Actualizado: 01/07/2020 19:56
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Entrevistas

Del Pino, Angola, Venezuela

Rafael del Pino habla sobre su último libro, «Los años de la guerra»

Esta obra es “la gran deuda que tenía con mis compañeros de las Fuerzas Armadas”

Comentarios Enviar Imprimir

El general de brigada Rafael del Pino, el primero de una lista de “objetivos a eliminar” por comandos de tropas élites, es el más alto oficial cubano que ha marchado al exilio; fue ejecutor de importantes misiones en Vietnam, Angola, el Chile de Allende y el Perú de Velasco Alvarado, y es excepcional conocedor de planes ultrasecretos de la inteligencia castrista. Durante su juventud en Venezuela participó en el alzamiento contra Pérez Jiménez, fue herido y permaneció apresado hasta la huida del dictador en 1958.

Los años de la guerra, ¿es una deuda con Cuba, con la historia?

Rafael del Pino (RdP): En primer lugar se trata de la gran deuda que tenía con mis compañeros de las Fuerzas Armadas que han sufrido en carne propia las consecuencias de enviarlos a guerras sin sentido, a las aventuras en que nos metió Fidel Castro donde todos salimos perdiendo. También el pueblo cubano —que no solo perdió o vio mutilado a miles de sus hijos, sino que hoy sufre el desastre económico, político y social que presenciamos como resultado final de aquellas políticas descabelladas— necesita saber la realidad de los hechos. Sería tremendamente injusto dejarle el camino libre a los medios oficialistas que se dedican a retratar las “gestas gloriosas y las victorias” a las que supuestamente nos guió Fidel Castro.

El libro tiene pasajes totalmente desconocidos para los cubanos e, incluso, para muchos militares cubanos. ¿Cómo pudo obtener tanta información trascendental, como las bitácoras de vuelo de la aviación sudafricana, o los acontecimientos tan detallados de las operaciones? Por ejemplo, todas las radioconversaciones que se efectuaban entre los diferentes puestos de mando de las fuerzas cubanas o entre los pilotos y las tropas sitiadas por la Unita durante la batalla de Cangamba

RdP: Ante todo, déjame decirte que para poder escribir este libro tuve que recorrer media Europa y la mitad de África en un período de cuatro años. Te puedes imaginar los riesgos de volver a Angola o de permanecer durante semanas en una Sudáfrica donde el régimen cubano tiene ahora una gran influencia. Pero era la única forma de llegar hasta las fuentes principales de información y solo estas pueden ayudar a despejar toda la madeja desinformativa creada por el régimen cubano.

Usted fue el primer jefe de las Fuerzas Aéreas en la intentona africana, supongo que manejó información muy confidencial

RdP: Sí, claro, yo tenía la experiencia como primer jefe de la Fuerza Aérea del cuerpo expedicionario y después la experiencia de viajar durante años a ese país a investigar las causas de los innumerables descalabros que sufrimos, pero para el libro quedaba un vacío, un gran vacío que solo podía lograrse con el contacto personal y este vacío eran todas las interrogantes que siempre tuvimos sobre el enemigo que combatíamos. También fue muy útil y así lo reflejo en los agradecimientos del libro, el riesgo corrido por varios antiguos compañeros dentro de Cuba, haciéndome llegar importantísimos documentos oficiales.

General,me imagino que usted conoce uno de los últimos discurso del general presidente Raúl Castro donde asegura que existe un plan del “Imperialismo” para penetrar y socavar el espíritu revolucionario de la juventud cubana. ¿Existe la posibilidad de que el gobierno cubano considere este libro como parte de ese “plan diabólico”

RdP: ¡Ay Alfredo!, ese discurso de Raúl Castro es el disco rayado del mismo sainete que los Castros han utilizado durante más de medio siglo para justificar su fracaso. Mi libro es un trabajo de investigación histórica que comencé hace más de 4 años. Está basado en informaciones oficiales del gobierno cubano que jamás ha tenido el coraje ni el respeto hacia nuestro pueblo para revelarlas. Ahí están las fuentes con lujo de detalles. Que se les pregunte a los protagonistas si fueron ciertas o no las acciones que narro. Yo los reto a que la Sección de Intereses de Cuba en Washington les envíe varios ejemplares a la dirigencia del país y de las Fuerzas Armadas, y que constaten todos los episodios.

El problema Alfredo, es que a los responsables del desastre, tanto Fidel Castro como los que lo asesoraban cuando él estaba en funciones les es muy difícil revelarle al pueblo cubano muchas verdades. Como por ejemplo que antes de la invasión de Granada la motonave “Vietnam Heroico” estaba anclada en la bahía, tenía suficiente capacidad para evacuar al personal cubano y situarla en aguas internacionales a esperar a ver qué sucedía. Sin embargo Fidel Castro les ordena zarpar vacía no obstante haberle comunicado Estados Unidos que ellos no tenían nada contra los cubanos. Esta fue una decisión criminal con la intención de sacrificar centenares de hombres para sus propósitos políticos.

Cuando se revisan los diferentes episodios de estas guerras y se clarifica la información con el aporte de varios de los oficiales y jefes que estaban en el bando enemigo se logra tener una visión más completa de lo sucedido. Esto jamás ha podido lograrse dentro de Cuba por el control oficialista de todos los medios de comunicación masivos que castran cualquier trabajo serio de investigación si revela errores de cálculo o decisiones desastrosas.

¿Cree usted que este libro seria de interés para los militares venezolanos?

RdP: Por supuesto que sí Alfredo. Este libro no está escrito por un enemigo de la Revolución. Sino por alguien que creyó firmemente en esas ideas y que fueron traicionadas por el endiosamiento de un caudillo. La vida demostró que yo tenía toda la razón al alertar el camino del desastre a que nos conducía Fidel Castro y negarme a seguir siendo cómplice de ese crimen. Ahí están los resultados de esas políticas descabelladas. Una sociedad cubana fracturada e inmersa en la catástrofe económica y social más terrible de nuestra historia.

Las Fuerzas Armadas Venezolanas tienen estrechos lazos con las FAR de Cuba y en cualquier relación que se tenga con entidades extranjeras ya sean comerciales, políticas, privadas o militares siempre es saludable conocer la historia y los resultados obtenidos por aquellos con quien cooperamos o de quien recibimos asistencia de cualquier tipo.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.