Actualizado: 25/01/2022 14:16
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

Bolivia

La misma chola con otra pollera

¿Para qué servirá el referendo revocatorio fijado para el 10 de agosto?

Comentarios Enviar Imprimir

Los comentaristas de la política boliviana tienen delante un tema difícil. ¿Ganará el presidente Evo Morales en el referendo revocatorio (RR) fijado para el 10 de agosto? Pero quizá existe una pregunta aún más difícil: ¿Ganará el pueblo boliviano con el resultado del referendo, sea este cual sea? Veamos algunas circunstancias.

Bandos inconciliables

Si es cierto que los bandos parecen inconciliables y que no pierden oportunidad para apalearse desde los medios de comunicación y más allá, la sinceridad es una de las notas salientes de la discordia.

Recuérdese que con el referendo sobre la revocación del mandatario se decidirá el puesto del vicepresidente y los prefectos, la mayoría de estos últimos, opositores.

El oficialismo, por ejemplo, ha dejado bien claro que junto con ratificar a Morales, su objetivo es desbancar al mayor número de prefectos que le son contrarios, sobre todo en los cuatro departamentos declaradamente autonomistas, tres de los cuales ganaron ya ampliamente sus referendos respectivos sobre autonomía.

Con ancha ventaja sobre el oficialismo, ya obtuvieron victorias Beni, Pando y Santa Cruz, y los pobladores de Tarija irán a las urnas el próximo 22 de junio.

Según el asambleísta Marco Carrillo (de la cuestionada Asamblea Constituyente), ellos "pretenden" que en "La Paz, José Luis Paredes se vaya, y en Cochabamba lo propio".

El político tomó impulso en cuanto a predicciones matemáticas: "mínimo dos; máximo cuatro prefectos" deben abandonar sus puestos si gana la opción de Morales, cuya principal base es el partido Movimiento al Socialismo (MAS).

El ejecutivo, que llama enemigos a casi todos los líderes departamentales, entiende que con la autonomía se busca crear lo que el vicepresidente Álvaro Linera denomina "republiquetas".

Pero frente a la guerra de la propaganda oficial, que no es nada condescendiente, la de la oposición no se queda atrás.

De un tiempo a esta parte, la prensa contraria al Palacio Quemado enumera "los frecuentes atropellos" contra periodistas por parte del MAS, mientras este hace lo mismo, pero al revés.

Pocos días atrás, la organización Reporteros Sin Fronteras criticó a los dos bandos: "Los grupos progubernamentales radicales, lo mismo que las milicias autonomistas, tienen que verse imposibilitados de causar daño", dijo la entidad en un comunicado.

A la cabeza de la violencia en Bolivia, que se despliega la mayoría de las veces en plena calle lo mismo que en ámbitos políticos, están la Unión Juvenil Cruceñista y los militantes del Comité Cívico Popular, entre otras fuerzas.

La forma de gobernar

Ya se sabe que donde las instituciones no funcionan, la democracia es un adminículo inservible. Y si esto se produce en un contexto de profunda crisis económica, difícilmente el voto cumplirá su rol.

Si de mayores culpas se tratara, estas parecen inclinarse hacia la manera de gobernar de Evo Morales, sin que restemos responsabilidad a las respuestas de sus contrarios, prácticamente obligados —en honor a la verdad— por lo desacertado de las maniobras del Palacio Quemado. El periodista Eric del Castillo escribió recientemente:

"La pretensión de imponer un proyecto político hegemónico en la sociedad boliviana, basado en el 'ahora nos toca' de los grupos indígenas y los llamados movimientos sociales, con ingredientes de racismo y exclusión de los no indígenas, ha dividido a la sociedad y establecido un clima de confrontación y pugnacidad".

¿Ganarán los bolivianos?

Es muy común escuchar en Bolivia que "ya no existe principio de autoridad". En esta línea, un editorial del diario La Razón analizaba recientemente que "mareas humanas han ido recobrando la fuerza de otros años y adquiriendo una fuerza casi descomunal", y "lo han demostrado nuevamente en las calles".

Tales marchas atentan contra la misma "gobernabilidad del país", precisa el editorial, y lo peor es que se convocan con extrema facilidad.

De esta suerte, quién asegura que semejante caos y odiosidad acabarán una vez concluido el referendo. El mismo Evo Morales ganó fama y escaló por liderar este tipo de protestas al frente de los cocaleros.

El analista político Juan José Chumacero afirma en El Diario que el "RR es otra cortina de humo y nada más que busca una oxigenación a los dos polos en 'pugna'". Y termina con un sabio dicho popular: "El RR será la misma chola con otra pollera".

Si Morales pierde la consulta, no cambiará su manera de hacer política, que antes de acceder a la primera magistratura venía escoltada por una larga historia de golpes de Estado y presidentes que no concluían sus mandatos. Si gana, no se atisban cambios en el complejo panorama que vive hoy Bolivia.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.