Actualizado: 07/07/2020 14:33
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

Ecuador

Los polos del populismo

Casi diez millones de ecuatorianos elegirán presidente este domingo, entre Álvaro Noboa y Rafael Correa.

Enviar Imprimir

Este domingo se realizará la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en Ecuador, en medio de un ambiente de incertidumbre política alimentado por la prohibición legal de difundir encuestas. Están convocados para ir a las urnas 9,1 millones de ecuatorianos, con el fin de designar al sucesor de Alfredo Palacio a partir del 15 de enero de 2007.

La imposibilidad legal de revelar sondeos de opinión ha sido superada por los avances tecnológicos en los sistemas de comunicación, y diversas encuestas han trascendido por medio de correos electrónicos, lo que ha generado gran incertidumbre al favorecer, indistintamente, a los dos candidatos.

En otras encuestas, en cambio, están igualados el multimillonario empresario Álvaro Noboa, del Partido Renovador Institucional Acción Nacional (PRIAN), y el economista Rafael Correa, del movimiento Alianza País.

Algo de cierto debe existir en este eventual final muy reñido, cuando el diario cubano oficialista Granma se muestra cauteloso y no canta victoria anticipada para el populista de izquierda Correa, públicamente apoyado por el mandatario venezolano Hugo Chávez.

En su edición del pasado 18 de noviembre, el Órgano del Comité Central del Partido Comunista de Cuba dejaba constancia de que "encuestas de última hora vaticinan una cerrada disputa en la segunda ronda de los comicios ecuatorianos del 26 de noviembre, debido a un anunciado empate técnico entre los candidatos Álvaro Noboa y Rafael Correa. Según los resultados de CEDATOS, Noboa acapara el 52% de la preferencia electoral frente al 48% de Correa, pero el margen de error de este estudio alcanza el 4%, lo cual indica un empate técnico".

El invitado incómodo

El presidente venezolano Hugo Chávez se ha convertido en un invitado incómodo en la campaña electoral de Ecuador, donde casi no hubo un día en que su nombre, por una u otra razón, no fuera mencionado. Todo comenzó hace meses, antes de que arrancase la campaña electoral, cuando Correa se reunió con Chávez en Venezuela e, incluso, durmió en la casa de sus padres.

El pasado 7 de noviembre, en plena campaña electoral ecuatoriana, el presidente Chávez, sin dar nombres pero aludiendo a Noboa, dijo en un acto público que éste es "el hombre más rico de Ecuador, el rey de las bananeras, que explota a los trabajadores, que explota a los niños y los pone a trabajar, no les paga prestaciones".

Asimismo, Chávez dejó la duda en cuanto a la limpieza del proceso electoral en Ecuador, al anotar que Noboa, postulado por el PRIAN, era cuarto en las encuestas y, "de repente, aparece en primer lugar en primera vuelta".

Las expresiones de Chávez obligaron al canciller ecuatoriano, Francisco Carrión, a convocar a su despacho al embajador de Venezuela en Quito, Oscar Navas, para protestar por la "injerencia", pero descartó que la situación haya afectado las relaciones entre ambos países.

Unos días después, Correa calificó de "inoportunas" las declaraciones del mandatario venezolano.


« Anterior12Siguiente »