Actualizado: 25/01/2022 14:16
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Entrevistas

Música

«Soy parte de una tercera Cuba»

Nueve preguntas para el cantautor Pavel Urquiza, integrante del dúo Gema & Pavel.

Comentarios Enviar Imprimir

Nacido en Ucrania y criado en familia comprometida con la Revolución cubana, Pavel Urquiza es una especie de Alejandro García Caturla de la música cubana actual. Uno de los mejores exponentes de la transculturización, de la mezcla de ritmos y sonidos afro con la música occidental.

En la diáspora desde 1993, siempre ha insistido en la necesidad de no perder los vínculos, de regresar a casa, a con los amigos, a cantar sus vivencias y compartir la posibilidad de un mañana juntos.

Trabajador constante, pasa los días en el estudio, tiene en su haber el juntar en su génesis a los devenidos Habana Abierta, además de producirles y darles temas a artistas de talla internacional como el nicaragüense Luis Enrique, Amparo Sandino, Miguel Bosé, Ketama, Yusa, Ana Torroja, entre otros.

Art Bembé, su más reciente producción junto a Gema Corredera, es tal vez el intento más amplio y abarcador de un artista cubano por trabajar con otros que residen en diferentes puntos geográficos del orbe. Además de músicos, contó para ese proyecto con imágenes de obras enviadas por Carlos Quintana, Armando Mariño, textos de Marta Valdés, María Elena Cruz Varela, Enrique del Risco... Toda una declaración de buenas intenciones, de realizar, por fin, el arte sobre la política.

Con Pavel Urquiza, "el maestro" para los amigos, hemos conversado. Estas son las preguntas y estas otras sus respuestas.

Gema, mitad del dúo, ha "re-emigrado a los Miamis". ¿Es una separación definitiva de Gema & Pavel?

No. Creo que Gema y Pavel siempre tendrán necesidad de hacer cosas juntos.

¿Qué ha ganado y qué ha perdido en todos estos años de trabajo (vida) en Madrid?

He ganado libertad, por un lado, y he perdido libertad, por otro. No obstante, el balance es mucho más positivo que negativo.

¿Es la música de Gema & Pavel elitista, fuera del alcance de las grandes mayorías?

Más que elitista, de conocimiento de causa.

¿Le afecta a usted el llamado 'Top Manta', el que la gente queme los CD en sus casas?

No directamente. Puede que indirectamente, sí.

¿Cree que sea Madrid una buena plaza para la música, los músicos cubanos?

Creo que Madrid podría ser una buena plaza para la música. Hay potencial humano para eso y locales, pero lo que falla, en mi opinión, es la parte de los que cortan el bacalao, los que tienen en sus manos la regadera y los fertilizantes para que la semilla germine. De todas formas, creo que lo mejor es hacerlo uno mismo. Como sea. Estamos viviendo un tiempo donde internet es un medio muy poderoso para difundir el arte en general y la música en particular. Cada vez es más fácil tener tu homestudio, producir tu música, y, si los músicos fuéramos, también, más solidarios entre nosotros, menos egoístas, podríamos cambiar muchas cosas desde abajo.

Usted formó, o forma, no lo sé, parte de Interactivo, grupo de artistas que gestionaban además, un mensaje de aproximación y encuentro entre cubanos. Se realizó, yo lo vi, (diciembre de 2002) un inmenso concierto en el Teatro Nacional de La Habana, donde compartieron cartel, Lenine, Roberto Carcasés Jr., Yusa, Charly Sarduy, Kelvis Ochoa, y un sin fin de músicos más de las dos orillas. ¿En qué se ha transformado aquel espíritu reconciliador? ¿Sigue usted viendo con buenos ojos ir y realizar conciertos en La Habana?

Me siento parte de esa esencia interactiva. Desde esa última vez no he vuelto. Realmente nunca he visto eso con buenos ni malos ojos. Simplemente he sentido necesidad de ver a mis amigos, mi familia, de darle a gente que está allá, que piensa como yo, que viven cada día deseando cambiar las cosas, un pedacito de luz. Siempre he sido conciente que lo hago por mi cuenta y riesgo. Sin intermediarios oportunistas. Siempre he sido conciente de que es una necesidad mutua y si me preguntan, digo lo que pienso, en Cuba o en Miami.


« Anterior12Siguiente »

Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.