Actualizado: 21/10/2019 9:39
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

Colombia

La papa caliente

América Latina se niega a reconocer a las FARC como una organización terrorista.

Comentarios Enviar Imprimir

El informe técnico de Interpol no puede ser más claro: Colombia no alteró los ordenadores recuperados entre los escombros del campamento de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en Ecuador, el primero de marzo. Otra cosa es la evaluación del contenido sustancial de los 10.000 archivos. Eso lo tiene que resolver la política.

"El culpable determinante son las FARC", dijo el presidente de España, José Luis Rodríguez Zapatero. "Hay una cosa que es evidente y es que lo que representan las FARC, la violencia y el terrorismo que han practicado, no puede dar lugar a que haya una división y un enfrentamiento entre países democráticos y hermanos, como son Colombia y Venezuela", agregó.

Pronunciarse contra el terrorismo parecería evidente pero ningún presidente latinoamericano ha expresado en público, en momento alguno, tan inequívocas palabras respecto a las FARC. Cuando miles de ciudadanos, en toda la región, se unieron a las marchas en todo el mundo contra las FARC, sólo el gobierno de Perú respaldó las protestas. El presidente Alan García recibió al embajador colombiano al mismo tiempo que los manifestantes pasaban frente al palacio presidencial.

El gobierno del presidente Álvaro Uribe debe ahora decidir qué hacer con la información extraída de los ordenadores de las FARC. La mayor parte es condenatoria para la Venezuela de Hugo Chávez y, en menor grado, para el Ecuador de Rafael Correa. Gran parte de la información es, sin lugar a dudas, cierta. Sin embargo, sería un error entregarla a la vía judicial. Ninguna corte del mundo solucionará el conflicto andino. Eso sólo tiene una solución política que, desafortunadamente, aún no reúne las condiciones necesarias. Uribe debería prestar atención al título del editorial del 19 de mayo en El Tiempo de Bogotá: "Papa caliente, cabeza fría".

La política de Uribe es exitosa

Las FARC, para empezar, están en declive, pero no fuera del juego. La política de seguridad democrática de Uribe ha sido mayormente exitosa. Los militares colombianos han recuperado para las autoridades vastas franjas del territorio nacional. Las filas de las FARC menguan: son ejemplos la muerte del segundo al mando, Raúl Reyes, en la incursión del primero de marzo y la rendición —el 18 de mayo— de Nelly Ávila Moreno, la mujer de más rango en la dirigencia. La muerte por un infarto cardíaco del líder histórico, Manuel Marulanda, le propina otro duro golpe a las FARC. Algunos vaticinan mayores posibilidades a un diálogo que libere a los rehenes.

Por otro lado, las FARC cosechan apoyos políticos en América Latina. La izquierda populista se manifiesta en la defensa de las FARC como si estas no medraran con el narcotráfico, los secuestros y la perpetración de violaciones a los derechos humanos de los civiles. Encabezados por El Tiempo, nueve periódicos latinoamericanos han documentado el largo alcance que tienen las FARC en la región. Las llamadas organizaciones de la sociedad civil las están ayudando con reclutamiento militar, lavado de dinero y respaldo ideológico.

Estados Unidos debería abstenerse de catalogar a Venezuela como un Estado patrocinador del terrorismo, aun cuando eso sea exactamente lo que Chávez ha estado haciendo. Vuelvo a la idea inicial: la política importa y América Latina no se apresta a sumarse a Colombia, la Unión Europea, Canadá y Estados Unidos para señalar a las FARC como una organización terrorista.

Así y todo, más adelante podríamos reconsiderar la incursión del primero de marzo —una violación a la soberanía ecuatoriana, de hecho— y decir que no hay mal que por bien no venga. Los 10.000 archivos de información, la ruptura de Ecuador con Colombia y la histriónica movilización de tropas que ordenó Chávez podrían ser el llamado de alerta que despierte a América Latina.

La región se debe comprometer

Decir que Estados Unidos debería mantener su distancia no es suficiente. Tarde o temprano, América Latina tiene que salir al ruedo. Se impone una diplomacia regional fuerte. Si bien no está a la vista un esfuerzo abarcador para la solución del conflicto, semejante al de Centroamérica en la década de los años ochenta, ¿por qué no comenzar poco a poco y ayudar a Colombia y Ecuador a restablecer relaciones?

Los asuntos internos de Colombia, Ecuador y Venezuela pesan mucho en la ampliación del conflicto con las FARC.

-El liderazgo decidido de Uribe le ha ganado muy altos índices de aprobación. Sin embargo, los escándalos de la "parapolítica" —una red nociva entre políticos mayoritariamente uribistas y los paramilitares— involucran a personas muy cercanas a Uribe. Los rumores sobre un tercer período, que requeriría otra enmienda constitucional, no constituyen augurios buenos para la democracia colombiana.

-Con un 62%, los índices de aprobación a la gestión de Correa son menos espectaculares, pero son sólidos. Él ha declarado que no busca una reelección indefinida. Al igual que Chávez, se empeña en la aprobación de una constitución que socavaría los principios de la democracia liberal. Pero a Correa le va bien con la incursión colombiana del primero de marzo: la opinión pública lo apoya ampliamente.

-La popularidad de Chávez ha descendido de forma dramática. Al perder el referéndum del año pasado, perdió su brújula. Sus propias huestes están divididas y la oposición tiene una nueva energía. Las elecciones locales y regionales en noviembre podrían traerle más noticias malas. ¿Será tan peligroso como un león herido?

Sólo el tiempo y la política dirán.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.