Actualizado: 17/11/2019 19:45
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

China

El ajedrez de Hu

¿Inmovilismo, o reformas con ritmo chino? Lo que dejó el XVII congreso del partido comunista.

Comentarios Enviar Imprimir

Nada de cargos vitalicios y dirigentes que se perpetúan en el poder. El secretario general del Partido Comunista Chino y jefe de Estado, Hu Jintao, ha comenzado su último mandato, después de celebrado recientemente el XVII Congreso del Partido Comunista Chino (PCCh).

Los veteranos en el Comité Permanente del Buró Político tienen que abandonar sus funciones, pues alcanzan el límite de la edad (70 años), un principio que inyecta sangre nueva en el PCCh, otro de los cambios que se respeta en el gigante asiático, como el de que cada congreso se celebre en el plazo de cinco años.

Esta medida de la edad sirvió para que Hu pudiese desembarazarse del vicepresidente del PCCh, Zeng Qinghong, connotado como un elemento conservador, frente a las corrientes reformistas dentro del partido, y quien controlaba la secretaría de Organización.

La lista para elegir a los miembros del Comité Central contiene más candidatos que puestos, lo que permite a los delegados del Congreso elegir de una forma más democrática.

Estas son algunas pinceladas de los cambios que se aprecian en China. Es cierto que Hu insiste en la aplicación del marxismo con peculiaridades chinas. Pero no lo es menos que estas peculiaridades apuntan no sólo a la apertura económica y la aplicación de las leyes del mercado, sino a cierta democratización en la organización comunista.

El profesor Heitor Barras Romana, del Instituto Superior de Ciencias Sociales Políticas de Lisboa, quien sigue con atención los acontecimientos en China, opina que se está produciendo "un proceso gradual que hará inevitable la evolución de la política china en dirección al sistema democrático. Hablamos de un país en el cual hay una coincidencia total entre el Partido y el Estado. Lo que sucede es que el Partido ha iniciado un proceso de apertura interna, lo cual llevará, quizá dentro de una década, a la creación de otras fuerzas políticas".

Según Romana, "los dirigentes chinos se dieron cuenta de que ellos debían promover los cambios, o sucedería lo mismo que llevó a la caída del comunismo en la Unión Soviética. Al avanzar con las reformas, el Partido mantiene el control del proceso".

Los nuevos delfines

De los nueve miembros que conforman el Comité Permanente elegidos en este Congreso, cinco continúan y los otros cuatro son nuevos y pertenecen a la "quinta generación" de líderes chinos: el secretario del PCCh en Shanghai, Xi Jinping (54 años); el secretario en Liaoning, Li Keqiang (52); He Guoqiang (63), responsable de personal en el PCCh, y Zhou Yongkang (64), ministro de Seguridad Pública. Los líderes comunistas de cada generación fueron: Mao Zedong, Deng Xiaoping, Jiang Zemin y el actual presidente, Hu Jintao.

Hu (64) destacó la juventud de Xi y Li. Estos últimos entraron precediendo a los otros dos nuevos en el hemiciclo, gestos interpretados como un guiño del secretario general por mostrarlos como posibles sucesores. Este ritual del orden jerárquico, a la entrada en el Congreso, se mantiene como un símbolo de la influencia de los nuevos miembros del organismo que tutela y dirige la vida política, social y económica en China. Ambos están considerados las dos "estrellas nacientes" en el Partido.

Todo puede cambiar en los próximos cinco años (se espera que Hu se retire en 2012), pero de momento el que se considera más "presidenciable" es Xi Jinping, un "príncipe del Partido" ("Taizidang", hijo de un veterano), cuya falta de definición ideológica no molesta a ninguna de las facciones del PCCh.

Xi es hijo de Xi Zhongpun, un fundador de la guerrilla comunista en el norte de China. La entrada de estos "príncipes" representa una cierta "institucionalización" en el sistema de elección de la oligarquía comunista. El corpulento y humilde Xi es actual secretario en Shanghai, puesto considerado la rampa de lanzamiento hacia la presidencia, sustituyendo a Chen Liangyu, acusado de corrupción en 2006 y delfín del ex presidente Jiang Zemin.

Licenciado en Ingeniería por la Universidad de Tsinghua (como Hu), Xi desarrolló una magnífica labor económica en las provincias de Zhejiang y Fujian, cuenta con la simpatía del secretario del Tesoro de Estados Unidos, Henry Paulson, y la semana pasada expresó su apoyo al concepto de "desarrollo científico" de Hu. Su mujer, Peng Liyuan, es una famosa cantante folclórica.

El franco y reformista Li Keqiang, en cambio, está considerado un protegido de Hu, ya que trabajaron juntos cuando el hoy presidente lideraba la Liga de Juventudes Comunistas. Licenciado en Derecho y Economía, Li es hijo de un "plebeyo" y se le vincula con las corrientes más liberales del PCCh. Se hizo cargo de la secretaría en Henan, una de las provincias más pobres de China, y podría suceder al actual primer ministro Wen Jiabao, si mantiene su carácter camaleónico.

Hu, reforzado

De que soplan vientos de cambio en el seno del PCCh, es una muestra la declaración pública de Yu Keping, subdirector de un importante departamento del Comité Central del PCCh. Yu declaró que resulta necesario introducir un proceso democrático en el seno de todas las instancias del partido.

Señaló que mientras se profundiza ese proceso de democratización, las elecciones para los cargos de dirección en los diferentes niveles del PCCh tienen que ser "más competitivas". Incluso, hasta se refirió a que era necesario aplicar en China "valores universales, como los de la libertad, igualdad y los derechos humanos".

En su discurso al inaugurar el congreso, Hu dijo que la esencia de la política democrática socialista china es que el pueblo es dueño del país y "la democracia popular es la vida misma del socialismo". La participación de la población china en el proceso democrático socialista de toma de decisiones es posible, destacó, "pues es necesario escuchar opiniones para elaborar leyes, reglamentos y políticas estrechamente vinculados con los intereses de las masas".

La reestructuración política, como elemento del proceso general de reforma, ha de ser profundizada en paralelo al desarrollo económico y social, "y cuanto más se desarrolle el socialismo, más lo hará la democracia", insistió Hu en su informe al congreso.

Los pronunciamientos de Hu pueden parecer sólo alguna retórica de ocasión, pero resulta interesante que coincidan en varios aspectos con los de Yu Keping, cabeza visible de una tendencia más liberal y reformadora en el seno del PCCh.

Según el profesor luso Romana, la celebración en Pekín de los Juegos Olímpicos, el año próximo, "es una señal más del proceso de democratización, que no tiene vuelta atrás. No es tan rápido como Occidente desearía, pero la evolución de China hacia la democracia es inevitable".

Lo cierto es que el XVII Congreso fortaleció el liderato de Hu Jintao. La dirección comunista china hace años que rompió con el inmovilismo para iniciar un proceso de reformas que, lejos de detenerse o ralentizarse, se profundiza cada vez más. Todo, a ritmo asiático.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.