Actualizado: 19/08/2022 18:27
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Entrevistas

Artes Plásticas

«En Arte Calle fuimos verdaderos rebeldes»

Ofill Echevarría, uno de los protagonistas del movimiento que sacudió el panorama cultural en los años ochenta. Ver galería.

Comentarios Enviar Imprimir


Después, más adelante, cuando Arte Calle llegaba a su fin, gané cierta notoriedad haciendo performances musicales; diciendo, más que cantando, textos que interesaban a cierta élite y haciendo grabaciones que luego repartía de manera underground. Ahí también comencé a pintar y a hacer exposiciones. También salía en la televisión cantando una suerte de rap, algo también bastante nuevo para el entorno cultural habanero. En este sentido creo que, sin pensarlo, mi aporte fue el de mantenerme creando cosas nuevas e interesantes a pesar de los duros primeros años noventa.

Exposiciones como la reciente 'Killing Time', en Exit Gallery de Manhattan, obligan a hacer un recuento y reevaluación de aquellos años, cuando parecía que la plástica iba a cambiar muchas cosas en Cuba, dentro y fuera del campo cultural ¿Qué saldo, en su opinión dejaron aquellos años tanto para la plástica como para el resto de la sociedad?

Creo que el movimiento plástico de los ochenta fue tan amplio y tan vasto, que marcó una pauta para lo que vino después. No podemos decir lo mismo de los movimientos que lo precedieron, porque la plástica de los ochenta en La Habana adoptó métodos modernos y de moda provenientes de afuera, pero también inventó nuevos métodos.

De más está decir que produjo artistas importantes, que ahora trabajan tanto en Cuba como en distintas partes del mundo, y, finalmente, promovió el surgimiento de otros muchos artistas que cobraron importancia en los noventa. La saga de este movimiento fue de tal magnitud que ahora existen artistas trabajando, incluso dentro de Cuba, como si fueran artistas del primer mundo, lo cual me parece por demás ilógico; pero bueno, aquí trato de responder a tus preguntas.

¿Cree que se justifica la nostalgia con que se suele mirar a aquellos años?

El pasado siempre obliga a la nostalgia. Además, los ochenta fueron fabulosos, en general, en muchas partes del mundo occidental.

¿Todavía siente que se le asocia con ese momento de la plástica cubana?

No estoy muy consciente de si se me asocia o no con los ochenta, pero siento que he evolucionado, y ahora formo parte de lo que está pasando ahora mismo; eso es lo que me importa. No me molesta que se me asocie todavía con Arte Calle, porque todo lo que he hecho y hago, es pensando que vale todo mi esfuerzo.

Apartémonos un poco de la historia colectiva y vayamos a la personal. Si se observan las piezas que integraron sus primeras exposiciones, encontramos unos intereses y un estilo muy personales, alejados de aquellas manifestaciones o tendencias que primaban en la obra de Arte Calle como el 'bad painting' y el 'performance'. ¿Fue difícil esa transición?

La transición más difícil que tuve fue la de convertirme solamente en un pintor, pues tengo que recordarte que mientras fui miembro de Arte Calle yo estudiaba pintura y, durante mis dos primeras exhibiciones en la Habana, todavía hacía música y performance. A mi llegada a México formé una banda de rock y a la vez pintaba. O sea, que por un buen tiempo creí que podía hacer yo solo las cosas que hacía con Arte Calle.

Pero, de pronto, en un proceso que podría calificar como completamente natural, comencé a hacer eso que hacemos los pintores y que yo hacía mucho de pequeño: encerrarme en mi propio mundo y reflexionar sobre él. Además, ya no leía o escribía como antes y comencé a tener ideas que serían más bien graficas, ideas que me invitaban a investigar sobre pintura, comencé a ir a los museos. Tendría unos 26 años. En este momento descubrí que podía "pintar" y fíjate que lo pongo entre comillas, porque para mí fue una cosa querer pintar y hacerlo, y otra muy distinta querer pintar algo en específico y poder lograrlo, un descubrimiento maravilloso.

Así que volviendo a tu pregunta, diría que la transición difícil fue, en un momento dado, la de aceptar que en adelante lo más importante serían mis cuadros, más que mí mismo. O que en adelante, en verdad, pasaría la mayor parte del tiempo in vitro.

A lo largo de su obra se observan fuertes cambios de estilo, tanto a la hora de pintar como en la concepción y el tratamiento de la imagen. Sin embargo se puede observar una persistencia de ciertas preocupaciones: la vida moderna en espacios urbanos; la sociedad industrial y los conflictos y tensiones que le son consustanciales; la consistencia débil y elusiva de la relaciones que este mundo genera y cómo esto se traduce en imágenes. ¿Cuál es el origen de estas preocupaciones? ¿Cómo empezó a tomar conciencia de ellas?

No estoy muy seguro del origen de mis preocupaciones, pero sé que desde que tuve conciencia creativa, me interesó lo nuevo, lo moderno, incluso lo futurista. Después, estando en México, el futuro —que siempre es algo que intuimos a consecuencia de nuestras investigaciones— de pronto me empezó a alcanzar y comencé a ver las cosas de un modo más real, a aceptar mi realidad y representarla, pero siempre conciente de mis preocupaciones esenciales.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.

Identity, de Ofill Echevarría.Foto

Identity, de Ofill Echevarría.

El instante que no cesa