy satisfecho debe sentirse el equipo con la actuación de El Duque, que resalta con su 1.38 de efectividad en 13 entradas completas frente a dos equipos considerados entre los favoritos para avanzar a los play-offs.


« Anterior12Siguiente »