Actualizado: 20/10/2017 18:43
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Deportes

Béisbol: Grandes Ligas

Las nuevas estrellas

Yonder Alonso y Emilio 'Millito' Navarro, de 21 y 102 años respectivamente, son los últimos cubanos firmados por equipos de Grandes Ligas.

Comentarios Enviar Imprimir

Yonder Alonso, de 21 años, escapó de Cuba cuando tenía diez. Ahora ha sido escogido por los Rojos de Cincinnati en la primera ronda del sorteo de peloteros amateur, efectuado el pasado jueves en Orlando, Florida.

Bateador zurdo, el habanero es un inicialista con gran poder al bate, buen contacto y capaz de conectar hacia todas las bandas del terreno. A la defensa, también puede jugar en la antesala.

Miembro del equipo de la Universidad de Miami, Alonso terminó la temporada regular con promedio de 380, producto de 68 imparables en 179 veces al bate, conectó 21 cuadrangulares y empujó 66 carreras. Así, lucha con el equipo para ir a la Serie Mundial colegial a efectuarse en unas semanas en Omaha, Nebraska.

Entre los premios que Alonso ha logrado esta temporada, está el de haber sido elegido antes de la campaña en el segundo equipo All Star American Louisville Slugger. Así mismo, en la prestigiosa revista Baseball America ocupó la inicial en el primer equipo todos estrellas. En este 2008 fue escogido por la misma publicación como el prospecto número cinco.

'Tremendo prospecto'

"El hecho de haber firmado con los Rojos quiere decir que es un tremendo prospecto, porque ningún equipo selecciona a un determinado jugador desde la primera opción si no está bien estudiado el caso y si sus scouts no lo han visto y lo han seguido", dice a CUBAENCUENTRO.com el veterano narrador deportivo Felo Ramírez.

"Me alegro mucho de que haya un cubano que llegó aquí a los diez años, y ya esté listo para entrar en Grandes Ligas", agrega el comentarista de WQBA-1140AM, aunque anota que el hecho de que firmara no quiere decir que haya llegado a Grandes Ligas.

"Simplemente, lo van a usar inmediatamente, como es el proceso natural de esto: lo ponen en Ligas Menores, en Clase A, hasta irlo desarrollando. Algunos tienen cualidades excepcionales, por lo que casi no se demoran, pero muy pocos en la historia han llegado directamente a Grandes Ligas. Se pueden contar con los dedos de una mano", dice Ramírez.

El narrador cubanoamericano, la voz más respetada del béisbol en el mundo hispano, estimó que el ascenso de Yonder Alonso significa que hay una generación criada o nacida en Miami que puede llegar a la Gran Carpa.

"Eso es muy interesante. También otros, que han llegado de Cuba huyendo, como es el caso de Escobar, de los Bravos de Atlanta, que es un fenómeno. En Cuba ni lo conocían casi, porque no le daban chance, y ahora está jugando más pelota que nadie", opina.

Una historia de éxito

Alonso nació en La Habana el 8 de abril de 1987, mide 6 pies y 2 pulgadas, y pesa 215 libras. A los diez años llegó a Estados Unidos y se radicó en la ciudad de Miami. En 2005 fue escogido en la ronda número 15 por los Mellizos de Minnesota en el draft amateur.

Anteriormente, Alonso jugó en el high school de Coral Gables, donde siempre se destacó ofensivamente. Esta es la misma escuela donde estudió el estelar tercera base de los Medias Rojas de Boston, Mike Lowell. Alonso estudia actualmente criminología y su padre, Luis, fue receptor y entrenador en la Isla.

"Hemos venido siguiendo a Alonso probablemente desde que estaba en onceno grado", declara el director de scouts de los Rojos de Cincinnati, Chris Buckley.

"Dos de mis mejores hombres lo han estado siguiendo por algún tiempo, y lo que más nos impresiona es su lenguaje corporal. Ha tenido tres años impactantes en la Universidad de Miami, uno de los mejores programas (de béisbol) en todo el país. Nos gustó también lo que hizo el verano pasado jugando en la liga de Cape Cod, con bate de madera. Es alguien que tiene un alto promedio en base. Cada vez que hemos ido a verlo, ha tenido una excelente actuación", agregó.

Sobre su salida de Cuba, en un pequeño avión junto a su familia, Alonso cuenta: "Nadie sabía nada. Mi padre quería hacerlo por mí y por mi hermana pequeña. Él sólo quería darnos la oportunidad de hacer algo en la vida, ganarnos algo por nuestros propios medios y no tener algo allá que te puede ser quitado en cualquier momento".

Atrás quedaron tías, tíos y primos. Alonso escapó a Estados Unidos con sus padres y su hermana pequeña.

Hay rumores de que el agente de Alonso solicitará un bonus por la firma del contrato con los Rojos de Cincinnati, de 8 millones de dólares, lo que obligaría al conjunto a darle cabida en la nómina principal del club, de 40 jugadores.

"Espero que podamos llegar a un acuerdo con los Rojos", declaró Alonso a MLB.com. "En realidad, no estoy preparado para hablar de ello ahora. En estos momentos trato de ganar la Serie Mundial Colegial. Luego, veremos qué pasa", señala.

El último y el primero

En el sorteo de este año, en la línea de resarcir la injusticia que fue la barrera racial en Estados Unidos, la dirección de las Grandes Ligas organizó, además, una ronda simbólica. En ella cada equipo pudo elegir a un antiguo pelotero de las desaparecidas Ligas de Color. Entre los seleccionados estuvo Emilio Millito Navarro, jugador de cuadro cubano que, a sus 102 años, puede alardear ahora de ser el más viejo jugador de béisbol profesional contratado jamás.

En Millito Navarro y Yonder Alonso la pelota profesional cubana tiene hoy a sus estrellas más nuevas.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.