Actualizado: 21/11/2019 17:15
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

Venezuela

Los cinco ejes de Chávez

Militarización de la sociedad, injerencia en otros países y provocación a EE UU, entre otros asuntos, forman la agenda actual del gobernante.

Enviar Imprimir

El gobierno venezolano que encabeza el presidente Hugo Chávez desarrolla una estrategia en varios frentes: acelerada militarización de la sociedad, exacerbación del populismo, injerencia en los asuntos internos de otros países de América Latina, provocación constante a la administración norteamericana y control de un importante aparato ideológico y de propaganda en la región.

No se trata de acusaciones inventadas, sino de hechos concretos que pueden ser enumerados.

En lo que se refiere a la militarización, Venezuela ha comenzado un programa de cuatro meses de entrenamiento básico para que la reserva militar se eleve a dos millones de personas, entre hombres y mujeres. Para tener una idea de la dimensión del programa, se debe mencionar que Estados Unidos cuenta con una reserva de aproximadamente la mitad de la que está reuniendo Caracas.

El vocero del Ejército venezolano, coronel Carlos Herrera Jiménez, declaró que cerca de un millón y medio de venezolanos se han inscrito recientemente para ser reservistas. Herrera dijo que el tipo de guerra que Venezuela quiere encarar es una como la de Irak, "donde toda la población se está levantando en contra de un agresor extranjero".

Otras pruebas de este proceso de militarización han sido la compra a Rusia de 100.000 rifles de asalto (Kalashnikov) y el anuncio de que en un futuro próximo estos podrían ser producidos en fábricas venezolanas. A esto se unen las continuas provocaciones a la administración norteamericana, porque Chávez también tiene que justificar estas movilizaciones militares debido a los "peligros" de una invasión.

Amistades peligrosas

El pasado 17 de febrero, el gobernante venezolano amenazó con cortar los suministros de petróleo a Estados Unidos. "El Gobierno de Estados Unidos debe saber que si se pasan de la raya, no van a tener petróleo venezolano. Ya comencé a tomar medidas al respecto, pero no voy a decir cuáles", dijo Chávez.

Estas declaraciones fueron la respuesta a otras de la secretaria de Estado norteamericana, Condoleezza Rice, ante el Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes, y en las cuales advirtió que las afinidades de Caracas con La Habana y Teherán han convertido a Venezuela "en un peligro".

Chávez ya anunció que se propone realizar una nueva visita a Irán, y el embajador iraní en Madrid, Morteza Alviri, resaltó recientemente las "relaciones especiales" que Teherán mantiene con los dos gobiernos latinoamericanos. Castro y Chávez han reiterado su apoyo al régimen de los ayatolás para que lleve adelante su programa nuclear. También una fórmula para provocar a Washington.

Con respecto a la injerencia en los asuntos internos de otros países de América Latina, muy pocos son los que dudan que la campaña electoral del actual presidente boliviano, Evo Morales, estuvo financiada por Chávez. Cuando el venezolano estuvo en La Paz, fueron tantos "los consejos" a Morales, que hasta provocaron algunos roces con el nuevo mandatario.

El pasado 15 de febrero, el candidato populista a la presidencia de Perú, Ollanta Humala, declaró en una reunión de empresarios que Chávez "será un aliado financiero", si él resulta electo. El presidente del gremio empresarial peruano, Gastón Pacheco, confirmó que en esa reunión Humala ratificó la afinidad ideológica con Chávez y que éste "goza de una posición financiera interesante".


« Anterior12Siguiente »