Actualizado: 08/08/2022 15:58
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Entrevistas

Artes Escénicas

«El teatro cubano de hoy es de una cobardía total»

Devoción por lo indomable: Entrevista con Víctor Varela, director de Teatro Obstáculo.

Enviar Imprimir

El tema es que la gente que vive en Miami tampoco colabora con la cultura. No la necesitan y ocupan sus momentos de ocio con entretenimiento. Una cosa es arte y otra entretenimiento. La diferencia es que el arte exige un esfuerzo por parte del espectador y una voluntad de disfrutar ese esfuerzo.

Uno se pregunta si vale la pena alimentar a una élite tan insignificante en relación con la apatía cultural de todos y del todo. Uno se pregunta si vale la pena darle lo mejor de uno a Miami, cuando Miami te dice todo el tiempo que no lo aprecia. Claro que siempre existe la posibilidad de irme con mi Teatro Obstáculo para otra parte, lo cual te sueltan con absoluto cinismo los defensores de Miami; pero tal respuesta es absolutamente reaccionaria y castrista, porque expulsa lo que está bien para mantener seguro a lo que está paralizado, devaluado y no posee voluntad de cambio.

La cultura artística no es un fenómeno individual, tampoco un business. Es un esfuerzo conjunto entre políticas, medios, artistas y reacción del público. ¿Con qué objeto? El mismo de siempre. Presumir con orgullo de lo que es capaz de crear una ciudad y conservarlo. Crear una tradición y respetarla.

Cuando vivía en Miami, me enfurecía el desprecio hacia la cultura de los cubanos, en general, y de los cubanos poderosos y ricos, en particular. Ahora creo que es una actitud consistente con nuestra idiosincrasia…

Te entiendo perfectamente. Esto se responde en la pregunta anterior. Si se estudia la historia de la Retórica, podemos entender que la cultura surgió en el siglo V a.C, en Grecia. Era fundamentalmente verbal. Un siglo después surge la escritura, que se remonta a los sumerios asentados en Mesopotamia a mediados del cuarto milenio, y el auge de los manuscritos. Luego la imprenta en el siglo XV. Así, de la cultura oral a la manuscrita, y de esta a la impresa, el mensaje evolucionó y se aceleró poco a poco hasta llegar a nuestros días.

Hoy, el mensaje es más rápido que el mensajero. Cuando apriete una tecla esta entrevista te llegará en segundos y será leída en cualquier parte del mundo, probablemente antes que la termine. Es el resultado de tu trabajo desde Barcelona y el mío desde Miami. Es lo que nos puede salvar. Aprovechar que vivimos una nueva época para la cultura. Ya no estamos atrapados en la cultura de aldea y podemos globalizarnos. ¿Qué importan la idiosincrasia cubana y los cubanos poderosos si tenemos la Internet y nuestras maletas de viaje al alcance de la mano?

Me ha impresionado la calidad de los actores…

Estas hablando del Actor Vital. El modelo que usa el Teatro Obstáculo para la formación del actor. Mi teatro demanda mucho del actor. Le pide que actúe con todo el Ser. Entre el cuerpo, la mente y la emoción debe mediar el grosor de un pelo. Por otra parte, también ha de relacionarse de un modo muy singular con los objetos y el espacio. Se trata de un "actor conductor", a través del cual todas las energías vitales del universo circulan.

En relación con el espectador, ha de comunicarle lo incomunicable. Esto demanda un entrenamiento muy fuerte. Muchos actores pasan por nuestro grupo, pero no llegan. Algunos no pueden con el entrenamiento. Otros no resisten el espectáculo. No pasa lo mismo con Bárbara María Barrientos y Yaíma Mena. Bárbara M. Barrientos, quien es actriz fundadora y lleva veinte años trabajando conmigo, ya actúa prácticamente sola; es un gran alivio para mí como director.

Yaíma Mena, quien ya lleva seis años, lo mismo. En cuanto a los más jóvenes, veremos si aguantan. Talento tienen, pero Teatro Obstáculo exige un talento doble que se verifica con la duración. Merecen mi respeto todos los actores que han pasado por el grupo. Te puedo asegurar que no ha sido fácil para ellos. Les he exigido realmente mucho y ellos han sabido apreciarlo.

Se dice que el teatro es un género en vías de extinción. El teatro serio, al menos. ¿Cómo ve el futuro del teatro?

Funesto. Sin salida. Lo cual es un obstáculo muy estimulante para continuar.


« Anterior12345Siguiente »