Actualizado: 19/10/2021 20:23
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Entrevistas

Cuba, EEUU, Embargo

En respuesta al senador Patrick Leahy

Entrevista a Frank Calzón sobre las diferencias entre Cuba y Vietnam

Comentarios Enviar Imprimir

El pasado martes 8 de junio, el senador demócrata por Vermont Patrick Leahy abordó al secretario de Estado Antony Blinken, durante una audiencia del Comité de Asignaciones del Senado, con la siguiente pregunta:

“Cuba es un Estado unipartidista, el disenso político no está permitido, al igual que en Vietnam, y sin embargo no mantenemos con Cuba la misma relación que con Vietnam. ¿Puede usted explicarme por qué?”.

Aunque el señor Blinken ofreció respuestas propias del contexto en que se desarrolló el intercambio oral, acudimos al experimentado politólogo cubano Frank Calzón, graduado en la Universidad de Georgetown y especializado en política comparada, considerando que el lector pudiera estar ante una pregunta capciosa.

“La idea de que la política de los Estados Unidos o de cualquier país tiene que ser igual para todos los países es una falacia. La política de EEUU hacia Canadá, no es igual que la política de Washington con otras democracias, digamos Costa Rica”, expresa Frank Calzón.

“Es difícil creer, que el senador Leahy, gran conocedor de la política internacional, no conozca las diferencias entre Cuba y Vietnam”, agrega.

¿Puede usted aportar algunos elementos concretos?

Sí. Vietnam no les da refugio a terroristas buscados por el FBI, no tiene un ejército de ocupación en un país como Venezuela, no promueve el establecimiento de regímenes afines al venezolano en varios países del hemisferio, ni dirige la coalición antiamericana y contra un aliado importante de Washington como Israel en Naciones Unidas.

Por cierto, sigue pendiente el asunto de los ataques acústicos.

Es una cuestión aún sin resolver, y pocos especialistas le dan credibilidad a que Cuba, un Estado totalitario con un eficiente aparato de inteligencia no estaba al tanto de lo ocurrido. La Plaza de la Revolución, posiblemente creyó que si tratar de enviar de contrabando aviones de guerra en un carguero de Corea del Norte a ese país, solo había resultado en una débil protesta, el ataque a unos cuantos diplomáticos no tendría grandes repercusiones.

Pero hay más, el gobierno revolucionario mantiene una alianza estratégica con Irán, China y Rusia, debido a las 90 millas entre la isla y el vecino del norte, Estados Unidos no puede ignorar, porque implica el potencial establecimiento en la isla de bases de operaciones de espionaje electrónico contra la nación norteamericana.

Continuando el diálogo con Calzón, quien ha tenido acceso a media docena de inquilinos presidenciales de la Casa Blanca, nos vamos al tema económico, trasfondo del cuestionamiento hecho por el veterano senador, célebre entre los cinéfilos, dados sus roles secundarios de actor en las películas de Batman. Veamos que nos dice Calzón:

Washington le vende al gobierno cubano millones de dólares en alimentos, otros productos y hasta medicinas o equipos médicos, siempre que paguen, porque no se dan créditos, sencillamente porque Cuba no paga y el gobierno americano protege a sus contribuyentes que tendrían que cubrir esos pagos.

Las últimas noticias describen las negociaciones de Cuba con el Club de París, al cual no acaban de cumplirle unos 80 millones de dólares prometidos, parte muy pequeña del total que le deben a sus acreedores. Pero el Senador Leahy y otros congresistas, acusan a Estados Unidos de la crítica situación del pueblo cubano en cuanto a la diaria alimentación.

El hambre en Cuba se debe al monopolio económico, el bloqueo interno que tiene el régimen. EEUU ha permitido por muchos años el envío de millones de dólares en remesas familiares. Lamentablemente los cubanos solo pueden gastar ese dinero en las tiendas del Estado, con precios abusivos y la previa confiscación de su dinero, al cual no tienen acceso directo porque no les entregan las remesas en dólares, tal y como les son transferidas.

¿Estamos ante un círculo vicioso in crescendo?

Exacto, mientras crece la expoliación estatal, aumenta la demanda humanitaria de más y más remesas. Parte de la solución es que los exiliados puedan utilizar las remesas para invertir en crear riqueza, directamente en actividades económicas independientes del estado, incluyendo el cultivo y venta de productos agrícolas y sus derivados, pero la dictadura totalitaria no permite la competencia.

Epílogo

Cuando Frank Calzón y este entrevistador se despidieron, era evidente que, aceptando la buena fe del senador Patrick Leahy, al comparar Cuba y Vietnam desconoce realidades significativas. Hemos hojeado un informe fechado en 2019, firmado por Joy Puentes Saldise, investigador del Instituto Superior de Relaciones Internacionales de la Universidad de La Habana, quien aborda “La estrategia de Vietnam hacia su emigración en los Estados Unidos (2010-2018)”.

Entre otros datos relevantes tenemos que:

En Estados Unidos viven casi 1 millón 400 mil vietnamitas, cifra cercana a la emigración cubana. Sin embargo, la aplicación en Vietnam de la reforma económica Doi Moi, independientemente del unipartidismo, ha significado que a finales del 2018 la diáspora vietnamita había invertido en su país natal $3.200 millones de forma directa, de ellos hasta un 20 % en bienes raíces.

Las libertades económicas y derechos generados por la apertura decidida y consecuente del país indochino hacia una economía de mercado, línea roja impuesta por Raúl Castro a sus herederos, hecha al suelo la capciosa comparación del ilustre senador demócrata que aboga por restablecer sin condición alguna la situación del período Obama.

¡Ni que hablar de derechos humanos y democracia, asuntos para los que el senador de Vermont no tiene la menor intención de hacerle reclamos a la Plaza de la Revolución!


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.