Actualizado: 20/04/2018 10:20
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

República Checa

Crisis en Praga, problemas para la UE

La caída del gobierno checo pone en peligro la ratificación del Tratado de Lisboa.

Comentarios Enviar Imprimir

Una moción de censura orquestada por socialdemócratas y comunistas desbancó la semana pasada al gobierno de coalición del primer ministro checo, Mirek Topolánek, que preside este semestre a la Unión Europea (UE).

Se trató del quinto voto de censura que promovió la oposición desde la llegada de Topolánek al poder, en 2007. El éxito se produjo gracias al respaldo de cuatro diputados tránsfugas, que hasta hace poco militaban en las filas del oficialismo.

La oposición logró reunir 101 votos, de un total de 200 escaños, contra 96 de los seguidores del primer ministro Topolánek, por lo que, sin remedio, el gobierno se desplomó.

Tras el éxito de su moción de censura, el líder del opositor Partido Socialdemócrata, Jiri Paroubek, dijo que "tolerará" al actual gobierno hasta el fin de la presidencia checa de la UE, en junio, pues "debe terminar lo que empezó".

Inicio de la crisis o crisis permanente

El Partido Socialdemócrata perdió las elecciones generales de 2006 por una escasa diferencia. En caso de haber podido formar un gobierno de coalición con el apoyo de 101 diputados, se hubiera hecho con el poder, pero en la República Checa nadie se atreve a gobernar con los comunistas, veinte años después de la derrota del totalitarismo. Los socialdemócratas tampoco lo hicieron.

Mirek Topolánek creó entonces una variopinta coalición, que dejó fuera a socialdemócratas y comunistas. Puso al frente a su conservador Partido Cívico Democrático (centroderecha) y se dejó apuntalar por el democristiano Partido Popular y por los Verdes.

El primer ministro comenzó a gobernar "de prestado", porque no tenía mayoría en la Cámara de Diputados. Se dio una situación de tablas, la oposición y el oficialismo disponían cada uno de cien votos, de un total de doscientos.

La batalla en el Parlamento se desató siempre por un voto. Fue así como el gobierno de Topolánek empezó a apoyarse cada vez más en los tránsfugas que salían de las filas de la socialdemocracia.

A la quinta va la vencida

La oposición achacó a Topolánek todo. No le perdonó nada. Le complicó al máximo sus posibilidades de gobernar. La Socialdemocracia dijo "no" a la reforma económica del primer ministro y propuso, sin éxito, un referéndum sobre la ratificación del Tratado de Lisboa, impulsado por la Unión Europea. A lo anterior se deben sumar cuatro fallidos votos de censura.

El detonador de la quinta moción de censura fue un escándalo protagonizado por el propio Topolánek, quien trató de impedir que la televisión checa transmitiera un reportaje que perjudicaba al diputado tránsfuga Petr Wolf, antes socialdemócrata, sospechoso de malversación de fondos públicos.

A ello se unieron las dudas sobre el papel de la fiscal general, Renata Vesecká, de quien se sospecha intervino, en contra de la ley, a favor de un alto cargo público. La oposición acusó, además, al ejecutivo de actuar tarde y de manera ineficaz en la lucha para paliar las consecuencias de la crisis mundial.

En el seno del Partido de los Verdes, el más joven de la coalición, se rebelaron las diputadas Vera Jakubková y Olga Zubová, que acusaron a su líder, Martin Bursik, de violar los principios políticos e ideológicos de la agrupación.

Entretanto, los diputados conservadores Vlastimil Tlustý, antiguo ministro de Finanzas, y Jan Schwippel montaron una campaña permanente de críticas que ayudó a desprestigiar al ya alicaído gobierno tricolor.

Las dos rebeldes legisladoras verdes y los dos conservadores dieron la última estacada al gobierno checo, a mitad de la presidencia rotativa de la Unión Europea.

El Tratado de Lisboa, a la deriva

El gobierno de Mirek Topolánek firmó el Tratado de Lisboa y se comprometió a hacer todo lo posible para que la Cámara de Diputados y el Senado checos ratifiquen el documento, que ha de cambiar el funcionamiento de la Unión Europea.

Después de arduas deliberaciones, y un tira y afloja con la oposición y con los propios legisladores oficialistas, la Cámara Baja ratificó el Tratado que, entre otras cosas, pondrá fin a la presidencia rotativa de la UE y dará mayores competencias a la Comisión Europea.

Las pegas a la ratificación del documento se encuentran ahora en el Senado y en el presidente de la República, Václav Klaus, conocido euroescéptico.

Tras la caída de su gobierno, Topolánek dijo a las autoridades comunitarias que la República Checa está en condiciones de llevar a buen fin su turno en la presidencia de la UE, pero reconoció que ha perdido su "fuerza negociadora".

Esto es válido tanto en las relaciones con otros Estados como a nivel nacional, ya que difícilmente podrá ahora convencer a los senadores checos de que ratifiquen el Tratado de Lisboa.

No obstante, Topolánek dijo este domingo que espera que la Cámara Alta ratifique el documento en junio próximo.

Para la aprobación del Tratado tienen que estar de acuerdo los 27 miembros de la UE. Hasta la fecha, sólo la República Checa no ha terminado el proceso de ratificación, al lado del "no" de Irlanda, país que se prepara para celebrar un nuevo referéndum.

El mayor enemigo europeo del Tratado de Lisboa es el presidente checo, Václav Klaus. Topolánek lo responsabilizó de la caída del gobierno, al afirmar que fue uno de los motores de su desplome.

Los analistas locales coinciden en que el presidente Klaus, quien mantiene una guerra permanente contra la Unión Europea, es el único "beneficiado" en esta lucha contra Bruselas, porque la caída del gobierno del país que preside el Consejo Europeo, sin la ratificación del Tratado de Lisboa, debilita a los Veintisiete.

Elecciones legislativas anticipadas

De acuerdo con el complicado sistema político checo, tras la dimisión del gobierno, corresponde ahora a Klaus pedir al partido que obtuvo más votos en las últimas elecciones generales —el Cívico Democrático, de Topolánek— la formación de un nuevo ejecutivo.

El gabinete Topolánek continuará en funciones hasta el nombramiento de uno nuevo. El mandatario dijo que nombraría al nuevo premier, siempre y cuando le presente como mínimo 101 firmas de diputados que se comprometan a respaldarle.

Klaus criticó al gobierno anterior por haber fomentado el papel de los diputados tránsfugas. Dijo que ni él ni la nación checa tolerarían más algo semejante, y adelantó que el nombramiento de un nuevo gobierno se hará independientemente de cuánto falte para terminar la presidencia europea.

Por su parte, Topolánek insistió en que la celebración de elecciones legislativas anticipadas, cuanto antes, es la solución para poner fin a la situación de tablas surgida en el Parlamento. El sábado, el partido del saliente primer ministro y los socialdemócratas acordaron convocar esos comicios para octubre.

En una comparecencia ante el Parlamento Europeo la semana pasada, en su calidad de presidente del Consejo Europeo, Topolánek dejó sin aliento a los eurodiputados al arremeter contra los planes anticrisis del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, quien arribará a Europa esta semana.

Topolánek dijo que "Estados Unidos repite los errores de los años treinta, como las tendencias proteccionistas, en la campaña 'Compre productos estadounidenses'. La aplicación permanente de estas medidas y su combinación son el camino al infierno", añadió.

El presidente de turno de la Unión Europea advirtió que los estadounidenses necesitarán liquidez para financiar todas las medidas y que las financiarán con la venta de bonos, lo que socavará la estabilidad de los mercados financieros internacionales.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.