Actualizado: 26/11/2020 16:04
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

EEUU, Miami, Escuelas

La «cagazao» de Carvalho

Una plataforma que dicen costó $15 millones, pero no tenía ni seguridad ni funcionalidad suficientes para arrancar con casi 400 mil usuarios

Comentarios Enviar Imprimir

El superintendente de Escuelas Públicas del Condado Miami-Dade, Alberto Carvalho, se apeó por televisión con que la catástrofe del primer día de regreso a clases, pero virtuales, no trajo su causa de que la plataforma de enseñanza-aprendizaje en línea funcionara mal, sino de problemas de conectividad externa y definitivamente de un ataque cibernético.

Así tenemos una plataforma que dicen costó $15 millones —en virtud de contrato adjudicado sin análisis de concurrencia, al estilo Hunter Biden— pero no tenía ni seguridad ni funcionalidad suficientes para arrancar con casi 400 mil usuarios entre maestros y alumnos, como si hubiera sido diseñada e instalada por ETECSA.

Carvalho se bajó también con algo que se cae de la mata y por eso decirlo es ridículo: “Los estudiantes que no pudieron conectarse debido a estos problemas no serán penalizados”. Detrás de esta tontería queda oculto un problema bien distinto: quienes jamás pensaron en conectarse el primer día no pudieron ser detectados y escaparon libres de ausencia. El otro problema es que muchos otros van a tirar a relajo las clases en línea.

Y otro más estriba en que una inversión tan millonaria no valía la pena si ya se estaba tanteando el regreso a la clase presencial. Los maestros habían salido más o menos del mal paso, impuesto por la pandemia, con clases en línea usando otras plataformas. Sin embargo, el superintendente optó por la súper plataforma My School Online (MOS). Por este “camino correcto” amargó la vida de aquellos con nuevos cursos de adiestramiento a la carrera partiendo de cero, en vez de aprovechar el know-how que ya habían adquirido durante las clases que tuvieron que impartir en línea para cerrar el pasado curso escolar.

Antes de la puesta en marcha fallida de la súper plataforma, muchos maestros venían ya aterrillándose con el estira y encoge típico de la mala planificación en torno a qué podían y debían hacer para dar las clases. Llegaron a pasarse un día montando lecciones y registros para tener que borrar al día siguiente y comenzar de nuevo. El crash técnico se columbraba ya en los desvaríos de la preparación para el ingreso en la MOS, que si dio ganancia a alguien no fue ni a los maestros ni a los estudiantes.

¿Y qué nos entona Carvalho? Pues que sobrevino un ataque cibernético. Así que A luta continua, Vitória é certa. Como si no supiéramos que la cagazao es de Ampanga y data de antes del primer día de clases en línea.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.