Actualizado: 18/01/2020 16:08
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

EEUU, Congreso, Trump

«Impeachment» desarticulado

Sobre el proceso de juicio político al presidente Donald Trump en el Congreso de Estados Unidos

Comentarios Enviar Imprimir

La sustitución del mastín ruso por el chihuahua ucranio en la cacería del brujo que entró a la Casa Blanca en 2017 muestra ya resultados comparables a los trofeos de caza de Bob Mueller. Los tres Schifflados pergeñaron dos acusaciones para llevar a Trumpoloco a juicio de residencia (impeachment), pero sin vigor lógico alguno para convencer al número de jueces (senadores) que garantice veredicto de culpabilidad.

1. Abuso de poder

“En uso de las facultades de su alto cargo, el presidente Trump solicitó la interferencia de un gobierno extranjero, Ucrania, en las elecciones presidenciales de 2020 en Estados Unidos”. Esta fue la imputación original del soplón de la CIA, Eric Ciaramella, que los tres Schifflados reciclan pese al tiro de gracia que le dio Trumpoloco sacando la transcripción de su conversación por teléfono con el presidente ucraniano Volodymyr Zelensky:

a) I would like you to do us a favor though because our country has been through a lot and Ukraine knows a lot about it. I would like you to find out what happened with this whole situation with Ukraine, they say Crowdstrike… I guess you have one of your wealthy people… The server, they say Ukraine has it. There are a lot of things that went on, the whole situation. I think you’re surrounding yourself with some of the same people. I would like to have the Attorney General call you or your people and I would like you to get to the bottom of it.

Aquí Trumpoloco insiste en CrowdStrike, la firma de seguridad informática que investigó el hackeo en el Comité Nacional Demócrata (DNC) y concluyó que había sido cosa de Rusia. Trumpoloco cree que hay gato encerrado y que el FBI debió ocupar el servidor, pero sólo bastaba copiar lo que había en todas y cada una de las memorias. Por mucha ignorancia técnica que muestre Trumpoloco, su propósito de llegar al fondo de este asunto no tiene nada que ver con las elecciones de 2020, sino de 2016, que incluyeron interferencia de y desde Ucrania.

b) The other thing, There’s a lot of talk about Biden’s son, that Biden stopped the prosecution and a lot of people want to find out about that so whatever you can do with the Attorney General would be great. Biden went around bragging that he stopped the prosecution so if you can look into it… It sounds horrible to me.

Aquí Trumpoloco aborda otro asunto de interés nacional: el delito confeso de cohecho del vicepresidente Joe Biden —el compañero que atendía Ucrania por la administración Obama— y la corrupción derivable de su hijo como directivo de la firma ucraniana Burisma. Tampoco esto tiene que ver con las elecciones presidenciales de 2020. Por ser ahora candidato a las elecciones primarias de del Partido Demócrata, Biden no queda exento de ser investigado por actos precedentes con horrísono bramar de cohecho y tráfico de influencias.

2. Obstrucción del Congreso

“Donald J. Trump asumió la actitud desafiante categórica, sin precedentes e indiscriminada, de no obedecer a las citaciones y emplazamientos de la Cámara de Representantes conforme a su poder exclusivo de impeachment”. Trumpoloco desafió a los camarones demócratas en los comités de Asuntos de Inteligencia (Schiff) y Asuntos Judiciales (Nadler) a dirimir ante los tribunales la pertinencia de sus exigencias y aquellos no recogieron el guante del desafío judicial. La ironía constitucional es deliciosa: en su obsesión por tachar de dictador a Trumpoloco, una facción política empina el poder exclusivo de impeachment de la Cámara de Representantes como si fuera un poder absoluto y convierte así a este cuerpo legislativo en un instrumento dictatorial que ningunea incluso al poder judicial independiente.

Cuatro Kas al tiro

Zelensky corroboró la afirmación de Trumpoloco acerca de que no hubo presiones y los tres Schifflados alegan sin rastro de prueba que Zelensky miente, como si el mismísimo embajador Sondland no hubiera declarado que Trumpoloco le dijo: “I want no quid pro quo. Tell Zelinsky to do the right thing”. La conversación por teléfono no tiene indicio alguno de exigencia ni de planteo de ninguna condición. Nadie en el gobierno de Ucrania tenía conocimiento de que USA había postergado momentáneamente la ayuda, incluso por razones ajenas a Trumpoloco. Y la ayuda se reinició sin ningún anuncio de Zelensky ni de nadie más en Ucrania sobre la puesta en marcha de las investigaciones solicitada por Trumpoloco.

Pero como los camarones están empeñados en pa’lo que sea contra Trumpoloco, pa’lo que sea, exigieron hasta los registros telefónicos del representante Devin Nunes (R-CA), el periodista John Solomon, el abogado Rudy Giuliani y otros con ánimo de averiguar quiénes fueron sus interlocutores. La rima siguió con la publicación de nombres en el informe oficial sazonados con la especulación de que todos estaban en conspiración con Trumpoloco.

Este y otros ademanes díscolos en procurar pruebas y dar curso a procedimientos traen su causa eficiente de que la intentona concebida con el soplón de la CIA se malogró al salir al ruedo público la transcripción del telefonema. No obstante, los tres Schifflados vomitaron hasta que Trumpoloco “will remain a threat to the Constitution if allowed to remain in office”. Este vómito tiene la fetidez de impeachment preventivo e indica que la indigestión política de la bandería demócrata va más allá del salto mortal en el estómago en 2016 y llega a la disentería por el miedo a que Trumpoloco vuelva a ganar en 2020.

Apéndice: Vindicación del FBI

Entretanto Jim Comey se pavoneó en WaPo con que el FBI cumplió su misión de echar el mastín ruso contra Trumpoloco y su campaña, ya que el Inspector General excluyó en su informe toda motivación política o intención malsana de la Operación Crossfire Hurricane: “While we did not find documentary or testimonial evidence of intentional misconduct on the part of the case agents who assisted OI [Oficina de Inteligencia] in preparing the applications, or the agents and supervisors who performed the Woods Procedures [hasta aquí llega la cita en los medios dizque liberales], we also did not receive satisfactory explanations for the errors or problems”.

Así que el Inspector General no consiguió prueba documental ni testimonio de los propios actuantes sobre sus intenciones más allá de cumplir el deber, pero tampoco recibió explicación satisfactoria de 17 errores flagrantes, entre ellos la falsificación de medios documentales de prueba por el abogado FBIoso Kevin Clinesmith [1]. Comey alegó en WaPo que, como seres humanos, todos cometemos errores. Falta por explicar por qué estos seres del FBI son tan humanos que siempre se equivocaron para joder a Trump.

Coda

La cosa (joder a Trump) hace al nombre (motivación política) si el nombre hace a la cosa. La prueba es el acto mismo. Embarajarlo equivale a plantear que Jeffrey Epstein cometió el error de abusar reiteradamente de ciertas niñas, pero no hay prueba documental ni testimonial de que estuviera motivado por un interés sexual perverso y criminal en esas menores de edad.

Nota

[1] Pillado infraganti, Clinesmith parece ser el eslabón más débil por donde se podría quebrar la cadena del FBI Comeyesco al tirarse de ella con fuerza de investigación criminal.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.