Actualizado: 17/10/2017 10:31
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

Borrego, Maduro, Chávez

Hombre del Che al equipo de Maduro

La periodista Nora Gámez Torres escribió este perfil-análisis para el diario el Nuevo Herald

Comentarios Enviar Imprimir

El economista cubano Orlando Borrego, quien forma parte de un “equipo especial” nombrado por el presidente Nicolás Maduro para reestructurar la administración pública en Venezuela, es uno de los teóricos del llamado “socialismo del siglo XXI” y ha estado asesorando sobre temas económicos al menos desde el segundo mandato del presidente Hugo Chávez.

Según una entrevista con el periódico Fight Racism! Fight Imperialism!, realizada durante una gira organizada por el grupo Rock Around the Blockade (RATB) en el Reino Unido en 2008, Borrego declaró haber estado personalmente involucrado en “la discusión sobre el modelo o modelos que podrían ser adoptados por la economía bolivariana”.

En el periódico, editado por un grupo comunista de ese país, Borrego mencionó también que se encontraba en ese entonces apoyando la misión Che Guevara en Venezuela y que fue invitado a presentar sobre ese tema en la Asamblea Bolivariana en 2007.

La misión Che Guevara, establecida desde el 2004, “busca transformar el sistema socio-económico capitalista imperante en el país por un modelo económico socialista comunal”, según se lee en su página oficial.

Según Borrego, Chávez estaba muy preocupado por el mal uso de “los mecanismos de mercado” y “las leyes del capital” en los antiguos países socialistas de Europa y que podrían dañar también la economía de la república bolivariana. Chávez “sabía que no podía simplemente copiar las experiencias de otros países, incluidas las de Cuba”, dijo.

Su libro Rumbo al Socialismo, con varias ediciones en Venezuela y citado por el presidente Chávez en su primer Aló Presidente “Teórico” en junio del 2009, presenta una teoría de dirección de la economía socialista que se fundamenta en principios como “el centralismo democrático”, “la subordinación de los intereses individuales a los colectivos” y “la unidad de los objetivos entre el partido, la administración y los sindicatos”.

Según un exfuncionario de los servicios de inteligencia venezolanos, Borrego podría haber estado en contacto con miembros del movimiento chavista desde los años ochenta, cuando muchos recibieron preparación en la Escuela Superior del Partido Comunista “Ñico López”, donde Borrego se habría desempeñado como instructor en temas económicos.

El profesor de la Universidad de Carleton, Archibald R. M. Ritter, quien ha estudiado por décadas la economía cubana, no cree que Borrego vaya a “exportar” las políticas económicas del Che Guevara a Venezuela, las que consideró “un desastre”. “Yo creo que cualquier cubano que viva en la Isla, debe haber aprendido de 50 años de fracasos. Tampoco creo que reproduzca las ideas económicas de Fidel. Si acaso, deberá persuadir a los venezolanos de mantenerse alejados de esas políticas. Otra cosa sería una estupidez”, agregó.

Sin embargo, Borrego es un fiel defensor de las ideas del Che, sobre quien ha escrito varios libros. “Cuando me consultan, siempre estoy en contra de los criterios de mercado…y de acuerdo con las ideas del Che, no porque sean suyas sino porque están basadas en modelos teóricos, históricos”, declaró al periódico británico.

Según consta en el libro del periodista Jon Lee Anderson, Che Guevara: Una vida revolucionaria (1997), cuando este partió a África en 1965, como prueba de amistad, le regaló a Borrego sus tres tomos de El Capital, de Carlos Marx, con una dedicatoria en la que le agradece por su “constancia y lealtad”. “Que nada te separe del camino”, escribió el Che.

Hijo de chofer de taxi y una maestra de escuela de Holguín, Borrego se unió muy joven a la Columna 8 “Ciro Redondo”, bajo el mando de Guevara en el Escambray, en la que fungió como tesorero. En ese entonces era un estudiante de contabilidad.

En 1959, tras el triunfo de la revolución, se encargó de dirigir las finanzas del Regimiento de La Cabaña que llevó a cabo juicios y fusilamientos sumarios. Según su testimonio recogido por Anderson, Guevara lo nombró además juez de un tribunal. Con solo 21 años, la experiencia “fue muy difícil, pues ninguno de nosotros tenía entrenamiento judicial”, dijo.

Tras la desmovilización del regimiento de la Cabaña, Borrego siguió a Guevara en distintos puestos de dirección y llegó a convertirse en uno de sus más cercanos colaboradores. Borrego confesó a Anderson que el Che “había influido sobre él rápidamente”.

Aunque no obtuvo su licenciatura en economía en la Universidad de La Habana hasta 1973, entre 1959 y 1964 se desempeñó como segundo jefe del Departamento de Industrialización, Subsecretario de Industria Básica y luego viceministro primero del Ministerio de Industrias, cargos en los que trabajó en la reorganización de la industria cubana tras las nacionalizaciones.

Bajo el mando del Che, más inclinado al modelo chino y quien criticaba el modelo de “cálculo económico” de los soviéticos por su empleo de mecanismos de competencia capitalista para estimular la producción, Borrego participó en la implementación del “sistema presupuestario de financiamiento” que preconizaba el control centralizado de las empresas, las cuales carecían de fondos propios o de créditos bancarios y se aglutinaron en los llamados “consolidados”.

El sistema debía conducir al desarrollo de la moral socialista, unido a políticas de “estímulo moral” y de “rehabilitación” de funcionarios y prostitutas, en un intento de creación de un “Hombre Nuevo”.

Sin embargo, desde su nombramiento como Ministro de la Industria Azucarera en 1964, Borrego criticó los intentos de Fidel Castro por concentrar todos los esfuerzos en la producción de una megazafra que alcanzara los 10 millones de toneladas de azúcar. Ya en 1965, Borrego advertía sobre los problemas que planteaba esta idea para la industria azucarera en la revista Cuba Socialista.

Tras fricciones con Fidel Castro sobre este tema, Borrego fue destituido en 1968, aunque entre 1973 y 1980 se desempeñó como asesor del Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros. En ese período también obtuvo un doctorado en el Instituto de Economía Matemática de la Academia de Ciencias de la Unión Soviética.

En las últimas décadas, Borrego no había tenido mucha visibilidad dentro de la Isla. Actualmente, ocupa el cargo de asesor del Ministerio del Transporte de Cuba.

Tomado del diario el Nuevo Herald.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.